Uno de los anuncios más inesperados hechos este año fue el de la secuela de The Legend of Zelda: Breath of the Wild de parte de Nintendo. Estábamos en el E3, viendo el directo de esta compañía, esperando alguna sorpresa, y nos llegó su anuncio.Por desgracia, fue más una declaración de “eh, que existe” que un anuncio detallado.

De hecho, desde entonces no hemos tenido más noticia sobre el juego, que está actualmente en desarrollo y suponemos que está aún lejos de su llegada. Pero quizá esto último no sea del todo cierto. Al menos si nos fijamos en los supuestos planes de Nintendo.

The Legend of Zelda: Breath of the Wild 2 quizá no esté tan lejos

Nintendo no ha dicho mucho más sobre este The Legend of Zelda: Breath of the Wild 2 aparte de que buscan crear nuevas experiencias jugables y seguramente volver a sorprendernos. Pero hay una persona que supuestamente sabe más y lo ha contado.

El usuario Sabi de Twitter ha compartido en una serie de tweets los supuestos planes de la compañía. Y en vez de detalles como suelen ser la mayoría de las filtraciones, tan solo habla de su lanzamiento, del que no sabemos nada. Bueno, pues él asegura que está a solo unos meses de distancia.

Según sus publicaciones, Nintendo tendría previsto estrenar esta secuela en 2020. Y deja claro que estos son planes reales, no especulación, aunque ya sabemos la calidad de las filtraciones. Sin embargo, también añade que quizá no veamos este juego en la fecha prevista ya que los títulos de Zelda son muy dados a retrasarse ya sea interna o públicamente.

Es decir, el desarrollo se está dirigiendo hacia un lanzamiento para el año que viene, aunque estas ventanas internas suelen variar muy a menudo sin que los usuarios lo sepamos por cualquier razón común. Así que no debemos tomar esta fecha como un referente ya que cualquier cosa podría hacerla cambiar.

Sin embargo, si el desarrollo va bien, quizá se animen a anunciar una fecha de lanzamiento dentro de lo previsto, aunque luego pueda retrasarse. En tal caso, la llegada de nuevos detalles sobre el juego no debería estar lejos y, con suerte, no tengamos que esperar años hasta ver el resultado.