Al hablar de juegos shooter y bélicos es inevitable pensar en Call of Duty. Una de las franquicias más famosas tanto del mundo de los videojuegos como de Activision es también una de las que más contenido y juegos trae a los jugadores.

Siguiendo un ritmo de prácticamente una entrega anual, su éxito no se rebaja y su último juego CoD: Black Ops 4 sigue siendo uno de los más vendidos a pesar de llevar ya un tiempo en el mercado. Sin embargo, parece que las cosas no van como se planeaba y eso ha derivado en nuevas opciones para la franquicia.

Una nueva forma de jugar a Call of Duty: gratis

De acuerdo con un informa, el guionista Jason Schreier ha mencionado que a pesar de haber tenido unas buenas ventas, Call of Duty: Black Ops 4 no llegó a tener los ingresos que los ejecutivos de Activision esperaban.

Por ello, la compañía consideró hacer un cambio en su formato y añadir un componente free-to-play a la entrega de este año, la que se rumorea que será Modern Warfare 4.

Así lo ha comentado Schreier, aunque también ha agregado que la idea no es algo fijo y hay cierta oposición dentro de Activision:

Internamente, los ejecutivos de Activision han comenzado a hablar sobre adoptar el free-to-play como un modelo de ingresos y, según tres fuentes, están buscando ofrecer un componente free-to-play para el nuevo de este año Modern Warfare 4.

De ser cierto, sería todo un hito para la compañía y la franquicia. Activision no es un estudio que sea muy receptivo con el juego gratis o free-to-play, por lo que añadirlo para su mayor franquicia, Call of Duty, será todo un hito y un gran cambio con el que esperan alcanzar ese deseado éxito un año más.

Hay que adaptarse a las nuevas necesidades

CoD: Black Ops 4, lanzado el año pasado con un modo Battle Royale y sin una campaña por primera vez en la serie, consiguió ganar 500 millones de dólares en su primer fin de semana a la venta, superando a cualquier otra entrega anterior.

Sin embargo, este año Activision reveló que el título no cumplió con las expectativas de la compañía al no mantener el flujo de ingresos que se esperaba, sobretodo en el cuarto trimestre de 2018.

Con el añadido de un componente free-to-play, seguramente el nuevo Call of Duty sea un mayor éxito y no solo en su lanzamiento, sino que también en su largo periodo de vida, algo más complicado de conseguir. Y si todo va bien, quizá acabe llegando esta práctica a anteriores entregas.

Por otro lado, Activision ha optado por no hacer declaraciones sobre lo comentado, por lo que no podemos asegurar que sea totalmente cierto. O, de serlo, que se acabe llevando a cabo. Son ideas que parecen surgir con más fuerza pero que dependen de muchos factores, y nosotros solo podemos esperar para ver en qué acaba.

Quizá no tardemos en conocer el destino de Call of Duty puesto que en el E3 2019 habrá un panel dedicado a la franquicia donde todo apunta a que se dará a conocer la primera entrega. Esto podría supones que llegará con los primeros detalles y quizá entre ellos se encuentre el elemento free-to-play.

Por otro lado, mirando todavía más al futuro, ya se está hablando sobre la entrega de 2020. Y es que hoy mismo os contábamos que lo siguiente que podríamos ver de Call of Duty sería un Black Ops 5 de mano de Treyarch tras supuestas tensiones entre Raven Software y Sledgehammer Games.

Fuente.

¿Quieres comentar esta noticia? Puedes unirte a nuestro CANAL DE DISCORD