La nueva generación ya ha llegado al mercado. Cada semana, Famitsu desvela los datos de ventas de videojuegos y consolas en Japón. El pasado día 10 se estrenaba la Xbox Series X/S, mientras que dos días después llegaba PS5 (recordemos que a España y otras muchas regiones será el 19 de este mismo mes).

Y ahora, Famitsu ha podido dar los primeros datos de ventas allí. A continuación, el resultado de la primera semana de las nuevas consolas en el mercado japonés. Aunque es necesario apuntar, antes que nada, que estamos en una situación especial, con muchas cuestiones a tener en cuenta al analizar las cifras.

PS5 arrasa en su primera semana en Japón

118.000 unidades PS5 (sin distinción entre la opción con y sin lector) han sido vendidas desde el pasado 12 de noviembre en Japón, en sus primeros cuatro días de vida. En el caso de Xbox y sus Series X y S, según Famitsu estaríamos hablando de 21.000 entre ambas. De momento no tenemos cifras de las dos opciones de cada compañía por separado.

Sin embargo, estos datos no nos dicen demasiado. Sí, debemos entender que el mercado japonés sigue apostando por PlayStation. Pero, para empezar, si atendemos a los datos de hace siete años, Sony lograba vender en sus primeros días 300.000 unidades de PS4. 

Pero en ese caso la consola llegaba con unos meses de retraso al mercado japonés. Además, no conocemos los datos de stock de PS5 y Xbox Series X/S. Solo conocemos que, al abrirse las reservas, las existencias se agotaron en cuestión de minutos en ambos casos.

En los próximos meses, cuando vayan llegando más unidades al mercado, estos datos deberían crecer bastante, y podremos ver cómo progresan realmente las ventas de ambas compañías. Por tanto, no debemos tomar las cifras conocidas hasta ahora como un indicador real.

Por otro lado, también hemos podido conocer las ventas de los dos grandes juegos que han llegado a PS5. Demon’s Souls Remake y Marvel’s Spiderman: Miles Morales han alcanzado cifras similares, 18640 el primero, 18607 el segundo.

¿Qué opináis? ¿Cómo creéis que evolucionarán las ventas en el futuro?