Si hablamos de juegos de rol, o RPG, seguramente se nos venga a la mente nombres como Final Fantasy, Fire Emblem, Dragon Quest y por supuesto Ni No Kuni, que nos enamoró en su segunda entrega, Ni No Kuni 2: El Renacer de un Reino, y que nos ofreció Bandai Namco en marzo del año pasado.

Desarrollado por Level 5 en colaboración con el – nunca suficientemente alabado – Studio Ghibli, se trató de la secuela de un juego que ya data de 2011 y que salió para PS3 y Nintendo DS y que tal vez alguno se quedase sin jugar, o sí lo hizo pero el recuerdo le queda lejano.

Siguiendo la moda que ha marcado esta generación, las tres compañías se han reunido para traernos una versión remasterizada de este primer Ni No Kuni: La Ira de la Bruja Blanca. Aunque ya te ofrecimos hace unos días su análisis en texto, hemos querido acompañarlo también de un vídeo en el que su analista, Hugh Belmont, ha querido compartir sus conclusiones de viva voz.

¿Queréis conocer su opinión sobre este regreso? No os robo más tiempo entonces, aquí lo tenéis:

Ni No Kuni: La Ira de la Bruja Blanca Remastered

La tragedia da paso a un mundo maravilloso en Ni no Kuni: La ira de la Bruja Blanca para PlayStation 3. Cuando Oliver pierde a su madre en un desafortunado accidente, ni se imagina que la aventura de su vida está a punto de comenzar.

Mientras hace unos apaños con su mejor amigo en un coche casero, Oliver, de 13 años, no sospecha que están a punto de provocar una reacción en cadena. Al arrancarlo por primera vez, el coche se precipita al río con Oliver al volante y su madre, Allie, se lanza a rescatarlo. Pero el débil corazón de Allie falla segundos después de salvar a su hijo. Tras la tragedia, Oliver cae en una profunda desesperación.

De alguna forma, las lágrimas de dolor del chico hacen que su peluche favorito, Drippy, cobre vida. Y eso no es todo: el muñeco con un farol en la nariz procede de un mundo paralelo que puede tener la clave para que Allie vuelva a la vida.

Sin embargo, algo se interpone en el camino de Oliver: un espíritu maligno llamado Shadar amenaza con destruir el mundo de Drippy. Si Oliver quiere volver a ver a su madre, antes tendrá que salvar el hogar de su nuevo amigo.

Ni No Kuni: Wrath of the White Witch Remastered ya está disponible en PlayStation 4 y Nintendo Switch.