Ni No Kuni: La Ira de la Bruja Blanca Remastered, el afamado título de JRPG creado por la dupla conformada por Level-5 y Studio Ghibli se publicó el pasado 20 de septiembre del 2019 de la mano de QLOC y Bandai Namco.

Ahora llega a tres plataformas de actual generación, y dos de estas reciben la versión mejorada y retocada, mientras que la tercera recibe una edición portátil sin mejoras.

Debo decir que me declaró un auténtico neófito tanto del mundo de Ni No Kuni como en su modo de juego, en su lanzamiento original para occidente en enero del 2013 para la PlayStation 3 fui esquivo en probarlo. Hoy en pleno 2019 la vida me da una segunda oportunidad para sumergirme en esta obra artística.

Historia: Es un juego que te ayuda a guiar al joven protagonista a superar su depresión.

La narrativa empieza presentando a Oliver, un alegre infante con 9 años de edad que de manera imprevista sufre la pérdida de su madre.

El último recuerdo dejado por su mamá cobra vida y se presenta como Drippy, este le dice que es posible traerla de nuevo a la vida, ya que comparte alma con la Gran Sabia Alicia que fue capturada por el malvado hechicero Shadar.

Las palabras de Drippy le devuelven la esperanza a Oliver, que se encuentra abrumado por la tristeza, por lo que acepta unirse a este peculiar gran maestre de los duendes y viajar a ese mundo mágico para salvarlo de las manos de la Bruja Blanca y del maligno hechicero Shadar.

Gráficos: Cumple lo prometido sin condiciones

En su apartado gráfico, gratamente el juego corre a 1080p y a 60 fotogramas por segundo (FPS) en una PlayStation 4 normal, con opciones de 4K/30 fps o 1440/60 FPS en la PS4 Pro.

En este aspecto me permito decir que tras haber jugado durante 40 horas en PS4 (la PS4 Slim), la promesa se cumple, el juego corre a 60 cuadros por segundo.

Sin embargo, sufre de pequeños hipos en momentos muy precisos como al rotar la cámara en el mapa mundial, y otras situaciones no muy recurrentes que si no eres muy observador pasarán desapercibidas.

Se nota un leve discorde al pasar a las escenas de animación clásica que se ven a 30 FPS. En cualquier caso el título presenta unos gráficos muy bellos, especialmente con sus cinemáticas donde podemos ver en todo su esplendor esos diseños tan vistosos que solo el estudio Ghibli es capaz de ofrecer.

Modo de juego sistema de combate muy simple pero complejo para dominar

A primera vista el mundo de Ni No Kuni destaca por sus altos niveles de producción, que a pesar de tener un poco más de seis años de antigüedad, se siente fresco. Cuenta con una jugabilidad de acción RPG que al principio se siente ligeramente tediosa, pero con una curva de aprendizaje no muy complicada de superar.

Oliver tiene varios comandos que puedes usar al hacer girar el círculo que los contiene. Puedes seleccionar Atacar, Defender, Objetos, Hechizos y Huir, concretamente estas son las opciones que tienes al empezar el juego.

Cuando elijes uno, un pequeño reloj aparece en la pantalla mostrándote cuánto tiempo durará el comando hasta el momento de poder seleccionar otro.

Puede sonar complicado, pero en la práctica lo dota de un reto a la creatividad a fin de mantener el dinamismo en los combates.

Ahora, al tener aliados en combate desde luego que no se puede controlar a todos, aunque el sistema te brinda un listado de tácticas a las cuales someter a tu grupo al momento de luchar, y así te puedas dedicar a lo tuyo mientras tus compañeros te apoyan atacando o salvándote el “culo” mientras repartes estopa.

Puedes cancelar en cualquier momento la acción escogida pero con una suave penalización

La inteligencia artificial está bien lograda, a tal nivel que hubo momentos en que pensé tener la batalla perdida y sorprendentemente mis compañeros me rescataban, incluso daban ese extra que se necesita para tener contra las cuerdas a los jefes.

En mi experiencia, hubo momentos en los que necesité grindear o levelear para subir la fortaleza de mi equipo. Aunque dejé de hacerlo cuando me percaté que con una buena estrategia puedes derrotar a los enemigos fuertes.

Los calabozos y sus acertijos son sencillos si pones atención, esto sin llegar a ser frustrante si no los resuelves rápidamente.

Por otro lado, si te gustaría hacerte con el trofeo platino de este juego te adelanto que sus trofeos no son difíciles, más bien son tediosos en ser conseguidos, sin llegar a ser considerados imposibles.

Sonido

Ni No Kuni La Ira de la Bruja Blanca Remastered desde su menú principal te da la opción de elegir entre su doblaje japonés o inglés, no así con los subtítulos e interface, estos por alguna extraña razón son afectados por el idioma de tu consola.

En nuestro caso los textos están completamente en castellano, cosa que debería poderse configurar a tu gusto desde el juego.

La banda sonora fue compuesta por Joe Hisaishi e interpretada por la Orquesta Filarmónica de Tokio, desde el inicio se nota la calidad de la música que acompaña muy bien los momentos de lucha, de diálogos y de exploración. En ningún momento se pierde la armonía que crea y ni se vuelve monótona o fastidiosa.

Duración: Más que lo justo para contar su historia

Cuando se habla de un JRPG, el tiempo de juego siempre será basto sin importar que le hagas caso a las misiones secundarias. Sin temor a decirlo te puede consumir las 80 horas, y si atiendes las secundarias el tiempo se puede incrementar enormemente.

Atinadamente el título llama misiones de recadero a las secundarias, que en su mayoría son curiosas y ricas en narrativa, te explican el panorama que se vive en este otro mundo místico, además de que no te sientes como un extraño en esta fantasía al ver que la gente tiene problemas que, casualmente, tú puedes ayudar solucionarlos si lo deseas.

Conclusión

Muy probablemente te hayas sentido abrumado por saber su potencial duración de 80 horas, permíteme decirte que dejando por un lado su duración, el mundo de Ni No Kuni es muy entretenido y su historia te engancha desde el inicio, su modo de juego es tan incluyente que cada minuto que le inviertes sientes que vale la pena.

Si eres nuevo en las obras creadas por Studio Ghibli, Ni No Kuni La Ira de la Bruja Blanca Remastered es una excelente oportunidad para maravillarte con las historias del estudio nipón. Por el contrario, si eres un ávido seguidor del trabajo de Studio Ghibli, este título editado por Bandai Namco es un indispensable en tu haber.

Ni No Kuni ofrece a los jugadores una experiencia sin igual como cualquier RPG. Eres transportado de vuelta a la inocencia infantil llena de monstruos, magia y misticismo; pero al mismo tiempo te verás inmerso en una historia emocional con un protagonista que lidia con sus más profundas emociones.

Si hay una lección que aprender, esa sería no dejarse vencer por los momentos tristes, afrontar la adversidad con alegría y amar la vida.

Finalmente, si eres como como yo, que no lo jugaste en PlayStatión 3, este es tu momento de probar este título en PlayStation 4, verás que vale cada céntimo de tu dinero.

Dónde comprarlo