Hoy mismo dejamos atrás 2019, un año maravilloso – y ya van… – en lo que a videojuegos se refiere, y que ha resultado muy beneficioso para Sony y su PlayStation 4, la consola más vendida de la actual generación.

Una consola que cuenta con un catálogo envidiable de juegos exclusivos y grandes third parties, con varios modelos y a precios interesantes. Si estáis pensando en haceros con una, pasaros por nuestra guía de compras de Navidad a ver qué encontráis.

La compañía japonesa ha querido terminar el año con un vídeo que repasa lo mejor que nos ha dejado 2019 para PS4, y lo podéis ver a continuación:

Lo mejor de PlayStation 4 en 2019

En el vídeo, de poco menos de dos minutos, se dejan ver grandes éxitos de la consola, muchos títulos exclusivos como Days Gone, MediEvil o el gran Death Stranding, pero también varios multiplataforma de éxito.

Y es que en PS4 nos podemos encontrar títulos tan queridos y populares como Devil May Cry 5, Star Wars Jedi: Fallen Order, Call of Duty: Modern Warfare o el alabado por la crítica A Plague Tale Innocence.

Tampoco faltan los éxitos multijugador como APEX Legends, el siempre divertido Crash Team Racing: Nitro Fueled o la calidad de los desarrollos japoneses liderados por Kingdom Hearts 3, Resident Evil 2 Remake o Monster Hunter World: Iceborne.

Death Stranding 12

Son tantos que se tarda en numerarlos, pero en el vídeo podemos ver una gran selección, títulos que han llenado nuestras horas de diversión, que nos han sorprendido, emocionado y entusiasmado. Así reza la descripción del vídeo:

¿Cuál ha sido tu momento favorito?”Nuevos héroes e iconos que vuelven. Aventuras frescas y clásicos reimaginados, batallas épicas que ganar y mundos extraños que descubrir. El 2019 ha sido un año increíble para los videojuegos en PlayStation. ¿Cuál ha sido tu momento favorito?

Un gran año para PS4, a la que todavía le quedan grandes títulos por recibir en 2020, que terminará con la llegada de su sucesora, PlayStation 5. Si 2019 ha sido un año grande para el Sonyer… el año que ya llega promete ser apoteósico.