Podemos decir de seguro que la evolución que Microsoft tiene en mente para sus consolas es diferente del concepto que tiene el resto. Mientras que Sony y Nintendo buscan evolucionar, Xbox quiere crear una única plataforma en la que se pueda jugar desde diferente hardware.

Esto quiere decir que la nueva Xbox Series X no dejará atrás a Xbox One sino que se complementará. De ahí su propio nombre, que indicar que la consola es inclusiva dentro del entorno de juego que ya tienen creado. Y un elemento clave para conseguirlo es la compatibilidad.

De esto y de muchas otras cosas ha hablado Matt Booty, trabajador en Xbox que sabe muy bien qué es lo que le espera a la marca en el futuro.

Xbox Series X no supondrá un salto total sino una transición que beneficie a todos los jugadores

En una entrevista con MCV, Booty ha hecho hincapié en la compatibilidad. Como hemos dicho, se trata de algo muy importante si quieren mantener esa idea de comunidad unida. Y lo que nos ha contado es precisamente esta idea.

Durante el lanzamiento de Xbox Series X, en lugar de tener un “exclusivo Xbox Series X” habrá un “exclusivo Xbox”. Esto indica que los juegos first-party estarán disponibles en todas las plataformas de Microsoft, tanto las nuevas como las antiguas. Lo dicho, una sola plataforma de juego.

A medida que salga nuestro contenido durante el próximo año, dos años, todos nuestros juegos, más o menos como en PC, jugarán arriba y abajo en esta familia de dispositivos. Queremos asegurarnos de que si alguien invierte en Xbox entre ahora y Series X sienta que ha hecho una buena inversión y que estamos comprometidos con ellos con el contenido.

Esta idea es muy buena, pues a estas alturas cuántas veces habremos oído eso de “no me compro PS4 porque dentro de poco va a salir PS5 y no merece la pena”. Si piensas esto con Xbox estás muy lejos de la realidad, pues el cambio de generación no afectará a la actual ya que tendrán los mismos juegos. Incluso se podrán utilizar los mismos mandos.

Microsoft se prepara para recibir exclusivos, pero no piensa en comprar más estudios

Para crear un futuro potente Microsoft está aprendiendo de sus errores y se está creando una cartera de estudios muy importantes para destacar en eso que quizá haya flojeado más en el pasado: los juegos exclusivos. Y es que en estos últimos meses ha estado comprando algunos de los estudios más potentes.

Actualmente hay 15 estudios bajo el paraguas de Xbox Game Studios y todos ellos ayudarán a crear un gran catálogo de exclusivos first-party para estas consolas. Por ello, el seguir comprando estudios no es necesario para seguir avanzando, pero la idea sigue estando muy presente.

Puede o puede que no adquiramos más estudios en el futuro. Pero creo que hemos llegado a un punto en el que habíamos pasado por una fase de agregar nuevos estudios. Y eso es mucho trabajo para asegurarnos de que los estudios se aborden correctamente, de que nos aseguremos de que todo el mundo se siente seguro.

xbox3

Al final, el objetivo principal es tener una “lista constante de juegos”. Y es que esto es básico para mantener a la gente enganchada a tu consola y que no sientan la necesidad de pasarse a la competencia. Para Booty, esto significa lanzar un juego cada tres o cuatro meses tal y como comentó en el pasado.

La teoría de Microsoft está muy bien, pero habrá que ver qué tal lo hacen en la práctica. De partida parece que PlayStation 5 no saca mucha ventaja a Xbox Series X ni viceversa, así que es un momento clave para captar adeptos de cara a la revelación completa de ambas consolas.

Por otro lado, Sony cuenta con muchas IPs exclusivas muy queridas que podrían ver nuevas entregas en la próxima generación, así que Microsoft se va a tener que esforzar seriamente para ganarse la confianza y la atención de los jugadores si no quiere volver a perder en este aspecto. Por el momento la idea que nos transmite es muy buena y ya cuentan con un gran atractivo, la secuela de Hellblade: Senua’s Sacrifice.

Fuente.