Vivimos una generación en la que cada vez es más habitual que los juegos lleguen a las tiendas incompletos, casi “rotos”, acompañados de grandes parches que, en el mejor de los casos, se lanzan el primer día de lanzamiento (los famosos parches Día Uno) y solucionan la mayoría de problemas.

En estos últimos años hemos visto de todo, parches obligatorios, actualizaciones que superan en tamaño al juego inicial… a veces estos parches tardan unos días en llegar cuando el juego ya está a la venta, otros solo arreglan una pequeña parte y solo semanas, incluso meses más tarde terminan por completar un juego que claramente salió a la venta incompleto.

¿Preferimos parches del día 1 o retrasos?

Algunas compañías se han acostumbrado a utilizar estos parches para evitar retrasar el juego, lanzarlo con la fecha prevista y utilizar las actualizaciones para todo lo que no haya dado tiempo a incluir.

Los retrasos siempre son un bajón para los usuarios, una noticia que nunca se acoge bien, ya lo vimos con The Last of Us Parte 2 que incluso puede afectar a otros lanzamientos exclusivos. Hablamos de ello en este vídeo por si queréis saber más sobre este retraso y sobre varios más de Ubisoft.

Seguro que los impacientes querrán el juego a tiempo y descargar el parche el primer día, que hoy en día con las velocidades de conexión suelen ser altas, pero otros querrán disfrutar de la experiencia completa sin depender de un parche, como antaño.

En el siguiente vídeo, que nos trae esta vez Hugh Belmont, hablamos sobre las dos alternativas, ¿retrasos o parches del día 1? ¿Qué es mejor?

Desde All Gamers In os queremos animar a que le deis “Like” al vídeo y os suscribáis a nuestro canal, pues además de este iremos subiendo otros contenidos interesantes, como vídeos de juegos en la mejor calidad, noticias de la semana y muchas sorpresas. ¡Nos vemos, nos leemos y nos escuchamos!