God Hand es un videojuego del género de los beat´em up que puede ser un ejemplo a seguir a dia de hoy. Amado por muchos, pero también odiado por otros. Sea como fuere, en el día de hoy analizaremos esta hermosa joyita que en su día cambió todo lo visto en hasta ese momento en lo que a jugabilidad se refiere; y es que God Hand ha logrado que yo hiciera algo que no hago regularmente con los demás juegos: “Re jugarlo”.

Generalmente, al terminar la historia de un juego termino aburriéndome y lo dejo pasar, pero con God Hand la cosa fue diferente. Recuerdo haberme terminado God Hand cuando tenía cerca de doce años un total de dos veces, una vez con el juego en japonés y la siguiente en inglés, pero a pesar de lo que pueda parecer, nada de eso impidió que lo completara en ambas ocasiones.

Hace un par de meses decidí volver a probar el juego para revivir esa gran experiencia y llegué a terminarlo dos veces más, algo que no acostumbro a hacer con otros títulos… Entonces, ¿qué fue lo que me llevó a hacerlo?

Bueno, en esta ocasión analizaremos varios puntos por lo que, a mi parecer, God Hand fue el título que pudo llegar a revolucionar o cambiar el género de los videojuegos beat ‘em up y ser un ejemplo a seguir para otros.

La visión de Clover Studio

Antes de pasar a hablar sobre God Hand conozcamos a Clover Studio la empresa detrás de esta grandiosa obra.

Corría el año 2006 y la talentosa desarrolladora pasaba por varios problemas económicos que amenazaban con un inminente cierre por parte de Capcom. A pesar de todos estos problemas, Clover decide lanzar God Hand, un videojuego que cambiaría todo lo visto anteriormente en los títulos estilo beat ‘em up.

Si bien God Hand no fue muy bien recibido por la crítica (teniendo la paupérrima calificación de 3.0 en IGN) y terminó arrastrando al descanso eterno a esta querida desarrolladora, ocurrió todo lo contrario en la comunidad gamer, llegando incluso a ser uno de los videojuegos más queridos y amados, lo que le llevaría a convertirse en un referente.

Clover Studios se ha catalogado como una de las desarrolladoras de culto por haber hecho juegos muy originales, solo hay que ver el caso de su título más conocido: “Okami”, que a pesar de todos los años a sus espaldas sigue dando señales de vida y se niega a morir, con su salida en versión HD en 2012 para la Ps3 y en 2017 para Pc, Xbox one, PS4, Nintendo Switch, todo esto gracias a la excelente implementación de sus mecánicas jugables – muy bien conseguidas – junto a un hermoso estilo artístico.

El talento de Clover era algo indiscutible, solo hay que ver el éxito que hizo su anterior juego Viewtiful Joe, el cual muchos recordaréis si sois de la vieja escuela; con ver su título y portada ese juego ya podías ver que su objetivo era de divertir al jugador más que cualquier otra cosa.

Primero golpea, luego pregunta

Una vez Jonh Carmack (uno de los principales desarrolladores de Doom) dijo:

La historia en un videojuego es como la historia en una película porno. Se supone que debe estar ahí, pero no es realmente importante.

Creo que esa frase resume muy bien de qué va el juego. Primero empieza con una cinemática de menos de 1 minuto y luego nos lanza a la acción sin explicarnos nada de nada, y eso se debe a que es uno de los apartados que menos profundizaron y que pudieron trabajar más

Y es una lástima, ya que el argumento pareciera que solo se eligió para explicar por qué nuestro personaje puede hacer movimientos surrealistas y muy impresionantes.

Una de las cosas en cómo se desaprovecha es su manera de contarla, ya que hasta el mismo origen del brazo y el conflicto que ocurre por este, se nos explica por medio de una Rocola que en ningún momento se nos da indicio de su existencia, y mucho menos que contiene esa información.

A pesar de que ese fragmento de historia se nos podría mostrar al principio de la aventura, ya que debería ser una de los hilos argumentales principales y la razón de que los demonios estén cazando ese brazo, God Hand decide pasar de eso y ponerla en segundo plano, como si de la descripción de un objeto se tratase.

A pesar de todo eso, la historia de God Hand llega a ser bastante entretenida, interesante y original por el simple hecho de que alguien sea poseedor de un brazo con el poder de un Dios, a lo que también funciona como un alivio entre secciones de la aventura, dándonos así un descanso de toda esa acción y frenetismo que ocurre, e incluso ofreciéndonos varias sorpresas a lo largo de la aventura.

Un chiste hecho un videojuego

Una de las cosas que más caracterizan a esta hermosa joyita es su sentido del humor, y es que lo tiene todo claro desde el principio, no busca ser un videojuego serio, buscar ser un entretenimiento poniendo por delante el humor absurdo y estúpido para ofrecer al jugador la experiencia más entretenida posible, y es este tipo de humor lo que más caracteriza a este juego porque, ¿en qué otro juego empiezas luchando en un bar contra demonios y terminas peleando contra dos homosexuales o un gorila de circo?

Y no solo el humor está presente en las cinemáticas sino en el propio juego, muchos de los movimientos presentes en el mismo están para dar paso al humor, e incluso algunas charlas con los NPC que nos encontramos a lo largo de la aventura también son meras excusas para llegar a ese humor absurdo.

Esta dirección que toma el juego representa muy bien la visión y la intención de Clover a la hora de crear videojuegos, que recuerda mucho a la filosofía de Nintendo a la hora de construir sus mundos, siempre poniendo por delante la diversión y la jugabilidad antes que cualquier otra cosa.

Adiós al Cuadro, Cuadro, Triangulo

Aquí es donde empieza lo verdaderamente bueno y la principal razón por la que realice este análisis: el modelo, estilo, originalidad y sobre todo la innovación que trajo God Hand en cuanto a mecánicas jugables.

Verás, en la mayoría de juegos beat ‘em up o cualquier título donde haya combos, la mayoría de veces va a haber un patrón a seguir que no puede ser modificado. Principalmente los juegos siguen el siguiente esquema:

En donde tales botones son esos movimientos y no pueden ser cambiados de ninguna manera. Así como vienen de fábrica, así se quedan. Pero en God Hand la cosa no fue así.

Empecemos por los controles básicos, como podemos ver en la imagen tenemos el botón cuadrado que sirve para encadenar golpes rápidos, luego tenemos triangulo, X y sus variaciones con el stick izquierdo hacia abajo que nos sirven para realizar golpes únicos.

Sin embargo, no necesariamente tiene que ser así, aquí puedes modificar los movimientos como tú creas convenientes y se adapten más a tu estilo de juego.

 

Aquí el juego hace un hincapié en este aspecto y lo transforma totalmente. Dando así al jugador, la libertad de expresar su estilo de juego mediante la total modificación de los movimientos de combate del protagonista.

El mayor problema del combo

El juego brinda al jugador un set de movimientos bastante variado, que a su vez trae consigo una gran cantidad de movimientos con características únicas que pueden llegar a ser muy útiles en ciertas situaciones o enemigos, y que puede que en otras no tanto. Sin embargo, surge un gran “pero” ante este problema, y es la imposibilidad de cambiar entre diferentes combos sin la necesidad de ir al menú y modificarlo todo manualmente con algún botón.

Y en una lástima, ya que en muchos momentos cuando desbloqueamos nuevos movimientos o veamos que nuestro combo no sirve ante cierto enemigo, situación o simplemente queramos hacer malabares con nuestros rivales, se echa en falta la posibilidad de tener esa opción.

Pero a pesar de todos esos problemas el sistema sigue funcionan bastante bien. Y hace que tengamos la necesidad de tener que dominar las mecánicas jugables si queremos sentirnos como todo un Dios de los combos.

La cámara tampoco se salva

Otro de los mayores problemas que sufre esta obra es la cámara, ya que esta apenas puede ser controlada por el jugador. Se posiciona siempre en la espalda de Gene y a la hora del combate utiliza un sistema de auto-apuntado, a pesar de que esto pueda llegar a ser un problema. Además, Clover tomó la decisión de implementar un radar en la esquina superior derecha de la pantalla.

Si bien, puede parecer lo más acertado la implementación de este radar, muchas veces puede perderse de vista y olvidarse totalmente que está ahí, ya que la acción casi siempre estará por delante de nosotros, por lo que, si no eres lo suficientemente rápido para reaccionar cuando un enemigo este a tus espaldas, estarás en problemas.

Otra de las cosas que se implementaron, es la posibilidad de dar un giro de 180° con un botón. Aunque lo recomendado por los jugadores más experimentados es utilizar la ruleta cuando varios enemigos estén a tus espaldas, dándonos así un tiempo extra para reaccionar.

¿Eres rápido? ¡Demuéstralo!

El juego pone a prueba al jugador todo el tiempo; la mayoría de los enemigos siempre van a suponer un reto, ya sea por su set de movimientos o habilidades, por lo que tener un gran dominio de las evasiones se convierte en algo indispensable.

Para evadir el juego utiliza el stick derecho, dependiendo en la dirección en que lo muevas será un tipo de evasión diferente, por ejemplo: si se mueve hacia adelante Gene moverá su tronco, si se mueve a la derecha o izquierda este se moverá rápidamente a dicha dirección y si se mueve hacia atrás, Gene realizar una voltereta hacia atrás.

Por lo que cada vez que subas de nivel y los enemigos se vuelvan mucho más peligrosos, dominar las evasiones será primordial para no morir a cada rato. A propósito, hablando de niveles, pasemos a la dificultad.

¡Demuestra tu nivel!

A todo esto, el juego utiliza lo que se conoce como dificultad adaptativa, pero que esta no se basa en la cantidad de veces que el jugador muere, como tal es el caso de Resident Evil 4, sino que se basa en la cantidad de golpes que recibe el jugador y la habilidad en que este se desenvuelve contra los enemigos.

La dificultad se divide en cuatro niveles: 1, 2, 3 y DIE, siendo DIE, desde mi punto de vista, la que debería venir por defecto, ya que en esta dificultad donde los enemigos no hacen más daño, sino que se vuelven mucho más rápidos y resistentes, por lo que dominar las evasiones y mecánicas jugables se vuelve algo indispensable y nos encontramos un reto a la altura.

Y no solo eso, también se da la sensación al jugador de ser todo un Dios al poder hacer combos realmente vistosos e impresionantes. Tan solo hay que ver los videos de “moike kobe”

Lo primero que se me viene a la mente al ver esos combos es una completa armonía entre jugador y videojuego. Ya que hacer esos movimientos es mucho más que solo presionar un par de botones y ya.

Un tiempo bien invertido

God Hand no es un juego muy largo, te podría llevar terminarlo cerca de 6 a 8 horas. El título también ofrece varios mini juegos como el póquer, tragaperras, blackjack, carrera de perros o incluso una serie de retos que desafían a los jugadores más veteranos, por lo que pueden llegar a expandir su duración cerca de 1 a 3 horas dependiendo de la habilidad de cada uno.

Y a pesar de que pueda parecer un juego muy corto a día de hoy, se disfruta bastante y creo que eso vale más que cientos de horas que se alargan de manera absurda.

Gráficamente aceptable

God Hand no es precisamente una maravilla tecnológica, pero tiene unos modelos de personaje muy bien conseguidos y detallados para la época, esto se aprecia bastante con ciertos personajes como Gene.

Otros de los apartados a tomar en cuenta es una excelente implementación de las animaciones, siendo estas muy fluidas y detalladas, tanto en Gene como en los enemigos, permitiendo que el jugador aprecie cada movimiento por sí solo.

La banda sonora tampoco se queda atrás

Otro de los puntos a favor de God Hand es su banda sonora, que no está del todo mal y que llega en muchos momentos a encajar muy bien con el entorno, pero que no llega a ser muy memorable salvo ciertas excepciones como la canción de los créditos.

Si bien no se quedará guardada en nuestra memoria, sí que puede llegar a ser pegadiza en ciertos puntos de la aventura, especialmente en los enfrentamientos con los jefes donde se destaca bastante.

¿Dónde comprarlo?

Actualmente puedes conseguir God Hand en tu PlayStation 3 o 4 como una PlayStation 2 Classic

¿Estás buscando algunas alternativas?

Si estás buscando algún juego parecido te puedo recomendar la saga Devil May Cry, Bayonetta o incluso el a punto de estrenarse Yakuza: Like a Dragon el cual podéis ver sus últimos avances aquí.

Obviamente no creo que exista algún juego igual a God Hand, pero se que estas son muy buenas alternativas si buscas algo parecido.