Estoy seguro que tú también lo has notado. Se respira en la calle, se nota cuando te sientas en los bancos de los parques, al recorrer los pasillos de los centros comerciales mientras todos cuchichean. Se oyen susurros que arroja el viento. Pero tú ya estás decidido, ya no hay vuelta atrás. Te diriges con tu mejor intención hacia tu tienda de videojuegos porque sabes que es hora de cambiar de consola.

¿Te imaginas que cuando fueses a comprar el pan alguien se acercase a ti y te faltase al respeto, recriminándote por qué has comprado pan de centeno y no otro tipo de pan? ¿Que el carnicero te dijera que el chopped es basura y la ternera es lo mejor? Y sin embargo el carnicero nos ha enseñado que si te gusta la carne no hay nada de malo en disfrutar de ambos fiambres más allá de los nutrientes que aporta cada uno.

¿Entonces… de dónde viene tanto odio? Lo hemos visto en el mundo del cine, en la literatura, en el futbol y en esta industria. Y ahora os hago una pregunta: ¿qué tiene en común Martin Luther King con Microsoft, Nintendo y Sony? ¡Bienvenidos a un nuevo artículo de reflexión en AllGamersIn! ¡Empezamos!

I have a Dream

Un breve apunte: hubo una vez alguien cuyo mayor deseo fue que cada hombre y mujer fuese igual entre sus semejantes, sin motivo de discriminación. Fue su sueño. Hoy en pleno 2019 no estamos más cerca de hacerlo realidad. Y es que con frecuencia poseer una videoconsola de una marca puede despertar la simpatía de algunos y el enfado de muchos.

¿Pero de dónde viene todo ese odio? ¿Es esta generación menos comprensiva que las anteriores? ¿Siempre hemos vivido así? La respuesta la vamos a ir desgranando a lo largo de estas líneas.

Nada es verdad, todo está permitido

He echado mano de la célebre frase de la saga Assasin’s Creed para ilustrar este hecho. Es cierto, hemos cambiado. Y es innegable que de un tiempo a esta parte en algún momento de esta cadena empezaron a perderse valores como la educación o el respeto. La falta de empatía con el prójimo.

Porque no hay ninguna videoconsola que sea la mejor. En todo caso, hay una que sea la mejor para cada uno, la que mejor se adapte. Pero ocho generaciones de consolas después seguimos sin quererlo comprender.

Las redes sociales como instrumento

El avance de internet nos ha dado voz a cada uno de nosotros y eso está bien porque hoy más que nunca tenemos nuevas formas de expresarnos y hacer más directa esa comunicación. No sólo entre amigos, sino entre la comunidad de jugadores y las empresas. El problema es que a más voces se oyen, más ruido en el ambiente.

Y es una cualidad del ser humano el refugiarse entre las masas, entre tantas voces que resuenan al mismo tiempo para intentar imponer la suya bajo el anonimato. Una crítica siempre que sea constructiva y aporte algo de valor, es bienvenida. Podemos expresar que nos gusta una canción o podemos detestarla pero no debemos exigir al artista que cambie la letra, pues perdería el mensaje original y el propósito con el que se hizo.

Del amor al rechazo

Si algo hemos aprendido es que del amor al odio solo hay un paso. Y hoy es más cierto que nunca. Parece ser muy fácil llegar a los extremos cuando expresamos una opinión: “¡me encanta esta canción!” , “¡esa canción es horrible!”, son expresiones que todos hemos escuchado. Y sin embargo, parece que es más difícil dar una respuesta tibia.

Hemos caído en la simpleza de que todo es genial o todo es horrendo pero olvidamos con frecuencia que, al igual que los colores, las palabras están llenas de matices. Y un videojuego no puede ser de diez o una completa basura sino que tiene sus claros y oscuros, sus virtudes y sus puntos a mejorar.

Red Dead Redemption 2 tiene un realismo y detalle como pocos pero su recorrido lento a través de la narrativa de Arthur Morgan dejará dormido en el sofá a más de uno. Minecraft fue un juego sin argumentos en sus inicios pero eso no le impidió ser la elección favorita de muchos jugadores que sólo quisieran desconectar y divertirse un rato.

La cultura del odio

Entonces… ¿vivimos en la cultura del odio? la respuesta es un rotundo no. No existe más odio ahora que antes, pero tenemos acceso a más información y se ha extendido a más ámbitos de nuestra vida diaria.

Vivir conectados constantemente nos hace más sensibles a todo lo que se “cuece” en las redes. Antes tu abuela se enteraba de lo que pasaba cuando se cruzaba con la vecina en el rellano del portal. Ahora tú tienes Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat… y la lista no deja de crecer.

El poder de la voz

No somos conscientes de que las palabras son un “arma” de doble filo. Y en lenguas bien afiladas pueden hacer mucho daño aunque no lo creamos. Nuestra voz se ha hecho más poderosa que nunca, el influencer adecuado en tu campaña puede ser la diferencia entre darte a conocer como marca o pasar inadvertido.

Y un tweet en el momento menos oportuno puede ser la diferencia entre conservar el trabajo o perderlo. El sentido común debería decirnos que debemos vigilar qué cosas publicamos.

Somos gamers, somos personas

Pero la realidad es el doble factor. Vemos que a casi todos les gustan los videojuegos y en función de si les gusta Super Mario o si se dedican a pasar las tardes jugando a Just Dance, somos capaces de elogiarlos o no. Pero nadie se pregunta qué hace Marta o Pedro cuando no juegan a videojuegos.

No parece interesarnos la vida de los demás. Es un hecho. Olvidamos con frecuencia que al final del día todos somos personas, con nuestros sentimientos y emociones. Somos gamers, nos encanta este mundo pero no debemos descuidar el factor humano. Lo que nos hace personas.

Uno para gobernarlos a todos

J.R Tolkien decía en su saga más celebre, El señor de los anillos:

Un anillo para gobernarlos a todos, un anillo para encontrarlos, un anillo para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas.

Podríamos pensar que con el próximo advenimiento del streaming y la promesa de que en un futuro no importará el hardware donde juguemos sino que podríamos disfrutar de cualquier juego, uno quede a salvo y no sea objeto de crítica alguna.

Tal vez la solución se encuentre en el “anillo único” de los videojuegos o tal vez estemos condenados a repetir nuestra propia historia hasta el fin de los tiempos.

All Gamers In

Desde AllGamersIn queremos daros a todos la bienvenida, independientemente de la plataforma en que juguéis, aquí todos sois bienvenidos. Pues éste es un espacio para estar informado de la actualidad y pasar un rato agradable.

Tanto si eres de Sony, Microsoft o Nintendo. Si eres de PC o te has dejado seducir por el streaming, este es tu punto de reunión ¡Te esperamos en el siguiente artículo!

¿Quieres comentar esta noticia? Puedes unirte a nuestro CANAL DE DISCORD