Project root vitaComo ya sabréis en Sonyers no somos unos fanáticos de la marca Sony – aunque comúnmente, cosas de la vida, a los fans más acérrimos se les conoce como sonyers, incluso de un modo despectivo – y aquí cuando toca repartir palos no se nos caen los anillos.

Hoy quiero hablaros de PlayStation Vita, una consola que llegó al mercado a finales de 2011 en Japón y a principios de 2012 al resto del mundo. Sus comienzos fueron muy prometedores, su potencia gráfica, superior a Nintendo 3DS, conseguía que muchos la considerasen una PlayStation 3 portátil, el doble stick, su maravillosa pantalla, sus primeros apoyos, con IPs importantes como Uncharted, FIFA, Call of Duty o Assassin’s Creed hacían pensar que Sony haría honor a su nombre y que la Vita tendría precisamente eso, mucha vida por delante plagada de éxitos.

Pero pronto llegaron los primeros reveses, las primeras estocadas que dejaran a la portátil herida de muerte. Las ventas y el interés no eran todo lo buenas que cabía esperar, y aunque es cierto que algunos grandes nombres decepcionaron. Podríamos salvar Assassin’s Creed III: Liberation pese a su terrible framerate y su insípida historia, pero Call of Duty: Black Ops Declassified es para echarle de comer aparte (en su defensa decir que al menos salió a la venta, todavía muchos estamos esperando aquel anunciado Bioshock del que nunca más se supo…).

CoD_BlackOps_Declassified

Las ventas siguieron cayendo y ese primer “apoyo” low cost de las grandes compañías se redujo al mínimo. Ningún juego deportivo importante más allá de Fifa, que se ha limitado a lanzar entregas actualizando plantillas hasta Fifa 15, ni Ubisoft, ni EA, ni Activision, ni 2K… las grandes distribuidoras dejaban a la consola a su suerte y Sony apenas la tenía en cuenta, lejos quedaban esos buenos Uncharted: Golden Abyss, Tearaway y Gravity Rush, la portátil apenas tenía dos años y sus creadores anunciaban el cese de desarrollos triple A. Muchos cogieron la pala y abrieron la tapa del ataúd.

Pero PlayStation Vita no murió. La consola japonesa seguía a flote por culpa precisamente del mercado japonés. Las ventas en territorio nipón no eran nada malas y los estudios de por allí seguían ofreciendo su apoyo. El catálogo de Vita seguía recibiendo juegos de calidad, pero centrados en los gustos asiáticos. Maravillas como Persona 4 Golden o Soul Sacrifice, juegos de lucha como Street Fighter X Tekken o Mortal Kombat, adaptaciones de clásicos como la saga Final Fantasy, Muramasa, Metal Gear Solid o Castlevania

Y por supuesto los juegos indies, que han encontrado en PlayStation Vita una plataforma ideal para publicarse y pueden encontrarse joyas de gran brillo. Como muestra tres ejemplos: Zero Time: Dilemma (86 en Metacritic), SteamWorld Heist (88) y Downwell (83).

zero-escape-zero-time-dilemma-ps-vita-character-trailer

Si tenemos en cuenta el precio actual de la consola (200 euros con un juego), la cantidad de títulos de calidad que tiene – y a precio reducido porque llevan tiempo en el mercado -, que se trata de la mejor plataforma para jugar a los indies, permite el juego remoto y funciona de segundo mando si tienes PS4, yo me hago la siguiente pregunta, bastante obvia por otra parte:

¿Por qué Sony no le ofrece una segunda juventud a PlayStation Vita?

Razones hay muchas, muchísimas. Sony goza ahora de una buena imagen gracias a las grandes ventas de PS4, el hecho de que la consola pueda hacer las veces de segundo mando, permitir el Remote Play e incluso funcionar como pantalla adicional en PS4 podría arrastrar a la consola en la buena ola a poco que Sony se aplicase un poco.

El gran punto negro de la compañía, el daño de imagen ha sido el abandono descarado de una consola que muchos, a pesar de la escasez de lanzamientos, siguen comprando. Errar es humano y rectificar de sabios. Sony puede dar un giro de timón con PS Vita o seguir en esa actitud, pero si continúa así habrá perdido mucha credibilidad si en el futuro decide lanzar otra consola portátil. Declaraciones sobre su ausencia en el E3 como la del otro día no ayudan precisamente a limpiar su imagen.

RemotePlay

¿Significa ello que tengan que hacer grandes desembolsos? En absoluto. Creo que uno de los grandes problemas de PS Vita ha sido pretender convertir a la consola en una sobremesa en miniatura. No hacen falta grandes presupuestos para sacar exclusivos, basta con talento y dedicación, en hacer juegos apropiados para una experiencia portátil. Creo que si varios estudios de Sony preparasen algunos exclusivos, alentasen a las grandes compañías a hacer lo propio y publicitaran Vita la portátil remontaría y viviría una segunda juventud.

PlayStation Vita tiene indies, grandes obras orientales, tiene ofertas, tiene Remote Play, tiene Killzone Mercenary, tiene Minecraft, tiene Rayman Legends, Dragon’s Crown, Hotline Miami, Shovel Knight, tiene Sly Cooper, Borderlands 2, tiene todos los juegos de LEGO, tiene Little Big Planet

… Tiene cientos de razones para merecer otra oportunidad. Pero no se me ocurre ninguna para que Sony no se la dé.

¿Quieres comentar esta noticia? Puedes unirte a nuestro CANAL DE DISCORD