Hoy se cumple 20 años de la llegada de uno de los títulos más emblemáticos de la primera generación de PlayStation, Final Fantasy VIII nos llegó un 11 de febrero en 1999. Y aunque sabemos que se trata de un título muy criticado en su día, también lo amamos con locura y queremos rendirle culto.

Hace 20 años germinaron las semillas de la guerra que pondrían fin a las brujas

Final Fantasy VIII supuso el inicio de muchos fans por esta saga que a día de hoy, aunque se encuentra con muchos altibajos, sigue enamorando a sus seguidores, ganando nuevos adeptos día tras día.

Hablamos de la primera entrega de la saga en contar con personajes que tenían proporciones realistas de tamaño. Así como una de las entregas más románticas de toda la franquicia y que más debates éticos levantó en su día.

En su día recibió varias críticas, como tener un sistema de combate demasiado complejo, en el que para fortalecer a nuestros personajes teníamos que extraer magias y enlazárnoslas gracias al poder de los G.F., invocaciones que cumplían un importante papel en este título.

La historia de Squall y Rinoa que Square-Enix perdió

Aunque son muchas las veces que los fans han pedido a la compañía que relancen el juego en PS4, al igual que Final Fantasy VII y Final Fantasy IX. La compañía japonesa se ha defendido jurando que el perdieron el código fuente del título, y que tendrían que rehacer gran parte del mismo para poder hacer un port a la sobremesa de Sony.

Hablamos de la historia de Squall, un aprendiz de SeeD -una élite de mercenarios-, que un día recibe el encargo de ayudar a Rinoa por la liberación de su pueblo, y acabar con la tiranía de una bruja, sin imaginar la historia que acabaría detrás de esta caza de brujas.

Final Fantasy VIII ha cautivado a millones de fans por todo el mundo, vendiendo millones de copias, aunque no es el título más vendido de la saga, si es uno de los más recordados y queridos por los fans.

¿Quieres comentar esta noticia? Puedes unirte a nuestro CANAL DE DISCORD