Desde Bioware se lo están tomando con calma con Dragon Age 4, anunciado en la gala The Game Awards de 2018 y con muy poca información desde entonces.

La nueva generación ya lleva casi un año entre nosotros, y cada vez más juegos dejarán de salir en las viejas consolas. Esto parece pasarle a la cuarta entrega del popular RPG, a tenor de lo visto en el perfil de LinkedIn de un ex empleado de Bioware que trabajó como diseñador principal y solo incluye a PS5, Xbox Series y PC como plataformas objetivo.

Dragon Age 4 se cae de la “old gen”… aparentemente

A pesar de que desde Electronic Arts sigue apostando por los desarrollos intergeneracionales con ejemplos recientes como FIFA 22 o el próximo Battlefield 2042, no parece que vaya a ser así para el nuevo Dragon Age.

Después del desarrollo de Mass Effect: Legendary Edition de mayo de 2021, parece que en Bioware han querido centrar el desarrollo del RPG en las nuevas consolas, y quién sabe si este cambio de opinión respecto a la original de lanzar el juego en las anteriores no suponga algún tipo de retraso.

Tampoco se conoce la fecha de salida de Dragon Age 4, aunque se estima que llegaría durante el año fiscal de 2023 que empezaría en abril de 2022.

Es posible que desde EA se precipitaran en anunciar el juego tan pronto, pues ya en 2019 supimos que hasta marzo de 2022 no empezaríamos a saber más detalles del juego.

También hay que tener en cuenta que la decisión de no seguir invirtiendo en evolucionar Anthem, e incluso crear un Anthem 2.0, provocó que gran parte del personal destinado al proyecto terminase trabajando en Dragon Age, lo que podría significar un cambio de ambición por parte de Bioware para que su nueva entrega sea aún más poderosa.

Esperamos que EA y Bioware nos saquen de dudas pronto.