En Sonyers somos muy fans del RE Engine, el motor gráfico que ha venido utilizando Capcom para sus últimos lanzamientos, títulos que cuentan sus salidas por éxitos: Resident Evil 7, Resident Evil 2 Remake y Devil May Cry 5.

La compañía japonesa ha tardado y el motor ha llegado curiosamente cuando parece que a la actual generación se le está acabando la mecha, lo cual podría parecerle extraño a muchos, pero todo tiene explicación…

El RE Engine de Capcom será importante también en PS5

El estudio japonés está encantado con el desarrollo del motor RE Engine, que ya ha logrado sacar provecho económico gracias a las grandes cifras de ventas de los últimos títulos citados anteriormente.

Puede resultar extraño que hayan tardado tanto en lanzar el motor cuando dentro de unas semanas Microsoft presentará Xbox Scarlett y Sony ya ha confirmado primeros detalles técnicos de PS5, pero desde Capcom han querido explicar los motivos de la salida tardía del motor.

En declaraciones a Gamespot, Capcom ha asegurado que construyeron el motor pensando de cara al futuro, y que el RE Engine será un habitual también para cuando llegen la nueva Xbox y PS5:

Los juegos que desarrollamos utilizando el motor RE durante esta generación de hardware actual han sido aclamados por la crítica, y desde las primeras etapas de la construcción de este motor, tuvimos en cuenta la capacidad de aumentarla para el desarrollo de la próxima generación; como tal, vemos el RE Engine es uno de nuestros puntos fuertes que contribuirá a la creación de juegos de próxima generación.

Tampoco sería de extrañar que Capcom se guarde algún que otro desarrollo para las consolas actuales. Además de un muy rumoreado Resident Evil 3 Remake, que algunos ya dicen está muy avanzado, también ha sonado Dino Crisis como una de las sorpresas de la compañía para el próximo E3.

No habrá que esperar mucho para saberlo, pero en cualquier caso parece claro que tendremos RE Engine para rato y que seguro que la potencia de las nuevas máquinas sabrán sacarle todo el jugo y regalarlos experiencias visuales de otro nivel.