Muchos de vosotros seguramente habéis pilotado un Nissan GT-R con un DualShock 4 en Gran Turismo Sport, pero Nissan ha querido ir un paso más allá.

Hoy han publicado un vídeo con su primer ganador de la GT Academy, Locas Ordoñez, en el que muestran cómo han convertido en seis semanas un GT-R de un coche de ensueño a un juguete radiocontrolado que se puede conducir con el mando de Sony.

Los controles del coche se conducen con pistones hidráulicos que pueden poner más presión en los pedales de lo que un humano podría, lo cual es bueno para frenar. E incluso se pensó en mostrar el mecanismo con la barra de luz del mando.

Como era de esperar, la carrocería del coche luce imágenes de Sony, incluyendo los logos de Gran Turismo Sport y PS4 Pro.

Puedes encontrar el vídeo a continuación junto con otro en el que se muestra cómo Ordoñez maneja el coche en una pista. Una curiosa visión e, imagino, sensación la de conducir un coche real con un mando y desde otro coche que le sigue por detrás.

Fuente.

¿Quieres comentar esta noticia? Puedes unirte a nuestro CANAL DE DISCORD