1C Entertainment y 3D Realms, en colaboración con el desarrollador KillPixel, rinden homenaje a la era clásica de los videojuegos con WRATH: Aeon of Ruin, un oscuro FPS de fantasía y terror con el motor del Quake original.

Llegando como sucesor espiritual de Quake, WRATH: Aeon of Ruin estará disponible en verano de este año para PC (Windows, Mac y Linux), mientras que a PlayStation 4, Xbox One y Switch llegará a comienzos de 2020.

Una aventura FPS de esas que ya no se ven

El Viejo Mundo se ha terminado. En medio de las ruinas se esconde un miedo eterno. Outlander, una vez a la deriva en el Mar Eterno, se encuentra a orillas de un mundo moribundo. De la penumbra consumida emerge una figura vestida de blanco, el Pastor de las Almas Caminantes, quien carga a Outlander con la caza de los Guardianes del Viejo Mundo que aún quedan.

Viaja a través de antiguas criptas, ruinas hundidas, templos corruptos y bosques aullantes con nueve armas y diez artefactos de gran poder. Las armas de fuego tradicionales, como la escopeta de doble cañón, arrasan con los enemigos y todas tienen habilidades de fuego alternativas.

Retcher y Fangspitter transforman los quistes y los dientes arrancados de los cadáveres de los enemigos en proyectiles mortales. No subestime al adversario, ya que crecen en número y poder. Mantén la mente y la hoja afiladas para sobrevivir a los peligros que se avecinan.

El diseño del gran mundo de WRATH se inspira en un juego con un fuerte componente de exploración y siendo no-lineal. Solo los dos primeros reinos están abiertos al principio, pero las llaves se esconden a lo largo y ancho de cinco mundos que abren las otras puertas.

Los secretos ocultos en las sombras guardan lore y armamento muy necesitado. Los fuertes monstruos de WRATH hacen que la perspectiva de la supervivencia sea sombría. Incluso guardar la partida puede ser terrorífico; las Correas del Alma permiten guardan en cualquier sitio, pero sin finitas. Juega de manera agresiva, pero también con una estrategia.

Rindiendo homenaje a clásicos como Quake y DOOM

El núcleo de WRATH: Aeon of Ruin se ha creado con el ADN de lo venerados shooters de los 90. Ha sido desarrollado internamente en 3D Realms y KillPixel, y en su equipo de desarrollo hay veteranos de las escenas de Quake.

Gracias a todo esto, WRATH abarca los elementos atemporales de clásicos como DOOM, Quake, Duke Nukem 3D, Blood, Unreal y Hexen, y lleva la esencia de todos ellos hasta el actual Siglo XXI. El compositor de Quake Champions, Andrew Hulshult, y el Senior Audio Engineer de Cyberpunk 2077, Bjørn Jacobsen, crean una atmósfera etérea con un ambiente fantasmal y heavy metal.

Esto es lo que ha dicho Frederik Schreiber, Vicepresidente de 3D Realms y Productor de WRATH:

El oscuro terror de fantasía de WRATH, su jugabilidad central y el sentimiento clásico es algo que sentimos que es normalmente imitado, pero raramente se compara. Es algo que falta en los juegos de hoy. Junto a nuestro equipo de desarrolladores de escenas de Quake, quienes son maestros en su creación, y el visionario del juego, Jeremiah “KillPixel” Fox, el inolvidable viaje que están creando va a ser increíble.

Por otro lado, el 1C Entertainment también tienen muchas esperanzas puestas en el juego. Así lo ha dicho su CEO Nikolay Baryshnikov:

Con el PODER de legenario motor original de Quake, WRATH trae de vuelta los buenos recuerdos mientras al mismo tiempo crea otros mejores.