Este análisis ha sido realizado con una copia facilitada por Honest. Juego disponible en Nintendo Switch, PC (versión analizada), Playstation 4 y Xbox One.

Desde el pasado mes de octubre tenemos disponible en Steam The Uncertain: Light at the End.

He tenido la oportunidad de probarlo durante unos días y quería dejaros un pequeño análisis para que veáis todo lo que puede ofrecer este segundo capítulo de la saga de CommonGames.

En The Uncertain: Light at the End nos encontramos en un mundo postapocaliptico donde la catástrofe principal que ha causado el fin del mundo no ha sido la guerra o las enfermedades, sino los robots.

Este título, que no es más queel segundo episodio de la saga The Uncertain, nos narra la vida de Emily. Nuestra protagonista se encuentra en un mundo donde los robots dominan la Tierra, y donde los humanos son muy escasos.

Robots Vs. La humanidad

Esto sin duda no es un planteamiento demasiado original, ya que la sublevación de los robots como final de la raza humana ha sido imaginada por muchos otros antes, pero la historia de The Uncertain: Light at the End tiene un nosequé que la da un toque de frescura.

Tal vez sea por el aspecto de los robots, que usan un cuerpo de policía armada, o tal vez los nanobots microscópicos que también se han sublevado contra los humanos e incluso se pueden ver en un microscopio.

Todo surge a partir de un incidente del que poco a poco iremos sabiendo más a medida que encontremos diferentes artículos que nos irán revelando la historia: revistas, grabaciones de audio o incluso las propias conversaciones con nuestros compañeros de aventura.

Cada nueva pieza de información nos absorberá más y más dentro del juego, y nos hará querer saber como continúa la historia.

Así pues la historia principal y su desarrollo es bastante interesante y está muy bien pensada. Además, el sentido del humor y los diálogos son todo un acierto. Los personajes, sin embargo, son unidimensionales. Ninguno destaca por su personalidad, elocuencia, tenacidad…

Son básicamente planos. El gruñón que gruñe, el amigo que te apoya, el vejete adorable que… Bueno, es adorable… Ningún personaje se sale ni una sola vez de su estereotipo y eso culmina en un sentimiento de cero empatía hacia ellos.

Un juego de frikis para frikis

La jugabilidad es la parte en la que el título se lleva prácticamente todos los elogios. The Uncertain: Light at the End es un juego muy ameno y divertido y, aunque tenga algunos fallos, no se hace aburrido en ningún momento.

En los controles es cierto que Emily se siente un poco lenta a la hora de moverse por el escenario, pero en cuanto nos acostumbramos a sus movimientos esto apenas se nota. Eso sí, para futuros parches recomendaría que revisaran la opción de poder jugar con mando, ya que la obligación de utilizar teclado y ratón se hace, a menudo, pesada.

Por otra parte, la gran cantidad de objetos con los que interaccionar y las referencias geeks o de cultura pop hace que queramos mirar en cada rincón de la creación de los chicos de CommonGames. Os confieso que ver el hacha de Kratos de God of War o el Pipboy de Fallout me sacó una sonrisa.

¿Lo mejor del juego? Los puzzles

Durante nuestra partida tendremos que enfrentarnos a tomas de decisiones, QTEs, puzzles y toda clase de minijuegos. Aunque, para ser sinceros los QTE’s no pondrán a prueba nuestros reflejos en absoluto. Pues para fallarlos tendríamos que tener menos de un año. Parecen un mero trámite, más que un reto real.

Los puzzles son otra historia, por suerte, pues son más que brillantes. Los encontraremos tanto matemáticos como lógicos, y os aseguro que nos harán exprimirnos el cerebro. Para mí, sin duda ha sido lo mejor del juego con mucha diferencia. Eso sí, para los que solo quieran saber como evoluciona la historia, no os preocupéis, pues todos los puzzles son “saltables”. Basta con darle a un botón para que el juego te lo cuente como terminado y puedas seguir con la historia.

Además, hay seis minijuegos desbloqueables secretos, algo que me ha parecido genial y muy digno de mención. Sobre todo por el hecho de que son muy divertidos y están basados en juegos clásicos.

Técnicamente justito pero con una BSO de calidad

Por lo que respecta al apartado técnico no es lo que más destaca del juego. Las animaciones son algo básicas, y los personajes cuentan con diseños poco detallados y que apenas ofrecen información de su estado de ánimo a través de la expresión facial o corporal. Casi me recordaban a ese Heavy Rain de 2010 que en su momento lo petó, pero ahora se queda un pelín corto.

El sonido, sin embargo, tiene mucho mérito, ya que su BSO te hace sentir siempre alerta y con la sensación de que algo va a salir mal en cualquier momento. Es una pena que, a pesar de este acierto, la incapacidad de los personajes de transmitir este sentido real de urgencia arruine este aspecto. Algo que tampoco arregla el doblaje pues, a pesar de ser correcto, hay varias ocasiones en las que los audios de varios personajes se superponen. Algo bastante molesto y que a menudo hace que te pierdas parte del diálogo.

Además llega únicamente en inglés y los subtítulos tienen algunos problemas. Por ejemplo, en ocasiones se sobreponen a los audios y te das cuenta de que lo que oyes y lo que lees no coincide.

No dejéis que los robots acaben con nosotros

Por último, en lo que respecta a la duración, no podemos esperar un juego muy largo. En unas 6h podréis terminarlo incluso explorando cada rincón. Aunque, como forma parte de una historia mucho más larga y compleja, tampoco es una gran sorpresa.

En definitiva, The Uncertain: Light at the End es un juego bastante divertido, con una historia prometedora y algunos de los puzzles más ingeniosos que os podréis encontrar. Y, aunque tenga algunos defectos, os hará pasar un rato de lo más entretenido.

¿Estáis ansiosos por descubrir como los robots han llegado a extinguir practicamente a la humanidad? Descubridlo con The Uncertain: Light at the End y contadnos todas vuestras impresiones en los comentarios.