Este análisis ha sido realizado gracias a una copia facilitada por Raw Fury, título actualmente disponible en PC a través de Steam.

Hoy os traemos un lanzamiento diferente, podría catalogarse de thriller psicológico si de una película se tratase, en el análisis de The Signifier trataremos de desentrañar este título, al igual que él lo hace con la mente humana, pues nos adentraremos en los mundos subjetivos, la realidad objetiva y los sueños de una persona para investigar uno de los casos más sonados dentro de su mundo.

Playmestudio y Raw Fury nos traen una aventura en primera persona, con componentes de misterio, alta tecnología y psicología experimental para sacar nuestras artes de investigación mientras descubrimos diferentes personajes y nos echa una mano una inteligencia artificial llamada Eve.

¿Habrá sido satisfactoria esta fórmula? Pues videojuegos y psicología han tenido sus más y sus menos, pues no es una tarea fácil reflejar la psique del ser humano en mundos virtuales, así que atentos y atentas ya que comienza el viaje por la mente.

Las capas de la mente: La historia y el caso a resolver

Somos Frederick Russel, experto en psicología e inteligencia artificial, e investigador principal del proyecto Dreamwalker: un dispositivo experimental diseñado para explorar las profundidades de la mente humana. Dicha tecnología nos permite navegar por las experiencias sensoriales y los reinos del subconsciente almacenados en los recovecos del cerebro, nos encomiendan una sola misión, investigar la muerte de la vicepresidenta de la mayor empresa de tecnología del mundo, que ha aparecido sin vida en su apartamento.

La premisa es que la causa es un suicidio, pero está en nuestra mano investigar lo ocurrido, debemos utilizar nuestro proyecto para investigar si esto es verdad, con el cual exploraremos el mundo real mediante la reconstrucción lo más objetiva posible de los resquicios de memoria de la persona fallecida, hay que recomponer diferentes piezas dentro de cada recuerdo para darle un sentido coherente y factible para contrastar la historia fuera de dichos recuerdos.

Todo recuerdo consta de un plano objetivo y otro subjetivo que podemos intercambiar con pulsar una sola tecla, lo que facilita el transito entre ellos, y nos permite mirar con lupa cada escena dependiendo del punto de vista que queramos ver. Así mismo, los sueños solo albergan un plano subjetivo, en donde debemos trabajar también para tirar del hilo de nuevas pistas.

En los planos del subconsciente impera la subjetividad, pues un recuerdo siempre esta condicionado por las sensaciones que produce, agravando o exaltando la situación dependiendo de las emociones sentidas en ese momento, así nos encontraremos con espacios más lúgubres si el recuerdo infunde tristeza o melancolía, o fragmentos más felices que se reflejan con tintes positivos, Playmestudio ha sabido transportarnos a la mente de una forma original y esperpéntica que nos zambulle en este plano de una manera bastante interesante.

El videojuego pone casi todo el peso en la narrativa, informándonos de varios conceptos de la psicología encontrando diferentes estudios de varias personas de renombre dentro de la corriente de corte psicoanalista como son Lacan o Sigmund Freud, además de escuchar grabaciones que nos introducen en varias premisas interesantes sobre posibles estudios o investigaciones que podrían tener cabida en un futuro, resolver puzles para avanzar será crucial en nuestra investigación y para descubrir la verdad sobre lo ocurrido.

La trama es lo suficientemente interesante para mantenernos atentos y estar alerta ante nuevos personajes y pistas, pues sabe sumergirnos en su atmósfera de forma muy satisfactoria, con giros de guion y situaciones la mar de enrevesadas que harán las delicias de las personas más ávidas en buscar misterios, si es importante comentar que la definición de la historia podría haberse dado de otra forma más definida para nuestro parecer, pero para gustos los colores.

Terminar la trama principal nos puede llevar alrededor de 7 horas de juego, dato que puede aumentar si nos dedicamos a explorar más partes de cada recuerdo o de cada zona de la realidad, revisitar memorias dentro de la línea de vida o rejugando el título para dar otras opciones distintas en los diálogos para ver el resultado.

A los mandos de la memoria: Jugabilidad y mecánicas

Como comentamos en nuestras primeras impresiones, usaremos teclado y ratón para interactuar con diferentes objetos y personajes en el mundo real, ya sean objetos de interés o personas a entrevistar mediante una sencilla interfaz de diálogo, pues en The Signifier se simplifica el HUD para una mayor inmersión dentro de la historia que nos quieren contar.

Exploramos las tres mencionadas dimensiones: la realidad, los recuerdos objetivos y los sueños y sensaciones de cada fragmento de memoria subjetiva, en cada una de estas facetas podemos realizar diferentes acciones, pues en los recuerdos es nuestra labor hacer una reconstrucción lo más fiel posible de la realidad del pasado de la persona encajando diferentes piezas de memoria, y en las partes subjetivas podemos manipular ciertas partes desfiguradas y hacerlas coherentes para el entendimiento humano.

Cada nombre encontrado es una cuerda de la que tirar y será importante descubrir la localización de los personajes que descubrimos dentro de Dreamwalker, si nos llevará a un dato importante o simplemente es un hecho anecdótico, pero la gran mayoría son de interés y aportan peso a la historia. Podemos almacenar datos brutos para colocar en algunas posiciones concretas y poseer avatares que nos permitirán acceder a otras zonas dentro de los fragmentos imposibles de transitar de otra manera.

El abanico de posibilidades es algo limitado para lo que debería ser un título enfocado a los puzles, además de encontrarnos ante una dificultad escasa en su construcción, pero en seguida nos daremos cuenta que la narrativa es la parte importante y a la que debemos atender, ya que existen diálogos en donde nuestras decisiones tendrán consecuencias y hay que estar al loro de los acontecimientos venideros, pues en el plano de la realidad siguen ocurriendo cosas y acontecimientos, aunque los recuerdos ya estén escritos.

De igual forma, debemos desenmarañar capas de diálogo para acercarnos a los recuerdos de la forma más fidedigna posible, permitiéndonos el desplazamiento entre los distintos planos para acertar en el descubrimiento de hechos clave o palabras que nos lleven a otras pistas, pues al aprender varios conceptos de la psicología nos aportan herramientas que nos ayudarán a abrirnos paso por el subconsciente extraño y cambiante.

Como transformar mente y realidad: Hablemos de gráficos

En el apartado gráfico se nos muestra un mundo bastante detallado en los planos objetivos y se permite la libertad de jugar en los entornos subjetivos, pues la combinación de formas y diseños surrealistas se combinan con espacios claramente parecidos a la realidad, esta dualidad visual nos ayuda a una gran inmersión dentro de lo que sería la mente humana, pero sigue siendo una interpretación de los creadores del título.

Nos topamos con texturas más definidas en el mundo real, y con simplezas visuales en la memoria de la víctima, algo respetable y entendible pues, a día de hoy, nadie a podido entrar en los recuerdos de otra persona y poner las texturas en HD, por lo que se han tomado la libertad de interpretarlos de forma creativa desde la simpleza.

Aun así, el diseño de escenarios es magnífico y consigue transportarnos a los recuerdos de forma excepcional, desfigurando las escenas a placer y plasmando ideas y objetos de forma detallada si son importantes para nuestra investigación.

La ambientación roza la que podemos encontrar en el género de terror, pero no abusa de lo desagradable o lo horrendo, presenta tonalidades oscuras y siniestras para enmarcar todo en un halo de misterio que le sienta realmente bien a este juego, ya que acompaña con una buena banda sonora y efectos de sonido que aumentan la tensión y todo lo misterioso que hay en torno a nuestra investigación principal. Es verdad que en el apartado gráfico no destaca, pero la interpretación de las voces es magnífica, algo que siempre suma puntos en títulos donde la historia y los personajes son los verdaderos protagonistas.

Hasta la última neurona: Conclusiones

Tengo sentimientos encontrados con este título, por un lado, me parece un buen acercamiento a lo que sería la psique del ser humano, algo que siempre me ha resultado interesante y ha captado mi atención a lo largo de varios videojuegos, desde aquellas escenas de sueños en el mítico Max Payne, además de plasmar una ambientación muy bien conseguida, envuelta en incertidumbre, misterio y sumando las ganas de querer saber más e investigar.

Pero por otro, cierta ejecución en su manejo y en su forma de contar partes de la historia me han parecido bastante simples y deterministas, es cierto que hay que darle varias vueltas al juego para descubrir la verdad y para plasmar el puzle completo delante de nuestros ojos, pero sería interesante de ver en juegos de la misma línea una forma de investigación más profundas y desde otras corrientes de la psicología para entender el comportamiento y las emociones de la persona que nos quieren transmitir.

Pero he de quitarme el sombrero ante estos intentos de ofrecer cosas diferentes, de tocar fibras que no todo el mundo se atreve ni a rozar, pues los recuerdos y la forma en que los vivimos son temas que deben hablarse más abiertamente antes de que se hagan una pelota más grande.

Tanto los buenos como los malos momentos aportan algo a nuestras vidas, y esto es algo que The Signifier ha querido transmitirnos de pleno, si eres una persona curiosa, ciertamente lo recomiendo.