En el pasado muchos títulos han sido lanzados únicamente para el mercado japones, aunque entendemos que los gustos en Japón pueden ser algo diferentes, y que a veces pueden involucrar juegos de citas entre pájaros en una escuela secundaria (ver Hatoful Boyfriend para que sepáis que no me volví loco), todo muy normal y casual.

Pero regresando a lo que nos interesa, uno de los títulos clásicos que nunca salieron de Japón fue Romancing Saga 3. El juego ha sido remasterizado de su original en Super Nintendo y lanzado el 11 de noviembre para todas las plataformas más importantes, Switch, PS4, PS Vita, XBOX ONE, STEAM, IOS y ANDROID.

Para los antiguos jugadores, si han tenido la oportunidad de jugar Romancing Saga 2, este título les será muy familiar (sin ser tan difícil). Para los nuevos en cambio, les traerá la nostalgia de un juego clásico JRPG por turnos y con un estilo gráfico igual al original y a la vez mejorado.

Hemos tenido la ocasión de probarlo en la versión más particular de todas, en PlayStation Vita… (quién iba a decir que la portátil de Sony iba a recibir su propia versión) y aquí te contamos qué nos ha parecido.

Romancing Saga 3: Historia y contexto

La serie de juegos de rol SaGa fue creada por el legendario Akitoshi Kawazu, que había trabajado en franquicias tan conocidas como FINAL FANTASY, FINAL FANTASY II, SaGa Frontier.

Siempre ha estado ligada a grandes nombres, como el compositor de la serie Mana Kenji Ito, o el ilustrador Tomomi Kobayashi. Han pasado 24 años de su debut en Japón y es hora de descubrir lo que nos trae esta versión remasterizada en alta definición.

La historia empezará fijando en contexto sobre un evento que tiene lugar cada 300 años, un eclipse mortal conocido como Morastrum, que causa la muerte de todos los recién nacidos.

Hasta que en un eclipse un niño logró sobrevivir, este creció y se volvió perverso, dominó el mundo y liberó a demonios ancestrales del abismo. Sin embargo, un día este desapareció y nadie lo volvió a ver…

300 años después, sobrevivió otro niño, que creció y luchó contra estos demonios y los encerró nuevamente en el abismo. El juego da lugar 10 años después del último eclipse, en donde la gente está a la expectativa de qué pasará con el niño que ha sobrevivido al eclipse.

Sin querer entrar en spoilers, la historia empieza muy bien, cada personaje ofrece su propia personalidad y sientes que el juego define muy bien sus motivaciones, pero hacia la mitad del juego todo parece desinflarse un poco. A pesar de ello los fans de la saga lo disfrutarán por primera vez o tal vez vuelvan a hacerlo de nuevo estarán, a mi modo de ver, satisfechos con el resultado.

Modos de juego y sistema de batallas

El juego es un clásico título JRPG por turnos en el que controlaras a todo un grupo de cinco héroes, de los cuales habrás escogido antes a uno de entre 8 para que sea tu personaje principal.

Los eventos y los diálogos dependerán del personaje que hayas seleccionado, por lo que tendrás que volver a jugar habiendo escogido a otro personaje para descubrir más información, lo que siempre fomenta la rejugabilidad en un título ya de por sí largo.

Las peleas serán por turnos para los cinco miembros de tu equipo, no se ejecutará ninguna acción hasta que hayas terminado de escoger todas las acciones de tus personajes. Otro punto importante es que tendrás que tomar muy en cuenta la formación de tu grupo, de esta forma podrás aumentar la ofensiva de algunos personajes y poder defender a los más débiles, con acciones como colocar a uno adelante para que actúe de escudo, etc.

A diferencia de la mayoría de JRPG, no tendrás acceso al menú de objetos, solo podrás acceder a ese menú fuera de las peleas. Otra diferencia es que acabada la lucha recuperaras toda tu vida y los personajes que hayan muerto en la refriega estarán vivos de vuelta.

Tendrás habilidades que irás aprendiendo durante los combates dependiendo del arma con la que decidas atacar. Mientras más uses una habilidad irás aprendiendo mas habilidades hasta un máximo de ocho.

Al tener ocho habilidades tendrás que olvidar una si quieres aprender más. De la misma forma, si un personaje ha masterizado una habilidad podrás enseñársela a los demás, notarás que las habilidades en color negro estarán completamente masterizadas y las que están en rojo no.

Novedades del remaster

A diferencia del juego original, esta versión cuenta con un modo Nueva Partida+, para continuar con todos los objetos obtenidos anteriormente, perfecto para conocer la historia de los demás personajes.

Otra novedad será la nueva mazmorra llamada mazmorra fantasma que podrás acceder en partes mas avanzadas del juego. Servirá para dar un poco mas de profundidad a las historias de cada uno de tus personajes.

También hay algunas tramas adicionales respecto al original, por lo que incluso los que ya lo jugasen en su momento tienen razones para volver a hacerlo y descubrir algo distinto, aunque tampoco son unas tramas que vayan más allá de la anécdota, no esperéis gran profundidad ni nuevos arcos argumentales de peso.

Además, se agregó la opción de cross-saving, que te permite grabar tu partida en la nube de Square Enix para luego poder cargarla en otra consola, pero tengo entendido que esto solo funciona entre PS Vita y PS4.

Apartado gráfico

Y entrando en el terreno de las novedades técnicas notamos que los gráficos se han mejorado mucho sin dejar de lado su esencia, con un remasterizado en alta definición que tal vez peca de estirar algo los píxeles, pero que al tener una estética muy pixelada imitando la estética 16 bits de SNES no es algo que moleste.

En cuanto a escenarios, mapas, menús e iconos, los gráficos escapan de su estética original y están muy bien definidos, mientras que los personajes y los enemigos sí mantienen esa esencia pixelada y en general está todo muy bien conseguido.

Respecto al apartado sonoro los sonidos son reciclados de la versión original y eso le queda bien porque le ofrece un aspecto retro curioso, y la banda sonora tampoco tiene un tratamiento diferente, con algunas melodías en las peleas algo machaconas y ningún tema muy memorable.

Respecto al idioma los textos están en inglés, así que si no domináis el idioma lo tendréis complicado, pues como imaginaréis en este tipo de juegos hay mucho que leer y sino es difícil seguir la historia.

Conclusiones

Este juego es recomendable para personas que estén buscando algún juego old school JRPG con algunos toques modernos, o fanáticos de Saga que quieran completar su colección.

Y es que el título ofrece algunos añadidos, los suficientes para que los más acérrimos sientan el gusanillo y lo compren, pero también insuficiente para considerarlo una gran remasterización.

Lo cierto es que Romancing Saga 3 logra combinar muy bien sus elementos originales, aunque admito que he visto versiones remasterizadas mejores para Final Fantasy, pero no por ello no deja de merecer la pena jugarlo si eres fan del género.