Tras su estreno en Japón hace ya 2 años, finalmente Occidente puede disfrutar de Crystar tanto en PC como en PlayStation 4. En esta última plataforma el juego goza de una preciosa Edición Day One.

Siendo FuRyu quien ha apadrinado este proyecto en su lanzamiento original, lo primero en lo que pensamos es en una buena banda sonora y una historia que, si bien no llega a ser demasiado compleja, se atreve a tocar temas que muchas veces pueden considerarse tabú.

Pero… ¿es Crystar un título a la altura? ¿realmente dejará huella en ti como jugador? Vamos a descubrirlo.

Hacemos lo que debemos ¿No es así?

Oscuridad, rabia y confusión. Por algún motivo despiertas siendo una mariposa en un lugar que no conoces. Al igual que tú, todos a tu alrededor parecen haber olvidado quienes son y sólo oyes lamentos junto a desesperación. Pero entonces, cuando todo parecía perdido, logras recordarlo.

Tú nombre y la persona más importante para ti regresan a tu mente, y no sólo eso, pues esta se encuentra a tu lado y estáis juntas. Ahora no importa donde estás, todo estará bien mientras estéis juntas… ¿o no? Los juegos absurdos y planes secretos de cierta… ¿entidad? ¿persona? ¿bruja? te arrebatan a esa persona especial, aunque eso no es lo peor de todo. Lo peor de todo es que al perder el control sobre tus emociones, fuiste tú quien le arrebató la vida.

Desesperada y dispuesta a lo que sea con tal de encontrarla y rescatarla, decides vender tu alma a dos entidades un poco excéntricas y con su propia agenda. Te están utilizando no cabe duda, pero, ¿qué más puedes hacer? Sólo puede seguir adelante y luchar hasta que puedas volver a reunirte con quien más quieres. Pero descuida, no estás del todo sola, pues un extraño poder ha despertado dentro de ti y está a tus órdenes para lo bueno y lo malo.

Ya puesta en situación, lo primero que descubres es que estás ante un ARPG. Sus sistema de combate es bastante sencillo y podría decirse que algo tosco, pero es efectivo y sólido. Esquivar, atacar, eliminar y seguir avanzando, es la mejor forma de describirlo, y aunque en el camino te irás encontrando con enemigos más y más poderosos, no hay grandes cambios. Más adelante cuentas con la opción formar un equipo de hasta cuatro personajes y utilizar habilidades especiales, pero las bases se mantienen.

Quien irá evolucionando será nuestra protagonista, y llegados a cierto punto comenzará a cuestionarse tanto a nivel emocional como psicológico si lo que está haciendo es lo correcto, pues parece que todos aquellos a los que están eliminando alguna vez tuvieron sentimientos. Ya sean negativos o positivos, eran amados por alguien y sólo quieren una segunda oportunidad, oportunidad que se verá frustrada gracias a tu intervención. Esto, además de funcionar a nivel narrativo es una mecánica bastante sólida que nos permitirá salir de más de un apuro.

Sí, una mecánica, pues al ir eliminando enemigos acumulas emociones negativas que te permitirán llorar y poco a poco preparar todo para la invocación de tu guardián. Un ser poderoso que se encuentra bajo tus órdenes y que es una carta del triunfo en situaciones complicadas (vamos, que aunque puedas usarlo ne cualquier momento lo mejor es pensar antes).

Una habitación grande, quizá demasiado

Cuando no estás luchando es posible acceder a tu habitación, un lugar en el cual puedes “relajarte” y dedicarte a otras tareas. Algunas son mundanas como equiparte con mejores armas y objetos, revisar las melodías desbloqueadas o el glosario del juego, mientras que otras gozan de importancia como por ejemplo: llenar de mimos a tu mascota y purificar tus sentimientos.

Lo primero no necesita demasiada explicación (creo), pero lo segundo sí es digno de mención. Nuevamente vuelves a hacer uso del llanto, la frustración y los pensamientos negativos acumulados para seguir adelante, y cada vez que puedas llorar estarás purificando los sentimientos negativos que ciertos enemigos han dejado caer. Además de despejar tu mente y sentir que el peso de la culpa se disipa, estos sentimientos se transformarán en objetos que puedes equiparte.

Dicho esto, poco más hay que pueda contarte sin entrar en el terreno de los temidos spoilers (créeme, es una aventura que puede transformarse en un viaje bastante personal y por tanto es mejor ir descubriendo todo por ti mismo), así que voy a destacar el apartado visual y sonoro.

Pese a que gran parte de los escenarios (o mazmorras, como prefieras) son simples y repetitivos, es sorprendente la forma en la que se manejan los diseños de la protagonista, el resto de personajes, los recuerdos, la iluminación y el buen uso del espacio. Basta con ir a la habitación de nuestra protagonista para descubrir que pese a estar cargado de elementos, todo apunta a que se encuentra sola y emocionalmente devastada. Por su parte, las cinemáticas con las que se nos presentan los recuerdos cuentan con un estilo único que sólo podremos encontrar en dichos momentos, y es normal sentirse incómodo o triste con su pasado gracias a esto.

El sonido acompaña realmente bien, y se transforma en parte importante del juego. Esto es así gracias a un gran trabajo por parte del equipo a cargo de las voces. Transmiten un “algo” que te mantiene atento a los diálogos y a lo que está sucediendo (nuevamente mención especial a las escenas de recuerdos). El abanico de música del que Crystar hace gala es muy bueno, y se compone de melodías tristes y melancólicas que por lo general son usadas con cabeza en los momentos que lo requieren. Casi podría asegurarte que no hay ninguna melodía que esté fuera de lugar.

Llorar es importante

El acoso, la soledad, el miedo a no ser querido, la perdida y el sacrificio son sólo algunos de los temas que Crystar se atreve a tocar. Si bien es cierto que no estamos ante un compendio filosófico que te lleve a un viaje de autodescubrimiento, estamos ante un juego que la música, la narrativa y el estilo visual para hacer que “sientas algo”.

Puede que ese algo sea tristeza, empatía o incluso rabia, pero lo cierto es que Crystar es toda una joya que no te deja indiferente.

¿Donde comprarlo?

Puedes encontrar Crystar en formato digital para PlayStation 4 y PC. Si lo que buscas es una edición en formato fisico, en España gozamos de una edición exclusiva de PlayStation 4, que incluye un mini libro de arte y un DLC cosmético, gracias a Meridiem Games.