Tal y como estaba previsto, PlayStation 4 recibe hoy la llegada de un juego muy especial. No solo porque esté hecho en territorio español, sino porque cuenta una historia real que nos pondrá en una situación en la que quizá no nos hayamos puesto nunca: la de los refugiados.

Un juego que nos pondrá en una situación que viven miles de personas cada día

El juego en sí es Massira, que nos llega del estudio español Frost Monkey gracias al programa PlayStation Talents. Y, como hemos dicho, ya está a la venta en digital para PlayStation 4 con un precio de 12.99€ y PEGI 7.

Massira es un juego de exploración y puzles de estilo low poly en el que el jugador vivirá una aventura inolvidable bajo la piel de Numi, una niña obligada a dejar su casa en Siria en compañía de su abuela Yara. Ambas realizarán un largo viaje hasta Europa, inmersas en una realidad extraña.

Inspirado en hechos y experiencias reales, con un gran trasfondo social y un cuidado estilo artístico, el jugador se enfrentará a distintos problemas desde la fantasiosa perspectiva de la pequeña protagonista.

Frost Monkey ha contado con el apoyo de Sony Interactive Entertainment España mediante PlayStation Talents, lo que les permitió continuar el desarrollo del juego en las instalaciones de Factoria Cultural de Matadero Madrid, sede de uno de los seis espacios de Games Camp en España. Con este juego, consiguieron el galardón de “Mejor arte” en la cuarta edición de los premios PlayStation.

Si el juego te llama la atención pero no estás del todo convencido, estás de suerte. También se ha estrenado una demo de 15 minutos de duración en el que podemos probar el primer capítulo del juego, que transcurre en Siria.

Aquí encontraremos todos los contenidos (coleccionables, periódicos, cartas y mecánicas de juego), el menú principal con créditos, controles y ajustes de volumen, y configuración de idioma en inglés y español. Ya puedes descargarla desde PS Store.

Sobre el juego, esto es lo que ha compartido Javier Palomares, productor y diseñador:

Con Massira hemos querido utilizar el videojuego como altavoz sobre la situación a la que se enfrentan las personas refugiadas.

Por otro lado, Christian Zapico, compositor y diseñador de sonido comentó sobre la música que “pretende ser un vehículo narrativo que acompañe el viaje de las protagonistas”.

Puedes unirte a nuestro CANAL DE DISCORD