Durante la pasada Gamescom tuvimos ocasión de hacer el mono sin que la compañía de turno nos mirase mal… y la razón era que teníamos delante Super Monkey Ball: Banana Blitz HD. 

El clásico de la saga Super Monkey Ball, uno de los iconos de la compañía SEGA, lleva dando guerra desde 2001, así que ya podemos decir que Aiai, Meemee, Baby y Gongon ya son mayores de edad y se conservan estupendamente.

¿Queréis ver qué tal nos fue el reencuentro con este clásico con gráficos HD y muchas otras novedades? Entonces seguir leyendo, tal vez haya un plátano al final del artículo como recompensa.

Super Monkey Ball: Banana Blitz HD, el regreso de un clásico

Anunciado a mediados de julio, pronto tendremos de vuelta un arcade que sigue siendo deliciosamente simple, que mantiene intacta su jugabilidad y el reto de siempre, un juego que a simple vista puede parecer aburrido al poco rato pero que consigue enganchar y “picarnos” como pocos.

El juego, en pocas palabras, consiste en recorrer niveles cortos rondando con uno de los cuatro monos (cada uno con sus propias stats), midiendo mucho la velocidad para no caernos pero tratando siempre de conseguir no dejarnos plátanos por el camino y hacerlo todo en el menor tiempo.

Algunos niveles serán más rápidos, otros más técnicos y que requieren más paciencia, podremos saltar y también tendremos jefes de final de fase que requieren tácticas distintas para ser derrotados.

Pero antes de explicaros las sensaciones jugables voy a repasar un poco los modos. Aquí hablamos de una remasterización del juego de Nintendo Wii lanzado en 2006, con 100 escenarios nada menos para el modo de un jugador, que suelen ser cortos para poder disfrutar del juego en partidas rápidas… salvo que se nos atraviese algún nivel, que puede ser.

Estos cien niveles dan para unas cuantas horas de diversión, y no se trata solo de superarlos, también hacerlos en el menor tiempo, sin caernos y recogiendo el mayor número de plátanos posible.

Los amantes del juego competitivo verán como la existencia de rankings online con su Time Attack y la dificultad de algunos niveles puede hacer que este título esté dentro de sus consolas durante meses, aunque si os conformáis con completarlos “como sea” también disfrutaréis.

Minijuegos para disfrutar en familia

Otro lugar que nos robará muchas horas son los minijuegos, un total de 10 pruebas multijugador (con pantalla partida de hasta 4 jugadores) donde hay de todo, carreras en vista cenital, con obstáculos, hacer snowboard, un tirachinas donde derribar globos… sin duda nos darán grandes momentos con familia y amigos.

Incluso hay un modo que me ha gustado mucho, el Modo Party, pues te selecciona una serie de minijuegos seguidos y al final gana el que más puntos tenga en global, bastante cómodo cuando recibamos visitas.

Está claro que este Super Monkey Ball: Banana Blitz HD es de esos juegos que conviene tener en la biblioteca para cuando viene gente a casa, pues entender sus mecánicas y controlarlos es algo que cualquier persona, incluso los que tengan poca experiencia con videojuegos, puede entender, y la diversión está garantizada.

Apartado técnico

El título, como su propio nombre indica, es una remasterización en HD, y ahora podemos disfrutar del clásico de Wii en 1080p cuando el original estaba a 480p. Full HD, vaya.

También el título corre a 60 fps, que para un juego tan frenético siempre se agradece. Más allá de eso los gráficos son como podéis ver en las imágenes bastante simples, muy coloridos pero se nota que es un juego de otra generación y que los desarrolladores nunca se preocuparon demasiado por este aspecto.

A nivel de físicas siguen funcionando muy bien las inercias, y los controles responden a la perfección. Hay que tener en cuenta que se han eliminado completamente los controles por movimiento del original por unos controles analógicos más ajustados, por lo que será más fácil ajustar los giros y los saltos y completar los niveles con más precisión.

A pesar de ello, habría estado muy bien que la versión de Switch y de PS4, que tienen sensores de movimiento de varios ejes, mantuviesen esta opción de control para jugar como originalmente.

Respecto al sonido lo esperado, melodías muy familiares y sonidos simpáticos, marca SEGA, poco que reseñar.

Conclusión

El juego sigue apostando por una jugabilidad clásica, que no se complica mucho pero que logra entretener y picar como siempre, aunque ahora luzca como nunca.

Con un buen número de niveles, clasificaciones online por primera vez y sus minijuegos, ofrece una oferta para disfrutar en solitario y también en compañía, por lo que parece que será una buena idea tenerlo en nuestra biblioteca de juegos cuando lleguen las visitas.

Sus únicos peros… que el juego no luzca aún mejor, que tal vez le iría mejor algún modo de juego distinto o más niveles, o la posibilidad de jugar multijugador online y no solo local. En cualquier caso su precio reducido y las horas que puede darnos compensa con creces.

Super Monkey Ball: Banana Blitz HD se lanzará en Nintendo Switch, PlayStation 4 y Xbox One el 29 de octubre, con una versión para PC prevista para invierno de 2019.

Gracias por leer todo el artículo, ¡aquí tenéis vuestro plátano de recompensa! 🍌

Dónde comprarlo