Tokyo RPG Factory traerá muy pronto a todo el mundo de forma global su tercera creación después de I am Setsuna y Lost Sphere; Oninaki.

Esta vez la compañía ha optado por un enfoque más oscuro a la vez que una propuesta jugable muy distinta a la vista en sus anteriores títulos.

Un sistema de combate cargado de acción, nuevas mecánicas nunca vistas cercanas a lo vivido en Xenoblade 2 y una historia cargada de tintes oscuros es todo lo que hemos podido ver en la demo lanzada en el día de ayer, y en AllGamersIn os queremos contar todo lo que nos ha parecido de cara a su lanzamiento.

El guía de las almas tendrá que salvar el mundo

En esta demo jugable hemos podido probar los primeros momentos de la historia, donde controlaremos a Watcher Kagachi, un guía que ayuda a que las almas encuentren su camino para poder reencarnarse, manteniendo así el equilibrio del mundo.

Aunque su misión es bastante solitaria y triste no estará solo, pues irá acompañado en todo momento de un Deamon, de los cuales hablaremos en profundidad más adelante. Aunque eso sí, esta vez la historia sigue los tintes oscuros de los demás títulos del estudio, cargando de gran dramatismo cada escena.

Por otra parte, aunque la trama da un aire fresco y nunca visto en esta clase de producciones, si es verdad que la falta de carisma del protagonista puede hacer que esta flojeé, no contando con tanto protagonismo como cabría esperar de Kagachi.

La historia será más oscura a lo visto con este estudio

Un enfoque menos rolero pero más adictivo

Aunque la creación del estudio tenía como base crear JRPGs a la antigua usanza, en Oninaki se abandona por completo los combates por turnos, convirtiéndose por completo en un action RPG donde nuestro protagonista podrá únicamente atacar y esquivar de la manera más directa.

Pero para cosas más complejas tendremos a nuestros Deamons, almas que nos ayudarán y que podremos manejar y coleccionar, para encontrar nuestro estilo ideal de batalla.

Los Deamons nos acompañarán en todo momento dándole jugabilidad al sistema de batalla, su diseño es espectacular

Dicho de otro modo, aunque los Deamons nos han parecido preciosos, lo cierto es que su ayuda en combate es fundamental para sobrevivir, y es por ello que, al igual que a nuestro protagonista, tendremos que mejorarlos.

A medida que subamos afinidad con los Deamons obtendremos piedras de mejoras, lo cual nos permitirá mejorar su árbol de habilidades, aunque como gran añadido, tenemos también la posiblidad de desbloquear su historia, llegando a conocer por completo que les ha llevado hasta nosotros; algo muy parecido a las armas de NieR: Automata, pero con mucha más profundidad.

Por otra parte, las habilidades que usemos en combate dependerán totalmente de cómo tengamos mejorado a nuestro Deamon y que habilidades le hayamos equipado, algo muy parecido a lo visto en Xenoblade 2, en especial por lo espectaculares que resultan sus diseños.

El diseño de los protagonistas también nos ha encantado, aunque su personalidad flojeé

Un lavado de cara a su motor gráfico le da un aspecto más apetecible

Aunque el título no abandona en absoluto la cámara torre que ha perdurado en las tres entregas de este estudio, sí es cierto que su apartado gráfico luce mejor que nunca, incluyendo mejoras en las texturas que ahora lucen más detalladas, al igual que su iluminación.

Si la ambientación nevada de I am Setsuna nos pareció única y acogedora, este patrón se repite en Oninaki, pues aunque estemos explorando el mapa podremos cambiar de mundo, al del más allá, en todo momento, logrando que tengamos que explorar el mapa dos veces, pero alcanzando así una atmósfera más envolvente.

La banda sonora del juego una vez más hace honores, repitiendo parte del equipo de los anteriores títulos, algo que logra una armonía acorde a los escenarios y la situación una vez más.

Impresiones finales

Oninaki ha abandonado por completo los combates por turnos, pero debemos afirmar que aunque esta decisión no gustará del todo a los amantes clásicos del género, sí que llamará la atención a muchos otros por lo adictivo que puede resultar el uso y la mejora de los Deamons.

Por otra parte, su sistema de combate ha cogido lo mejor de Xenoblade 2 y la saga YS, aunque no resulten tan profundos como estas dos franquicias, sin duda ha recogido buenas ideas.

El juego tiene pinta de tener una trama muy profunda

Nos hubiera gustado finalizar estas impresiones sabiendo más de los distintos enemigos a los que tendremos que abatir, que pese a ser una demo nos han parecido variables tanto en sus formas como en sus ataques, teniendo que lidiar con más de un jefe.

Eso sí, habrá que esperar para tener la versión definitiva del juego para saber si los demás elementos – como la historia o sus personajes – mejoran, algo que creemos del todo posible, y por ello ardemos en deseos de jugarlo.

Oninaki llegará el 22 de agosto a todo el mundo para Nintendo Switch, PlayStation 4 y PC, aunque solo llegará a occidente en formato digital. Estas impresiones han sido realizadas con la versión para Nintendo Switch.