Aunque ya es un debate mucho menos candente que en meses anteriores, en Electronic Arts siguen teniendo especial cuidado a la hora de tratar el asunto de los micropagos y las cajas de botín tras el desastre de Star Wars Battlefront II, siendo conscientes que esta fuente de ingresos es en muchos casos superior a la que obtienen con las ventas del juego original.

Esto sucede especialmente en FIFA 18 y su popular modo FIFA Ultimate Team (FUT), cuyos ingresos por la venta de sobres es tan alto que la compañía no ha dejado de potenciarlo y exportarlo a otras franquicias deportivas como NBA Live o Madden NFL.

Convencidos que su modelo funciona

La compañía ha asegurado a través de su vicepresidente y responsable de operaciones Daryl Holt que el modelo actual es sostenible y en absoluto se trata de juegos de azar, algo que ha alertado a países como Bélgica o Alemania que ya se plantean prohibirlos.

Sabes perfectamente que estás obteniendo, se ofrece al usuario la información sobre los activos que está comprando. No estamos ante un caso de apuesta; proporcionamos las probabilidades de que puedan aparecer tales u otros elementos en el pack, y además no hay un valor monetario de ninguno de los activos en el mundo real.

Holt además asegura que en FIFA 18 cualquiera puede ganar a cualquiera, sólo importa el nivel, y tener jugadores con más media no significa que alguien con peor equipo te puede vapulear en el campo.

Parece por tanto que EA Sports está lejos de abandonar una fuente de ingresos que está llenando sus arcas. Y vosotros, ¿creéis que están obrando bien?

Fuente

¿Quieres comentar esta noticia? Puedes unirte a nuestro CANAL DE DISCORD