Se acerca el final de 2019, y como cada año hemos hecho nuestra habitual votación de los GOTY, con un ganador que seguro obtuvo un pulgar arriba de Hideo Kojima.

Pero este año es especial, dentro de poco estrenamos 2020 y con él una nueva década, y en un alarde de originalidad hemos pensado en contaros en este artículo los juegos que para cada redactor han marcado los últimos diez años, para que cada uno vote su propio GOTD o Game of the Decade (Juego de la Década).

Si cuesta quedarse con uno en este 2019, imaginaros hacerlo con la cantidad inmensa de grandes juegos que llevan con nosotros desde el año 2010, con PlayStation 3, Xbox 360 y Wii en los hogares de medio mundo y un cambio de generación en medio.

Un repaso a los GOTY de la década

Aunque no siempre estamos de acuerdo con el vencedor… es más, rara vez lo estamos, siempre es buena idea repasar los ganadores de GOTY desde el año 2010 para tener una lista reducida de candidatos. Repasando esta lista nos encontramos alguna que otra sorpresa, juegos que ya teníamos casi olvidados, grandes clásicos que ganador por unanimidad…

Hace pocos días durante los Game Awards se anunció el último GOTY, Sekiro: Shadows Die Twice, la obra del venerado estudio japonés FromSoftware y del aún más venerado Hidetaka Miyazaki. Si repasamos otros GOTY ofrecidos por otros medios y otras organizaciones, el galardón a mejor juego del año ha estado muy repartido…

Hay quien dice que no hay unanimidad porque este año no hemos tenido ninguna obra maestra, pero la calidad de los candidatos está fuera de toda duda: Devil May Cry 5, Control, Death Stranding, Gears 5, Kingdom Hearts 3, Resident Evil 2 Remake, Star Wars Jedi: Fallen Order

Echando la vista atrás, esta es la lista de los GOTY desde 2010, los oficiales otorgados por la organización The Game Awards (o su equivalente):

  • Mejor juego en 2010 – Red Dead Redemption
  • Mejor juego en 2011 – Batman: Arkham City
  • Mejor juego en 2012 – The Walking Dead
  • Mejor juego en 2013 – Grand Theft Auto V
  • Mejor juego en 2014 –  Dragon Age: Inquisition
  • Mejor juego en 2015 – The Witcher 3: Wild Hunt
  • Mejor juego en 2016 – Overwatch
  • Mejor juego en 2017 – The Legend of Zelda: Breath of the Wild
  • Mejor juego en 2018 – God of War
  • Mejor juego en 2019 – Sekiro: Shadows Die Twice

Estos son los GOTD de AllGamersIn

Como os comentábamos, en este artículo cada redactor va a ofrecer su opinión sobre cuál es, para él o para ella, su Juego de la Década o GOTD, y como veréis hay opiniones para todos los gustos.

Ni siquiera hemos intentado buscar unanimidad, sería imposible ponerse de acuerdo, así que es probable que tu propio GOTD sea diferente al de muchos, incluso que no coincida con los aquí propuestos.

Por eso te animamos a que nos des tu opinión y compartas con nosotros cuál es tu Game of the Decade, tanto en nuestras redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram) como en nuestro canal de Discord.

Aquí van todas las opiniones:

El GOTD de TrnRawr

Elegir un solo juego entre todos los que nos han llegado en estos 10 años no es fácil. Podemos mirar a auténticos éxitos como GTA V, The Witcher III u Overwatch, pero ahora más que nunca depende de gustos.

Por eso, en mi opinión, el mejor juego de la década es The Last of Us. Pudimos descubrir la historia de Joel y Ellie tanto en PS3 como en PS4 y por fin estábamos ante un juego de zombis donde los personajes importan tanto como lo que pasa alrededor. Seguro que todos hemos soltado una lagrimilla en algún momento.

Y casi lo más importante es que, aunque se ha lanzado originalmente en 2013, es un juego muy vivo a día de hoy y el año que viene tendremos su continuación. Así que quizá estemos hablando ya del que será el mejor juego de la década que está por llegar.

El GOTD de ChrisHenares

Cuan difícil es elegir nuestros videojuegos favoritos, ya que cada tantos años debemos actualizar nuestro top personal debido a la inmensa calidad de estas obras. Videojuegos con amor en los detalles, que hace que cada personaje parezca vivo, como Uncharted 4: El Desenlace del Ladrón, Red Dead Redemption II, Detroit: Become Human o Mass Effect 3.

Hay tantos títulos y tantos géneros que es muy difícil condensarlo todo en unos pocos párrafos, obras perfectas en lo suyo como los dos Star Wars: Battlefront o aquel primer año de Destiny se quedarán durante décadas en mis retinas.

No me olvido de los videojuegos independientes que me entretuvieron tantos, o incluso llegaron a emocionarme, como Transistor, Blasphemous, Slain: back From Hell, Undertale o la ópera prima de Fourattic, Crossing Souls, que el estudio sevillano ha sabido hacer una obra tan perfecta, que guardará un espacio en mi corazón durante muchos años.

La selección del juego de la década, como comprenderéis es algo muy personal y subjetivo, y a pesar de estar entre varios títulos, tengo que elegir uno sólo entre todos los que tienen una historia que me ha emocionado y con las que me he sentido más identificado. En este sentido, elegiré Beyond: Dos Almas dejando muy cerca de él a Mass Effect 3 y Bioshock Infinite.

El GOTD de Sonny-Station

Elegir el mejor juego de la década es una tarea harto difícil, que consiste en decidir cuál de las joyas que llevamos viendo desde 2010 brilla sobre el resto. Sin embargo, haciendo honor al lema de que los últimos serán los primeros, voy a elegir Sekiro: Shadows Die Twice, recién galardonado como mejor juego del año.

En primer lugar, ningún juego de la saga Souls, así como Bloodborne, se han alzado como los mejores de sus respectivas años. Así que Sekiro viene a ser un guiño a todos ellos, un reconocimiento “oficial” a la magistral fórmula de Miyazaki y a una trayectoria impecable.

Por supuesto Sekiro es en sí mismo una obra antológica: un viaje sencillamente alucinante, donde todos los elementos de un videojuego se dan la mano para proporcionar al usuario hardcore una experiencia inolvidable que, al menos en mi caso, es de las más intensas que recuerdo. Eso sí no apta para casuals.

El GOTD de Javitxu

Estoy de acuerdo en que la decisión de quedarse con solo uno de los juegos en toda una década, al ritmo que llevamos de lanzamientos, es una tarea francamente difícil, y además suele suceder que tendremos a pensar en los más cercanos y los que salieron hace años suelen quedarse injustamente fuera.

Mi opción no ganó ningún GOTY, pero a mí me marcó y creo que es la obra maestra de uno de los mejores estudios, sino el mejor, de la actualidad. Hablo de Uncharted 4: El Desenlace del Ladrón, la despedida de Nathan Drake, uno de esos juegos que justifican la compra de PS4 igual que justificó en su día el primero la compra de PS3.

Tengo especial debilidad por The Witcher 3: Wild Hunt, pero me quedo con Uncharted. Curiosamente ambos estarán de moda gracias a la mediana y gran pantalla, el primero con la serie de Netflix que llega ya, el segundo con una película que esperemos valga la pena por todo el tiempo que nos están haciendo esperar para disfrutarla.

El GOTD de Hugh Belmont

Elegir el mejor juego de la década puede sonar una tarea fácil de realizar, sin embargo, este decenio que está a punto terminar, nos ha entregado grandes títulos. Videojuegos que en su propio género son los mejores y cuando los ponemos a competir con otros igualmente geniales, pero con otra jugabilidad, se siente injusta la comparación.

En potencia considero que The Legend of Zelda: Breath of the Wild es un fuerte competidor al mejor juego en estos diez años de historia que hemos vivido en los videojuegos.
Aunque, estrictamente hablando Breath of the Wild tuvo sus altas y sus bajas, como pocas mazmorras y santuarios que rayaban en lo monótono, que en mi opinión lo vuelve un título más desangelado.

Ahora, creo que el merecedor al mejor juego de la década lo merece God of War. Ya que proviene de una fórmula que ya estaba desgastada y que desgraciadamente en su momento no había más de dónde cortar.

Cory Balrog y Santa Monica Studios, magistralmente lograron hacer un lavado de cara total a Kratos, fue tan radical el cambio que la historia engancha desde los primeros minutos de juego. Incluso ahora, muchos seguimos esperando la esperada secuela de la aventura nórdica de Kratos y su hijo Atreus.

Mientras que Zelda Breath of The Wild se expandió al mundo abierto sin dejar su esencia. Al contrario de God of War que se sometió a un cambio de 180º. Aunque haya sido una comparación, ambos juegos no dejan de ser grandes exponentes de su franquicia y disfrutables como ninguno otro lo ha logrado.

El GOTD de Irving

Mi Juego de la Década es sin duda Persona 4 Golden, la versión mejorada y completa de Persona 4 que esta vez se podía disfrutar en cualquier lugar gracias a su exclusividad en PS Vita.

Además de eso, el juego presentaba nuevos personajes, diálogos y finales. Aunque muchos consideren a Persona 5 como el mejor RPG en la actualidad, creo que ese trono continúa siendo de P4G, juego que además cuenta con una de las mejores bandas sonoras que el género ha conocido.

Es una de las mejores razones para comprarse la vita en pleno 2019

El GOTD de Andrés

Nos encontramos en la recta final de 2019 y lo que ello significa, el final de una década. Es por eso que toca evaluar a título personal cuál ha sido el videojuego que más me ha sorprendido y gustado en este periodo de tiempo.

Como comprenderéis, es complicado comparar todo el catálogo de estos diez años, aun así, lo tengo bastante claro. Lanzado en 2017 y premiado como mejor juegos de ese mismo año, The Legend of Zelda: Breath of the Wild.

Como fan de la saga, he disfrutado de casi todas las entregas de la franquicia y ver su evolución con el tiempo. Es por eso que Breath of the Wild es todo lo que un fan soñaba, una gran historia bajo un enfoque distinto, un Hyrule abierto y salvaje con cientos de ubicaciones para explorar y todo ello sin perder su esencia.

Muchos pensaréis que no es comparable gráficamente con títulos como Death Stranding o Assassin’s Creed en el que el apartado visual es muy superior y no os lo niego. Obviamente el factor gráfico es muy importante en los tiempos en los que estamos, conseguir el mayor realismo posible puede ser el objetivo número uno para muchas compañías.

Sin embargo, Nintendo ha demostrado que esto no es totalmente necesario y está entrega es el vivo ejemplo de que se puede sorprender con unos diseños más artísticos y más frescos con menos potencia gráfica.Con esta década en las últimas y con la nueva generación de consolas a la vuelta de la esquina, solo nos queda esperar que los próximos 10 años nos deparen grandes sorpresas.