Que Call of Duty: Black Ops 4 va a vender muchísimo es una certeza, pues por algo nos solemos referir al shooter de Activision como el “superventas”.

Las cantidades que se manejan entre los analistas son mareantes y todos lo elevan por encima de las 20 millones de copias, pero al parecer el feedback recogido tras la beta de Blackout, el modo Battle Royale que debuta en la saga CoD, habría elevado aún más las previsiones de ventas.

Call of Duty: Black Ops 4 lo romperá en ventas

Según el analista Michael Olson, tras la prueba de Blackout el pasado 10 de septiembre y los comentarios recibidos, la mayoría muy positivos, las estimaciones de ventas habrían crecido de los 21,5 a los 23,5 millones de copias.

Las palabras de Michael Olson, recogidas en Barrons, expresaban las dudas sobre el acierto inicial de previsiones de Street:

Los comentarios de jugadores y prensa sobre Blackout han sido favorables. Creemos que Street ha subestimado el potencial de ingresos de la saga Call of Duty.

¿Qué obtienes cuando tomas la franquicia de juegos anuales más grande de la Tierra y la combinas con el nuevo modo de juego más popular? Creemos que la respuesta es el beneficio por acción al alza.

Estas nuevas previsiones afectarían la economía global de la empresa, algo que ya sucedió durante la fase de beta donde las acciones de Activision crecieron por su gran acogida.

Call of Duty: Black Ops 4 llegará a las tiendas el próximo 12 de octubre para PlayStation 4, Xbox One y PC. No sabemos lo que venderá, pero algo nos dice que será suficiente para tener a más de un directivo en Activision contento.