Este análisis ha sido realizado con una copia facilitada por EA España. Juego disponible en PC/PCVR, PLAYSTATION 4/PSVR (versión analizada) y XBOX ONE.

Introducción

La Guerra de las Galaxias es una saga que me acompañó desde bien pequeño, tanto que Una nueva esperanza se estrenó incluso antes de que yo naciera. Creo recordar que fui a ver El retorno del Jedi al cine, pero era muy canijo y sólo me acuerdo eso sí de los muñequitos que vendían a la salida.

Se podría decir que la saga Star Wars era una especie de mito con el que había crecido, pero no fue hasta la adolescencia que desarrollé una verdadera devoción por estas películas. Entonces cualquier producto relacionado me fascinaba, incluyendo por supuesto los videojuegos.

En mi andadura pecera recuerdo con especial cariño el mítico TIE Fighter, que si no me equivoco yo tenía en una versión remasterizada en CD. ¿Quién quería ser uno de esos rebeldes pudiendo encarnar a un piloto imperial, tan molón, con esos trajes flipantes y esas naves tan chulas? ¡Qué recuerdos!

Star Wars: Squadrons 01

El tiempo fue pasando y, como a muchos de mi quinta, el estreno del fatídico Episodio I combinado con nuestra madurez nos hizo desencantarnos hasta el punto de que la magia de Star Wars había desaparecido.

Tuvo que llegar la realidad virtual para devolvernos la ilusión con esa experiencia breve pero intensa de nombre X-Wing VR Mission. Entonces muchos nos habíamos preguntado cómo sería un juego completo de esas características. Pues bien, se ve que en EA también les picó el gusanillo y por fin han creado el juego con el que muchos soñábamos: Star Wars: Squadrons, merced a Motive Studios.

Acompañadme en este análisis y veamos qué tal ha salido la cosa y si este título cumple con las altas expectativas que teníamos quienes probamos X-Wing VR Mission.

Star Wars: Squadrons 02

Dando la vuelta al análisis

Cuando leí las primeras reseñas del juego en la prensa especializada no podía creerlo… ¿En serio? ¿A estas alturas otra review en que dedican un apartado marginal a la realidad virtual? ¿Con este juego?

Ni hablar, eso vaya por delante. Éste es un análisis de realidad virtual, concretamente de PSVR y, al contrario, lo que haré será dedicar un apartado a la experiencia en la televisión, como creo que le corresponde.

Por lo tanto os vais a enterar de todo igual, pero si luego os encontráis con un juego distinto de lo esperado, ¡ay amigos, es que no es lo mismo estar dentro de un caza estelar que verlo en una pantalla!

Star Wars: Squadrons 03

Un arma de doble filo…

Empalmando con lo que vengo diciendo, como sabéis Star Wars: Squadrons es un juego tradicional con soporte completo para realidad virtual, aunque siendo justos sería más bien un título ideado para realidad virtual que se puede jugar en la tele para aprovechar el tirón.

Esto tiene una ventaja y un inconveniente. Lo bueno es que EA puede poner más dinerito sobre la mesa para el proyecto, dando lugar a un juego completo con todo un modo historia, pero a cambio se nota que Star Wars: Squadrons no está tan pulido para realidad virtual como sí lo estaba X-Wing VR Mission.

Star Wars: Squadrons 04

¿A qué me refiero? Pues principalmente a que hay demasiados elementos en pantalla que con el visor se difuminan más de lo deseable. Las cabinas de los cazas se ven de miedo, pero en el exterior siempre hay planetas, nebulosas, rocas, amén de otras naves y demás parafernalia que en una tele lucen bien, pero en el casco pierden definición.

…Aunque bien equilibrada

Voy a parar aquí en seco para que nadie se me asuste, a ver cómo lo digo: la experiencia con el casco es en todo caso alucinante.

Llegará un día en que la resolución de los HMD nos haga olvidar este asunto de la pixelación, pero mientras tanto la aceptamos con gusto a cambio de estar ahí dentro, a los mandos de los cazas estelares.

Star Wars: Squadrons 05

Particularmente satisfactorio es mirar por toda la cabina, hacia los lados y hacia arriba, siguiendo con la mirada al enemigo mientras lo acechas. En las partidas multijugador se nota un huevo quiénes cuentan con esta ventaja y quiénes pierden de vista a los objetivos en cuanto salen del campo de visión de sus televisores.

Vuelvo a PlayStation Plus

Sigo encadenando apartados, y aprovecho lo recién dicho para comentaros que éste es el videojuego que me ha hecho volver al Plus. No es que haya dejado de molestarme pagar por jugar en red, pero no podía dejarlo pasar.

Star Wars: Squadrons 06

Star Wars: Squadrons ofrece dos modalidades online: refriega y batalla de flotas. La primera es un “simple” duelo entre cazas, mientras que en la segunda nos veremos involucrados en un combate a mayor escala donde el objetivo es destruir la nave capital enemiga, entrando en acción también la IA. En ambos casos formaremos equipos enfrentados de cinco jugadores.

Posiblemente parezcan pocos modos, pero lo que sí puedo deciros es que son muy disfrutables. Es alucinante salir disparado de la nave comandante a bordo de tu caza, sentir su zumbido, perseguir a tus objetivos y abrir fuego, ¡exactamente como en las películas pero viviéndolo en primera persona!

Los modos online se ven complementados por los desafíos, que nos proponen cumplir una serie de retos y obtener así unos puntos con los que mejorar nuestras naves o bien gloria para personalizarlas, así como a nuestros pilotos. Yo estoy encantado con el muñequito de Luke Skywalker en la cabina de mi Ala-X.

Star Wars: Squadrons 07

Historia que va a más

Star Wars: Squadrons cuenta con un modo historia ambientado tras la trilogía original, donde asumimos el papel tanto del bando rebelde o de la nueva república como del imperio galáctico. Sin ánimo de hacer destripes, sólo os diré una cosa: concho, por fin son los imperiales quienes deben destruir una súper estación espacial.

A lo largo de la campaña alternaremos entre facciones para sumar un total de dieciséis misiones, incluyendo dos prólogos ambientados años atrás, en algún punto de Una nueva esperanza.

A media hora por misión, añadiendo los informes del briefing y las conversaciones con nuestros camaradas de escuadrón, la historia de Star Wars: Squadrons puede irse fácilmente a las diez horas sin contar las previsibles muertes.

Como menciono en el encabezado de este apartado, la campaña sin duda va a más y llega a ser verdaderamente emocionante, planteándonos varias situaciones en entornos bastante diversos para al fin y al cabo tratarse del vacío sideral.

Naves de ensueño en VR

Con la realidad virtual, eso de elegir tu propia nave no es lo típico de verla en una pantalla, muy bonita ella, rotarla un poco y ponerse a jugar. No amigos.

Esto es un hangar, aquí hay naves de verdad. Primero puedes deleitarte mirándolas desde distintos ángulos, sentir su forma y tamaño. Luego llega la madre del cordero cuando entras en la cabina.

Star Wars: Squadrons 08

¿Quieres saber lo que es estar dentro de un TIE Fighter, como esos pilotos molones imperiales con el traje negro de las películas? ¿Te gustaría sentir cómo se abren las alas de tu X-Wing o mirar hacia atrás para ver a tu droide astromecánico ahí mismo, junto a ti? Pues hala majo, ya estás comprando las gafas.

Esto es sencillamente un sueño hecho realidad chavales, y estoy seguro de que muchos vais a poder entenderme. A falta del sentido del tacto y si queréis del olfato, tanto la vista como el oído te transportan a uno de estos cazas estelares, de los que por cierto hay cuatro por bando para sumar un total de ocho.

Star Wars: Squadrons 09

Por el lado rebelde o de la nueva república tenemos los famosos Ala-A, Ala-X y Ala-Y, además del Ala-U concebido como nave de apoyo que yo francamente desconocía. En lo personal hubiera preferido el célebre Ala-B.

Los imperiales a su vez cuentan con el archiconocido caza TIE en sus tres variantes: caza estándar, bombardero e interceptor, además de la correspondiente nave de apoyo, en este caso apodada Segador TIE.

Aspecto técnico

La factura audiovisual de Star Wars: Squadrons está al nivel que cabría esperar de una producción de primer orden. En cuanto al apartado gráfico destacan sin duda los cazas, seguidos a cierta distancia por naves más grandes como corbetas, fragatas y destructores. Los entornos lucen muy bien, pero están limitados por combates que al fin y al cabo tienen lugar en el espacio, por lo que tampoco hay lugar para muchas florituras.

Star Wars: Squadrons 10

Como ya he dicho, en realidad virtual se acusa falta de definición fuera de la cabina, a la que sin embargo te acabas acostumbrando. Se echan no obstante de menos algunos recursos que sencillamente no funcionarían en una tele, como por ejemplo ese gigantesco destructor estelar que aparecía sobre nosotros de la nada en X-Wing VR Mission.

De todas formas, si tengo que elegir, prefiero un juego completo con soporte para VR que una experiencia muy específica cuya duración sin embargo es de veinte minutos.

Con respecto al sonido, raya si cabe un peldaño por encima del aspecto visual, ya que tenemos todos los efectos y músicas característicos de la saga perfectamente recreados. Particularmente estimulante es sentir el zumbido de los motores y el sonido de los láser.

Star Wars: Squadrons 11

Hablando aquí de los controles, que en algún punto debo hacerlo, deciros que yo sólo he usado el Dualshock 4 (no hotas), pero la respuesta es excelente. De piedra me quedo con esas críticas por las que el juego ni sería un simulador ni un arcade… chorradas si queréis saber mi opinión.

Verlo todo en una pantalla

Ahora toca lo que decía en la introducción, es decir el apartado dedicado a las televisiones. Ostras, no os podéis hacer una idea de lo que es jugar a Star Wars: Squadrons en realidad virtual y luego probarlo en la tele para este análisis, y eso que yo tengo una de 50 pulgadas.

La sensación es muy clara, a ver si consigo transmitirla: por un lado lo ves todo más definido, indudablemente mejor acabado, y lamentas que en VR no se vea tan bien, incluyendo lo que parecen una serie de efectos gráficos adicionales. Vale. Por otro lado simplemente piensas: “¿qué broma es ésta?”.

Star Wars: Squadrons 12

Todo lo que has estado viviendo como el verdadero protagonista se ve de pronto como un juego, nunca mejor dicho. Es entonces cuando objetivamente te das cuenta de que Star Wars: Squadrons podría durar más, podría tener más modos online y podría contar con más naves. Es entonces cuando en definitiva vuelves a tu habitación, en el aburrido planeta Tierra.

Eso no quita para que Star Wars: Squadrons siga siendo un juego divertido y disfrutable también en la TV, pero a mi juicio baja la calificación un punto.

Conclusión

El único pero que se le puede poner a Star Wars: Squadrons es una manifiesta falta de modos online, que además desde EA no pretenden ampliar. El juego viene tal cual, pero también os digo que si ése es el precio para librarse de micropagos, loot boxes y morralla, bienvenido sea.

Star Wars: Squadrons 13

Por lo demás, Star Wars: Squadrons es la enésima razón para ir a comprar PSVR con los ojos cerrados, porque ya no se puede ignorar la cantidad de juegazos que hay para el HMD de Sony. Es la promesa de X-Wing VR Mission cumplida. Y es una de las experiencias más gratificantes e ilusionantes que he tenido en los últimos tiempos.

En la tele es igualmente un buen título que sin embargo se deja por el camino esa magia que lo eleva a la genialidad. Ahora bien, si eres fan de La guerra de las galaxias tienes una cita ineludible en cualquier caso.

Dónde comprarlo