Dentro de la realidad virtual para PlayStation 4 encontramos grandes triple A, como Skyrim, Resident Evil VII o Doom, junto a pequeñas joyas que corren el riesgo de pasar desapercibidas pero que son capaces de atraparnos durante horas por su atractiva y adictiva propuesta.

Este es el caso de Salary Man Escape, un título que, a priori, puede pasar desapercibido, pero que si le dedicas unos minutos, corres el riesgo de quedar atrapado en sus puzles y no salir hasta completarlos todos.

La propuesta

¿Qué nos proponen Sony y Red Accent Studios con este Salary Man Escape? Un juego de puzles con un envoltorio de lo más original. Por la parte jugable, resumiéndolo considerablemente, nos enfrentamos a un entorno manipulable de bloques y plataformas donde tendremos que reorganizar un edificio de ladrillos para crear una ruta para que el personaje encuentre la salida.

En la parte del envoltorio encontramos una historia de lo más peculiar. Ayudaremos a un abnegado oficinista a superar los retos diarios del trabajo. Para ello deberemos ir despejando el camino librándole de la presión. Cada bloque rojo es manipulable y podremos moverlos para crear ese camino donde antes no había salida.

La idea me parece sumamente original. El trabajo provoca mucho estrés y el título nos invita a apartar esas presiones y a superar los retos diarios que tenemos como personas asalariadas que somos. Para ello también contamos con los muy necesarios cafés de la mañana.

Dificultad y disposición de los niveles

Cuando nos ponemos las PS VR y nos adentramos en el mundo de Salary Man Escape nos daremos cuenta de que las mecánicas son sencillas de utilizar. Eso no significa que estemos ante un juego fácil. En este sentido he encontrado una dificultad accesible que se va incrementando paulatinamente, llegando a estrellarnos contra algunos niveles decididamente complicados.

Para poder acceder a esos niveles más peliagudos tendremos que conseguir dinero (nuestro salario) en los escenarios de los puzles, el cual nos dará acceso a desafíos verdaderamente complejos.

En total contamos con 6 capítulos, 60 niveles abiertos y 18 niveles ocultos, lo cual significa unas cuantas horas de juego. Cada capítulo presenta una nueva mecánica de puzles para la mezcla, haciendo que la progresión del rompecabezas sea cada vez más intrincada y difícil.

Moviendo bloques

Para poder superar cada uno de los retos deberemos llevar a nuestro oficinista desde el punto de partida a la puerta de salida. Para ello podremos manipular las piezas que presionan a nuestro “hombre gris”. Quitando la pieza de la presión del jefe, contando con el apoyo de nuestra pieza de autoestima y con un buen café, podremos conseguir superar el nivel.

Y así hasta completar los 78 niveles del juego. Todo esto lo haremos desde una perspectiva un tanto curiosa. Estaremos, en todo momento, sobre un teclado de ordenador que descansa sobre una mesa de oficinista. En la pantalla gigante del computador iremos recibiendo mensajes de ayuda (no siempre) o palabras de estímulo.

Las piezas las manipularemos con el Dualshock 4 o con un move (no hace tener la pareja completa). Podremos estirar las piezas, acercar y alejar el mapa del puzle, rotarlo a nuestra conveniencia, ponerlo a la altura que queramos y disfrutar de su estilo impoluto y vanguardista.

Para amantes de los puzles

Salary Man Escape es un videojuego de realidad virtual de puzles. No esperes otra cosa. Si te gustan los retos no podrás salir de su propuesta hasta haber superado los retos más complicados. Para que quede claro: estamos ante la unión perfecta de Exit, Hitman GO y Jenga (el juego de ir quitando piezas de madera dispuestas en forma de torre).

De Exit hereda los cambios de perspectiva que pueden darnos la solución al dichoso puzle que lleva media hora dándonos quebraderos de cabeza. De Hitman Go se queda con el estilo artístico vanguardista que destila el juego de puzles de uno de los asesinos más conocidos del mundo de los videojuegos. Y de Jenga recibe la idea de ir quitando piezas sin que todo se venga abajo.

En este sentido decir también que en cada capítulo encontraremos nuevas mecánicas, como la necesidad de jugar con los pesos y las inercias mientras quitamos las piezas exactas para poder hacer funcionar diferentes mecanismos. La prueba y error será una constante en unos niveles que estarán limitados por el tiempo.

Detalles importantes

Salary Man Escape llega en castellano, con lo cual el idioma no será ningún impedimento. A esto hay que añadir que el apartado musical es simplemente genial, con temas adecuadamente escogidos que nos acompañarán en todo momento sin llegar a cansarnos.

La diversión también hace acto de presencia en este título. No es aburrido, mas bien todo lo contrario. Consigue atraparnos y tiene el arte y la elegancia de picarnos hasta que superamos ese puzle que nos ha tenido bloqueado los últimos 10 minutos. Todo sea para que nuestro amigo el oficinista pueda superar un arduo día de trabajo.

Por cierto, la idea de presentarnos la problemática de la presión y el estrés de una manera irónica y divertida es realmente muy acertada. De hecho, desde que he podido disfrutar de este juego, me veo constantemente quitándome piezas de presión en el trabajo y utilizando los soportes ofrecidos por las piezas estables de mi vida y el café.

¿Algo negativo a destacar?

Si. El tracking (seguimiento posicional) es algo limitado. Se nota al querer mover algún objeto con el move y éste nos queda demasiado por debajo de la cámara o demasiado por encima de la misma. Esto se soluciona acercando el área del puzle con el propio move.

También encuentro demasiada limitada la manipulación de las piezas de madera con las que podemos interactuar. Solamente se puede mover, empujar o estirar, pero no voltear, lo que le quita posibilidades a la jugabilidad.

Conclusiones

Recomiendo este título a todo amante de los puzles. Es retador y divertido. Pondremos en movimiento nuestra materia gris para poder superar niveles bastante ingeniosos. Disfrutaremos de un acompañamiento musical adecuado. Y nos divertiremos en estos calurosos días de verano.

Pero ¿y si los puzles no son lo nuestro? También recomiendo darle una oportunidad. La realidad virtual tiene la virtud de llevar cualquier juego a otro nivel. Con PS VR me he encontrado disfrutando como un enano con títulos de géneros que odio en pantalla plana. Así que, si no te ves resolviendo puzles, al menos pruébalo, no te arrepentirás. Lo puedes encontrar en la PlayStation Store por sólo 14.99€

A continuación puedes disfrutar de un gameplay exclusivo propio en el que damos solución a dos puzles. ¿Spoilers? Pues sí. Estás avisado. Pero vale la pena echarle un vistazo para hacerte una idea completa de lo que ofrece Salary Man Escape. A disfrutarlo.

¿Quieres comentar esta noticia? Puedes unirte a nuestro CANAL DE DISCORD