Si hace unos días ya os ofrecíamos el análisis de la versión Ultimate, hoy os traemos el análisis del Razer Thresher Tournament Edition, el hermano “pequeño” de esta rama de auriculares.

Y es que entrecomillo pequeño porque, de pequeño, con respecto al otro Thresher de la familia, solo tiene el precio ya que, como diferencia principal, únicamente encontramos el cable anclado a los auriculares y su conector minijack de 3.5.

El resto no le tiene nada que envidiar. Pero, intuyo que estáis aquí porque la duda corroe vuestras entrañas ¿Merece la pena este Razer Thresher Tournament Edition?

Antes que nada, vamos a comenzar sacando los auriculares de la caja…

La caja, la caja, la caja

Como en casi todos los productos Razer, nos encontramos una caja de cartón cuyos colores dominantes son el negro y el verde.

En dicha caja nos encontramos distintas especificaciones de estos auriculares como, por ejemplo, sus almohadillas ligeras que favorecen el aislamiento del ruido, un micrófono unidireccional para un chat de voz nítido o su compatibilidad con Playstation y PC (entre otros) gracias a su conector de 3,5mm.

Pero, aunque Razer se moleste en ofrecernos un packaging muy cuidado, lo que realmente importa es el producto en si, ¿verdad?

Una vez abrimos la caja nos encontramos únicamente los auriculares con su cable, perfectamente escondido, y un libro de instrucciones con las especificaciones técnicas más detalladas, todo ello envuelto en una espuma de gran densidad para evitar que el producto sufra daños en el transporte. ¡Bien pensado Razer!

Comodidad, que bonito nombre tienes

El diseño de estos Razer Thresher Tournament Edition está pensado para la comodidad durante horas y horas de juego, de ahí su sorprendente ligereza gracias a su construcción prácticamente de plástico y, a su vez, hace que sea muy cómodo a la hora de colocárnoslo en la cabeza.

El acolchamiento del headset es muy cómodo con una espuma muy abundante y blanda. Gracias a ello estos Razer Thresher Tournament Edition consiguen, no solo una comodidad sorprendente, sino también un aislamiento muy bueno del sonido exterior lo que ayuda, en parte, a la inmersión cuando estemos jugando con estos auriculares puestos.

El headset se encuentra articulado para permitir el giro de las orejeras y, de esta forma resultar más cómodo su colocación y siendo adaptable para cualquier tipo de cabeza.

Testeando la calidad del audio

La calidad de sonido que nos dan estos auriculares puede variar según los ojos con los que lo mires o, mejor dicho, las orejas con las que lo escuches, ya que va a depender mucho de la persona.

No son auriculares de estudio, son unos auriculares gaming por lo que tienen ya, de serie, un perfil de ecualización predeterminado e inamovible. En este caso, me ha parecido que tiende en exceso a exagerar graves y altos, eliminando casi al completo los tonos medios.

No digo que esté ni bien ni mal, pero es destacable el hecho de la ecualización en V que poseen para que los más puristas del sonido lo tengan en cuenta a la hora de hacerse con estos auriculares.

Conexiones, botones y micrófono

La principal novedad de estos auriculares Razer Thresher Tournament Edition reside en su cable. Un cable mallado que se ve resistente y un minijack de 3.5mm en forma de “L” que ayuda a una fácil conexión de este al mando de PlayStation 4.

Justamente a dos palmos del auricular izquierdo encontraremos el controlador de volumen, perfectamente ajustable a través de una rueda y a su vez un interruptor para activar y desactivar el micrófono porque, si, aunque no lo parezca, estos auriculares poseen un micrófono integrado retráctil.

El micrófono tiene un sonido limpio, puro y sobre todo, el hecho de que sea unidireccional hace que, en lugares donde hay mucho ruido como por ejemplo eventos de eSports, aísle perfectamente cualquier interferencia ocasionada por todo ese alboroto de gente gritando y el audio capte casi en su totalidad la voz del jugador de forma clara y nítida.

Sensaciones: Mucho lirili pero poco lerele

Después de varios días probando estos auriculares durante jornadas largas de juego, me preocupaba el hecho de que estos Razer Thresher Tournament Edition no fueran tan cómodos como nos vendían y que no fuera oro todo lo que reluce pero, sorprendentemente, me he llevado una buena impresión.

No resultan incómodos en las sesiones largas de juego y no son demasiado calurosos por lo que, aun no habiendo probado estos headset en verano, creo que puedo afirmar que, si tienes miedo al calor que puedan sentir tus orejas al ponerte estos auriculares, no tienes nada que temer ya que, en un principio, resultan cómodos, ligeros y sobre todo frescos.

Creo que, si obviamos el precio y, con el reglamento en la mano, podemos estar ante unos de los mejores headset en cuestión de comodidad y sonido de microfono que he probado pero, si vamos a desembolsar 100€ esperamos, como mínimo, un poco de versatilidad. Y con versatilidad me refiero a que, sí, muy bien, en PlayStation 4 tanto sonido como micrófono, con el minijack conectado al DualShock 4, funciona perfectamente pero… ¿Y si lo queremos usar en PC? Pues tenemos un problema.

Para empezar tenemos que elegir qué queremos utilizar, o el micrófono o el headshet ya que esa es la principal desventaja de un único conector minijack. Y me parece sorprendente que Razer no haya incluido un adaptador USB para evitar el problema de, o bien conectar a la entrada de audio del PC o a la salida del mismo y, de esa forma, poder dar un uso completo al producto en ordenadores.

Conclusión

Razer sabe crear productos gaming de calidad y cuidando todos los detalles. Presentación, calidad de los materiales y, sobre todo, calidad del producto a la hora de usarlo, es parte de su seña de identidad.

Estamos ante unos auriculares que ofrecen un sonido nítido, son tremendamente cómodos y sin duda mejoran la experiencia de juego, permitiendo que nos metamos más de lleno en cualquier título con el plus de no molestar a nadie y poder jugar al volumen que nos de la gana.

Si quieres disfutar de una experiencia inmersiva y una comunicación con tus amigos de forma nitida, clara y, sobre todo, a buen precio, estos Razer Thresher Tournament Edition para PlayStation 4, es la solución perfecta.

Dónde comprarlo

¿Quieres comentar esta noticia? Puedes unirte a nuestro CANAL DE DISCORD