La octava generación de Pokémon ya está aquí, en apenas un par de días todo el poseedor de Nintendo Switch podrá descubrir nuevas aventuras en la región de Galar, donde nuevas criaturas de bolsillo nos esperarán.

No obstante, estamos ante una de las ediciones que más polémicas ha levantado en los últimos años, debido a un motor gráfico poco potente, una lista de pokémon reducidas y otros cambios en la jugabilidad que parece no ser del agrado de todo el mundo.

En All Gamers In ya hemos completado nuestro viaje por esta región y queremos compartir con vosotros nuestra más sincera opinión donde aclaramos todos estos puntos. Eso sí, aseguramos hacer el menor número de spoilers para aquellos entrenadores que quieren descubrir cada cosa a su ritmo.

Entrenadores, coged vuestras Nintendo Switch, la Liga Pokémon de Galar está apunto de comenzar

Una vez más, una región nueva te espera

Pese a que el público más aclamado de esta saga ha pedido en reiteradas ocasiones una historia más profunda y elaborada, Pokémon Espada y Escudo vuelve a sus raíces con una trama sencilla, donde interpretamos a un joven entrenador que tras elegir a su primer pokémon se propondrá hacerse campeón en la liga de esta región.

Pocas novedades encontramos en esta entrega argumentalmente respecto a las anteriores, una vez más habrá una gran organización de villanos que moverá sus hilos en las sombras usando para mal el poder de los pokémon.

Lo que si ha vuelto con fuerza en esta entrega es el misterio y el lore que rodea a los legendarios, donde desde el primer momento de la aventura viviremos un fuerte encuentro con uno de ellos.

Aunque esta historia tan tradicional y sencilla pueda atraer con gusto a un público más reciente y joven, los jugadores que llevamos desde los inicios de esta saga podemos llegar a sentir que necesitaba un cambio más adulto que apostara por una trama más profunda.

Eso sí, los jugadores tradicionales que solo busquen una excusa para vivir nuevas aventuras pokémon y aprovechen la historia se encontrarán cómodos con el hecho de que la fórmula no haya sido reinventada.

La mecánica es la misma, conseguir las 8 medallas que nos permiten entran el campeonato de la Liga Pokémon de esta región, visitando cada ciudad y derrotando a sus líderes.

Aunque si tenemos que aclarar, eso sí, que en esta región la Liga Pokémon es mucho más importante que en otras ediciones, y hay un alto nivel de competitividad entre sus participantes, que cuentan con un gran número de seguidores.

Para participar en cada gimnansio, necesitaremos un equipo adecuado.

Explora y atrapa como siempre

En principio, la premisa para capturar pokémon no ha cambiado, aunque si posee una característica importante de Let’s Go Pikachu y Eevee, y es que hemos abandonado casi por completo los combates aleatorios.

¿Y qué queremos decir con casi por completo? Pues que algunos Pokémon si serán visibles en la hierba alta mientras que otros solo podremos descubrirlos por una exclamación que levantaremos al movernos.

En cualquier caso, en esta entrega el número de especies que encontramos en cada ruta o zona es significativamente superior a distintas entregas. Para que os hagáis a la idea, en la segunda ruta, pese a ser un camino corto, encontramos a 7 especies distintas de criaturas, siendo todas ellas nuevas de esta edición.

¿En qué se traduce esto? pues en que desde el principio podemos crear un equipo muy variado con varios tipos de pokémon distintos atendiendo rápidamente a nuestros gustos. Pero por otra parte, resta originalidad a la fórmula de los terrenos. Encontrar en el mismo hábitat pokémon tipo siniestro, eléctrico y agua no nos hace pensar que el ecosistema esté tan elaborado con antaño.

En cualquier caso el mapa es amplio y hay de todo, minas llenas de pokémon tipo roca y tierra, lagunas plagadas de criaturas de agua… y ojo, pues algunos pokémon serán difíciles de encontrar, pero la pokédex nos lo pondrá más fácil.

Cuidado con la Zona Silvestre, habrá rivales mucho más fuerte que nosotros.

En esta ocasión, cuando estemos en una zona, si abrimos la pokédex podremos ver una lista de las criaturas predisponientes en esta zona, si los capturamos, nos mostrarán criaturas más difíciles que también se pueden atrapar en ese hábitat.

Por poneros un ejemplo sin entrar en spoilers, nosotros tuvimos problemas con Pikachu, porque sabíamos en que ruta aparecía pero se hacía el difícil y no es de los que se muestran abiertamente en la hierba.

Podremos conseguir un Eevee y un Pikachu si jugamos a Let’s Go.

La zona silvestre, una de sus principales novedades que nos ha gustado

Como bien sabréis, una de las principales novedades de esta entrega es la zona silvestre, un área muy grande donde la jugabilidad cambiará al poder girar incluso la cámara, y donde una gran cantidad de pokémon se reunirán.

Aquí el clima jugará un papel importante, pues afectará a las criaturas que podremos ver y capturar, y no solo eso, pues esta zona cuenta con una dimensiones gigantescas, donde dependiendo de donde nos encontremos, podremos ver diferentes criaturas… ya os aseguramos que la diversidad es enorme.

¿Y dónde está la gracia en poder capturar un número de pokémon tan elevado desde el principio de la aventura? En que no podremos, en esta entrega el número de medallas que tengamos limitará también el nivel del pokémon que capturemos, y en la zona silvestre podremos enfrentarnos a criaturas de niveles muy altos desde el principio.

Esto se traduce, en que tendremos que revisitar la zona a medida que avancemos en la trama, con el objetivo de buscar a nuestros pokémon favoritos y poder unirlo a nuestras filas una vez que poseamos el número indicado de medallas.

Revisitar la zona silvestre se convierte en un gran plan en el momento que descubrimos todo lo que se puede hacer allí, pues no solo hay áreas a las que podemos acceder conforme avanzamos, si no mucho más contenido, pero de eso hablaremos más adelante.

Las incursiones y su multijugador

Aunque Nintendo Switch está algo por detrás en avances online respecto a sus competidores, Pokémon Espada y Escudo ha querido incluir novedades online para sus jugadores, enfocados principalmente en su zona Silvestre y las Incursiones.

Por una parte, en la zona silvestre podremos ver a otros jugadores, interaccionar con ellos, e incluso saber en todo momento que criaturas acaban de capturar gracias a un práctico y automático sistema de stickers.

Y no solo de nuestros amigos hablamos, pues también podremos conectar de forma inalámbrica con la gente de nuestros alrededores, ya sea para tratar con ellos, hacer intercambios, combates, darnos pistas o… preparar un buen curry.

Durante toda la aventura podremos crear un campamento en cualquier parte, y los jugadores que pasen cerca podrán unirse a nosotros para jugar con nuestros pokémon o intercambiar ficha con nosotros.

Otra de las novedades es que para acceder a las características online y multijguador ya no dependeremos del centro pokémon, pudiendo acceder en todo momento a ellas desde cualquier parte, ya sea de forma inalámbrica, con amigos o online.

Hablemos ahora de las incursiones, en la Zona Silvestre encontraremos unos nidos cargados de energía eléctrica que podremos recolectar. Esta energía puede ser usada para comprar cosas únicas en esta área, como técnicas de combate o pokéballs.

Pero no es lo único que encontraremos en estos nidos, pues en ocasiones contendrán a una criatura pokémon aguardando ser derrotada, tan fuerte y tan gigante, que necesitaremos la ayuda de otros 3 jugadores o NPCs para derrotarlos.

La zona silvestre es enorme, pero también peligrosa.

En estas incursiones, un miembro del grupo podrá gigantizar también a su pokémon -sea cual sea- para derrotarlo, y una vez esté debilitado capturarlo. Eso sí, la recompensa también será bastante única, pues podremos hacernos con objetos que de otra manera no sería posible, además de más voltios, por lo que merece la pena completarlas.

En definitiva, son muchísimas las incursiones que podremos realizar, y fuerte es el carácter jugable que proponen a nivel multijugador, pues ya sea con amigos o desconocidos, nos ha parecido muy divertido enfrentarnos en un grupo de 4 contra un pokémon, donde la concentración y la cooperación pueden resultar claves.

Nuevas criaturas en una pokédex más limitada

Pese a que el número de especies pokémon ya supera las 900 unidades distintas, en esta región y edición solo podremos hacernos con un total de 400 y pico, siendo aproximadamente 90 nuevas criaturas.

Esta es una de las decisiones que menos ha gustado a los fans, y pese a que han sido reclamadas en múltiples ocasiones, los desarrolladores ya han asegurado que no será posible obtener todas las criaturas que existen.

Respecto a las nuevas criaturas y sin entrar en spoiler, podemos asegurar que estamos ante un ecosistema variado, y que aunque algunas formas no han resultado del agrado de todo el mundo -como las evoluciones de los iniciales, que son bastante polémicas- aseguramos que hay formas que gustarán a los fans más antiguos.

El Gigamax y sus grandezas

La novedad más visual del juego es el Gigamax, que nos permite transformar a nuestras criaturas en monstruos gigantes en diferentes ocasiones, principalmente enfrentamientos de la liga, multijugador e incursiones.

No solo el tamaño de nuestro pokémon aumentará enormemente, sino que además algunas especies cambiarán también de forma como sabemos. Por otra parte, esto significará un gran aumento de las estadísticas de cada pokémon.

Esta vez la pokédex nos echará una mano para completarla más fácilmente.

Y no será lo único, pues las técnicas de combate también cambiarán, desbloqueando nuevos y poderosos ataques que dan un gran toque estratega, pues decidir cuando nos transformarmos en gigantes es decisión nuestra, y siempre conviene esperar al momento adecuado para hacerlo.

En cualquier caso, podremos hacerlo una vez por combate, y la transformación durará hasta 3 turnos -aunque si es un combate contra un entrenador, se agotará al derrotar al pokémon rival-.

A nivel personal tenemos que decir que el gigamax no es más que una alternativa a la Transformación Z, pero más abierto para que pueda ser usado por todos los pokémon, sin ser una gran novedad jugable, pero que añade algo más de diversión, en especial en el multijguador y las incursiones.

En los campamentos de otros jugadores podremos hacer algunas cosillas.

Así es Galar y así es el apartado técnico

Respecto a las zonas del juego, como ya hemos comentado los pokémon serán visibles aunque no en todas las ocasiones, y es que aquí se mantiene la jugabilidad clásica de la saga, encontrando zonas ocultas en cada ruta donde podemos encontrar cualquier cosa.

Eso sí, creemos que estamos ante uno de los mapeados más pequeños y limitados de la saga, contando con poca variedad de escenarios -lo cual podría explicar que encontremos tantas especies en una misma área-.

Recordad que podemos mandar a nuestros pokémon de misión

A nivel gráfico el juego ha supuesto la mayor decepción para los fans, y es que tráiler tras tráiler hemos visto como este apartado técnico no explota por completo el potencial de Nintendo Switch, encontrando animaciones de batalla muy básicas y algunas texturas que dejan mucho que desear.

Tal es así que hemos encontrados puntos muy dispares a la hora de jugar, desde personajes y criaturas bien elaboradas hasta otras que parecen directamente extraídas de Nintendo 3DS.

Cómo no, también habrá villanos.

Respecto al diseño de las nuevas criaturas también hemos tenido gustos muy dispares, encontrando pokémon muy bien diseñados que nos han encantado representado a la perfección lo que es la región, mientras que otros nos resultan poco elocuentes y artísticos, como si no reflejaran bien la esencia de qué es un pokémon.

Aunque finalmente este último punto se debe de adaptar a los gustos de cada jugador, os recordamos que el punto fuerte de la saga nunca han sido los gráficos, y comprendemos que dar vida a más de 400 criaturas no es tarea fácil, pero seguiremos esperando más.

Lo que si ha cumplido con creces es música, que ha mejorado enormemente respecto a anteriores ediciones incluyendo una banda sonora más acorde a cada zona y temas vocales muy épicos -especialmente reservados para la Liga, que es lo más visual del juego-.

En definitiva, aunque el juego corre como la seda, esperábamos mejores animaciones, efectos, detalles y criaturas, aunque estamos muy contentos con la banda sonora y todo lo que transmite.

Conclusiones

Pokémon Espada y Escudo es la octava generación de esta famosa saga, y aunque no ha sido la que más satisfechos nos ha dejado, si nos deja un buen sabor de boca sabiendo representar a la perfección todo lo que es Pokémon.

Aunque esperábamos un mapeado más grande, así como una pokédex más elaborada, hemos disfrutado ante esta aventura, que recupera el carisma perdido tras la séptima generación y se vuelve un poco más difícil para los más exigentes.

Aunque son muchos los puntos que no nos han gustado, si tenemos que asegurar de que se trata de un salto respecto a la anterior generación, tanto gráficamente como a nivel jugable, el multijugador está bastante mejor explotado.

En definitiva, Pokémon Espada y Escudo gustará a los fans de la saga, aunque puede que alguno no se encuentre del todo satisfecho, pues esperábamos más de un estudio tan grande que cuenta con una de las mayores franquicias del mundo.

Dónde comprarlo