¿Lo habéis escuchado? Ya ha resonado bien fuerte el pitido que marca el inicio del partido, un partido que vuelve a enfrentar a dos colosos como son FIFA y PES, PES y FIFA, y por extensión Konami y Electronic Arts. Ya habrá tiempo para analizar FIFA 20, que ya asoma en el horizonte, pero el que ha saltado al campo el primero dispuesto a darlo todo es un juego que además estrena un curioso prefijo: eFootball PES 2020.

Lo de “eFootball”, según nos explicó la propia Konami, tiene su razón de ser en un intento por posicionarse como referente en el género de los eSports, un término que abarca la competición electrónica de cualquier juego, sea deportivo o no, y de ahí que hayan querido utilizar la terminología correcta: PES 2020 quiere ser referente en los eFootball, y en su nombre lo dejan bien claro.

Aclarado este punto, vamos a centrarnos en analizar lo que nos espera con esta edición que llega con la promesa de muchas novedades, el asesoramiento de un genio de Fuentealbilla (Albacete) y la adquisición de varias licencias muy interesantes.

Que ruede el balón.

eFootball PES 2020: Licencias y modos para seguir compitiendo

Lo decimos todos los años cuando nos toca analizar el último PES. Konami no es lo que era, y no cuenta con los recursos de toda una Electronic Arts, que además cuenta con FIFA (o FUT más bien) como una de sus gallinas ponedoras de huevos dorados. A pesar de ello sigue peleando las licencias con EA Sports al estilo Cholo Simeone… partido a partido, equipo a equipo, competición a competición, y los resultados este año son prometedores.

Es cierto que siguen faltando muchos equipos importantes. Uno mira la Liga Santander Española y solo encuentra al FC Barcelona (club partner y uno de sus grandes valores)… pero ya está. Te vas a la Premier League y solo tienes al Arsenal y el Manchester United.

Sí, hay ausencias pero también presencias importantes. En Italia tenemos la Serie A TIM totalmente licenciada y… oh sorpresa, la Juventus de Turín, el campeón italiano, además en exclusiva de estado, equipación y nombre… lo verás como Piamonte Italiano en FIFA 20.

También encontraremos la Jupiler Pro League belga, La Ligue 1 Conforama y Domino’s Ligue 2 de Francia, la Ladbrokes Premiership escocesa, la Liga NOS de Portugal, Premier Rusa, las ligas de Suiza y Turquía, la Eredivise de Holanda, la Superligaen danesa y también ligas potentes sudamericanas (Chile, Argentina, Colombia, Brasil) además de equipos sueltos como el Universitario, Sporting Cristal y Alianza Lima de Perú.

A esto le tenemos que sumar un par de ligas asiáticas (China y Tailandia) y por supuesto los torneos, donde tendremos la Champions asiática, la International Champions Cup y especialmente la UEFA EURO 2020, que podremos vivir en exclusiva el próximo verano y para mi es uno de los puntos fuertes este año cuando estemos todos los fans de fútbol a tope con nuestra selección nacional.

Todos los años lo digo y este no va a ser menos, y salvo que tengáis la versión de Xbox One, que se queda otro año sin recibirlos, los Option Files nos permiten tener en pocos minutos todas las equipaciones, nombres de equipos y de estadios reales aunque no estén licenciados gracias al enorme – y poco reconocido – trabajo de la comunidad.

Pasándome ya a los modos de juego podemos encontrar los habituales partidos rápidos para jugar en solos contra la CPU o con amigos en multi local, torneos oficiales (Ligas, Copas), incluso sigue la opción de montar un amistoso con jugadores escogidos en base a unos criterios y rondas de intercambio, que siempre es divertido.

Pero vamos a lo que importa, los modos principales siguen siendo myClub y la Liga Master. Además tenemos este año como gran novedad el Match Day.

Grandes mejoras para la Liga Master

Sin duda uno de los aspectos que más ha trabajado Konami este año en este eFotball  PES 2020 es la Liga Master, y falta que le hacía.

Además de escoger un entrenador entre varias opciones, ocho de ellas ex jugadores tan reconocidos como Roberto Carlos, Cruyff, Zico, Maradona, Romario o Matthaüs, contaremos con decenas de cinemáticas donde podremos ver a nuestro técnico arengando al equipo, definiendo con los directivos objetivos de la temporada o valorando el rendimiento de un jugador.

El menú de este modo también ha recibido un gran lavado de cara y ahora parece mucho más de este siglo. También contamos – por fin – con un valor para las transferencias mucho más realista, si bien tanto compras como ventas y renovaciones siguen pecando de simples y habría estado bien algo más de interacción.

Otro detalle curioso es que las interacciones con la plantilla y directiva dependerán de la marcha del equipo, veremos euforia en las victorias pero también ánimos decaídos en las derrotas, y esto se potenciará cuando nos toque enfrentarnos en un derby, considerado más importante y que tendrá cinemáticas extra.

Otras opciones menores como poder desactivar la ventana de traspasos durante la temporada, definir la frecuencia de pago de nuestro equipo o personalizar los logos de los patrocinadores en ruedas de prensa se agradecen, y hacen que por fin la Liga Master sea más satisfactoria que nunca.

Respecto a Matchday tenemos la posibilidad de posicionarnos a favor de un equipo cuando haya ciertos partidos cada semana en el mundo real, y podemos apoyarlo de dos formas… bien jugando partidas online con este equipo, influyendo con nuestras victorias al “marcador virtual”, o bien disfrutando como espectador de los mejores partidos cuando llegue la final, con además un buen número de opciones para que verlo sea más interesante.

Y termino con myClub, el modo que ha recibido menos novedades, y donde podremos volver a construir un equipo a base de representantes y ojeadores que irán permitiéndonos que vayamos subiendo el nivel de nuestra plantilla, mejorar su química e ir ascendiendo en la clasificación participando en partidos offline y online, campeonatos y eventos especiales, con posibilidad de disfrutar de myClub cooperativo para disputar encuentros en línea con amigos.

Volveremos a partir de un jugador estrella cedido y partimos de completos desconocidos de muy poca valoración, así que tocará invertir muy bien los GP o las monedas de myClub, valores que también obtendremos por participar en eventos, ganar partidos, realizar acciones de todo tipo y también como recompensas por conectarnos a diario.

También contaremos con el añadido de nuevas Leyendas como Arshavin, que se unirá a los David Beckham, Johan Cruijff, Batistuta, Totti, Park Ji-Sung, Nakata, Nedved, Oliver Kahn, Matthäus o Vieira.

Y no me olvido del modo Ser una Leyenda, donde escoger a un solo jugador (real o creado por nosotros), que también se favorece del nuevo menú pero básicamente es un modo Manager totalmente limitado por las decisiones de nuestro jugador (poder pedir que nos vendan, escoger posición, dorsal y poco más). Lo cierto es que podría dar más de sí y no es el más popular y se echa mucho en falta feedback en tiempo real sobre cómo lo estamos haciendo, pero no deja de ser curioso.

En definitiva, mejor que el año anterior, especialmente la Liga Master, pero sigue quedándose un poco escaso, hace falta más profundidad en cada modo y estaría genial un modo Historia tipo El Camino… aunque creo que eso ya sería pedirle demasiado a Konami.

Jugabilidad, nuevas y viejas sensaciones

Konami sigue teniendo como objetivo representar el fútbol de la mejor forma posible, y eso se nota en la cantidad de detalles que nos regala el título, y que cualquier fan del balompié disfrutará con una gran sonrisa cuando le sucedan.

Partiendo de una buena base jugable, el objetivo era no estropear demasiado y atacar los puntos más débiles de PES 2019… creo que se ha conseguido a medias.

Uno de esos puntos muy mejorables era el contacto cuerpo a cuerpo, casi inexistente o muy pobre en ediciones anteriores, y que aquí se nota mucho más trabajado. Ahora los jugadores meten el cuerpo para proteger la posición antes incluso de que llegue el balón, disputan el cuero, bracean, incluso hay codazos y puede haber amarillas (y penaltis muy tontos, hay que andar con mucho tiento en el área).

Es cierto que queda margen de mejora, todavía hay situaciones en el que el jugador parece una roca y no hay forma de moverle un centímetro, y a veces tras una lucha parece que los jugadores se quedan desorientados, o no reaccionan a tiempo.

Porque este quizás sea uno de los grandes problemas de PES 2020, la velocidad de reacción en algunas acciones, donde jugadores tardan demasiado en reaccionar, y que se ve agudizada por el factor imprevisibilidad, que está presente más que nunca.

El juego es a ratos muy imprevisible y eso le da mucha vida y también tapa carencias. Balones que rebotan, jugadores que dan malos pases, calculan mal un salto, despejes que dan en tu defensa y se convierten en manos a mano… y todo sumado al catálogo de animaciones que muestra controles de espuela corrigiendo esa variación del balón, despejes con el pecho tirándose al suelo y cientos de movimientos que también vienen refrendados por la magnífica física del balón.

De nuevo el cuero se mueve de una forma magistral, pases cortos, largos, tiros… física de balón y animaciones personalizadas ofrecen momentazos, como cuando metemos una apertura a banda con el exterior tan típica de Thiago, tiramos una pared con Luca Modric o lanzamos un trallazo con Cristiano Ronaldo.

También he visto mejoras en lo relativo a regates, gracias a sus técnicas de primer toque que permiten que un control con el hombro o el exterior orientando bien el cuero sea esencial para darle mejor continuidad a las jugadas, incluso con animaciones que hacen que no toquemos el balón, simplemente lo dejemos rodar. Se nota ahí el asesoramiento de don Andrés Iniesta.

También destacan los pequeños regates 1-2, la típica croqueta, que resultan bastante útiles para salir de algún apuro, aunque no conviene abusar de ellos. La defensa también cuenta con sus buenas animaciones y recursos para defender, obligándonos en ocasiones a masticar bien las jugadas.

El juego tiene un ritmo muy bueno, podemos plantear partidos al contraataque con equipos como el Atleti o el Liverpool, o plantear más toque con el FC Barcelona o el Manchester City. En general los equipos tienen un estilo muy reconocible, y se deja ver jugando contra la CPU.

Otro punto a destacar es la cantidad de animaciones “a medida” de un gran número de jugadores, el ya mencionado Thiago con sus pases, Kross, la zancada de Joao Félix, la forma de correr y rematar de Luis Suarez, la velocidad de Salah… incluso se puede apreciar que para cuando ciertos jugadores tienen el balón el equipo se mueve en consonancia con sus habilidades, asociándose con Messi buscando paredes o desmarcándose si la lleva Hazard o Pjanic.

Por sacarle también puntos positivos, además de la velocidad de reacción tampoco me ha gustado que a veces los jugadores se preparen demasiado la animación de los tiros. Los disparos, eso sí, siguen siendo magníficos, con un balón muy vivo que presenta unas trayectorias de lo más realista.

También los porteros siguen siendo muy buenos, a veces demasiado, y por suerte ya no vemos esa tendencia suicida de las versiones tempranas donde salían demasiado.

La IA defensiva sigue requiriendo mejoras, a veces en defensa hay lagunas, o jugadores que inician un desmarque (sobre todo laterales) y se paran en seco.

Ya lo decía en las impresiones, se nota que Konami ha hecho mucho trabajo “artesanal”, y por eso el juego ofrece puro fútbol pero lo mezcla con limitaciones que requieren un trabajo más profundo.

El problema de PES 2020, y de los últimos PES, es que aunque el estudio sabe maquillar muy bien las carencias, cada vez mejor, no deja de ser maquillaje, y si el juego se plantease desde cero seguro que la experiencia final iba a ser mucho mejor.

Tal vez para eso haga falta cambiar de generación, y eso siempre es complicado. Esta edición tiene algunos pecados pero también muchos detalles maravillosos que nos harán disfrutar de este deporte. La balanza sale positiva, pero si yo fuese Konami me plantearía ir trabajando en esas transiciones entre animaciones porque el maquillaje no puede durar para siempre.

Apartado técnico: Gráficos y Sonido

Gráficamente PES 2020 ha ganado mucho en los menús y algunas caras de jugadores muy bien trabajadas, además de en la iluminación de algunos estadios, especialmente las nuevas adquisiciones, donde se nota que han capturado muy bien la luz y en algunos planos las gradas y el césped lucen espectaculares.

Más allá de eso, y de un cesped ligerísimamente más realista, tenemos bastante continuidad respecto al año pasado, aunque quiero destacar la nueva cámara lejana, que se ha dejado ver mucho por las distintas promociones y aporta un gran ángulo de juego además de ver más de la grada, que ha añadido un poco más de animación.

Respecto a la banda sonora contamos con varios temas interesantes y reconocidos como Jordan Rakei con su “Say Something”, CLiQ con Ms Banks y Alika y “Anything I Do” o Leo Justi con “Bounce”, un total de 25 canciones variadas y que consiguen amenizar nuestro paso por los menús.

Respecto al sonido ambiente sin muchos cambios, aficiones que animan pero pocos cánticos reconocibles. Los comentarios de nuevo bastante mediocres, con Carlos Martínez y  Maldini repitiendo las mismas frases que ya tenemos más que aprendidas, equivocándose a veces con resultados o acciones que no han sucedido y dando unas entonaciones extrañas – a ratos demasiado emocionadas – que quedan un poco mal. En este sentido hace falta una renovación urgente.

Conclusiones

Creo que este año hay más razones que nunca para darle una oportunidad a la saga PES, que sigue dando pequeños pasos hacia delante sin decidirse todavía a dar uno grande y, en mi opinión, necesario.

El juego sigue teniendo grandes carencias en algunas licencias, pero también ha sabido adquirir otras, destacando equipos punteros como la Juve en exclusiva, y por supuesto esa EURO 2020 que nos dará mucho juego este verano.

Se ha mejorado mucho dos de los lunares de PES 2019 como la Liga Master y el sistema de colisiones, y tanto físicas del balón como ritmo de juego siguen siendo magníficos, igual que muchas de las animaciones que nos siguen sorprendiendo por su realismo.

Sigue habiendo mucho trabajo por delante, pero Konami ha vuelto a demostrar que ellos saben mejor que nadie donde dedicar recursos y han conseguido un PES 2020 que mejora en casi todo a su antecesor. A falta de FIFA 20 en el mercado, cualquier aficionado al fútbol debería darle una oportunidad porque lo merece.

Dónde comprarlo

Oferta
Oferta