El pasado mes de junio nos llegaba una interesante propuesta de rol que intentaba aunar los mejores combates por turnos con grandes dosis de diversión. Hablamos por supuesto de Citizens of Space.

En All Gamers In ya lo hemos jugado a fondo y nos preparamos para deciros qué nos ha parecido esta colorida propuesta que llega directamente de la mano de SEGA, y que podría ser, perfectamente, uno de los RPG con mayores dosis de humor.

Por supuesto también tiene muchas cosas de las que tomar nota y mejorar, pero para eso es mejor que sigáis leyendo nuestro análisis, ¡comenzamos!

El embajador y sus locuras

Nos meteremos de lleno en la piel del embajador de la Tierra, que en su primera visita a la Federación Galáctica se encuentra con que el planeta azul ha sido secuestrado, y no tendrá más remedio que reclutar compinches para recuperar su hogar.

Aunque la historia es rápidamente olvidable y no es la principal premisa del juego, no hay que pasar por alto las grandes dosis de risas que nos esperan.

Pese a que la trama no es nada que no hayamos visto o que no podamos predecir, no hay que pasar por alto en absoluto a sus personajes, quienes no solo nos volverán locos con sus disparatados encargos, sino que también se podrán unir a nuestro grupo de vasallos. Pero de esto hablaremos más adelante.

Nuestra misión no será únicamente recuperar la Tierra, también conseguir seguidores

Combates por turnos y cargados de minijuegos, pero siempre como tu prefieras

Hablando del sistema de combate no controlaremos a nuestro Embajador, sino que será el encargado de dar las órdenes a sus vasallos que lucharán por él. Hasta tres de nuestros alocados súbditos participarán en combate, cada uno con características y habilidades muy distintas.

Lo que a primera vista podría traducirse como un sistema de combate excesivamente tradicional, rápidamente se convierte en todo lo contrario gracias a su enorme variedad de minijuegos.

Cada habilidad de nuestros personajes dispone de un minijuego distinto, demostrando el enorme cuidado del equipo a cargo en este apartado, y es que aunque son muy pasajeros y repetitivos -imaginad repetir siempre el mismo minijuego para llevar a cabo una habilidad- también son personalizables.

La variedad de minijuegos es destornillante

La frecuencia de combate, dificultad de los enemigos o de los minijuegos son solo alguno de los parámetros que podremos personalizar cuando queramos, e incluso desactivarlos, demostrando que podemos seguir el estilo de juego que prefiramos en todo momento.

En definitiva, encontramos un sistema de combate muy fresco y personalizable y que gracias a sus muchos minijuegos nos recuerda mucho a lo visto en Papper Mario -eso sí, más simplificados-.

Un robot del salvaje oeste y una amable ancianita son solo algunos de los personajes que podemos controlar en batalla

De excursión por toda la galaxia

Como os contábamos antes, tendremos que explorar los confines de la galaxia para recuperar a nuestro ansiado planeta, a la par que aumentamos a nuestro séquito de seguidores, destinados a cumplir distintas funciones.

Consejeros, vendedores, químicos y otros muchos son solo algunos de los compañeros que se unirán en nuestra misión. Pero no solo servirán de ayuda para la embajada de la Tierra, sino que algunos serán los miembros que podremos utilizar en batalla, contando cada uno con habilidades muy distintas.

Para ello, tendremos que buscarlos por toda la galaxia mientras visitamos una gran variedad de planetas. Todos los escenarios están dibujados a mano y son preciosos, y aunque algunos resultan de lo más inhóspitos, lo cierto es que todos ellos están cargados de detalles y resultan de lo más relajante.

También podremos crear nuestras piezas de equipo, por lo que no descartéis el farmeo

Un apartado técnico de lo más simpático

Ya hemos hablado de lo agradable que es su apartado gráfico y los simpáticos que son sus personajes. Y es que unos diseños dibujados a mano no es algo fácil de resistir, sabiendo paliar todo lo que no nos gusta de la trama.

Eso sí, el apartado sonoro no destaca en absoluto, y pese a que el doblaje en inglés es maravilloso, no hay ninguna melodía que quede para el recuerdo, cumpliendo sin más.

Todos los escenarios están hechos a mano, y algunos presentan verdaderos retos

Otro aspecto que nos ha sabido a poco es la duración del juego, que no llega a ser todo lo largo que podría darse en un RPG por turnos. Aunque su reducido precio compensa esta carencia, sigue siendo una aventura de lo más recomendable.

Tampoco nos ha terminado de convencer lo repetitivo que resultan algunos los muchos encargos que nos hacen, abusando de los coleccionables y las misiones de liquidar a ciertos enemigos una y otra vez.

Los combates aunque resultan divertidos por la enorme variedad de minijuegos, no varían demasiado de uno a otro, y solo tendremos que seguir una estrategia algo distinta cuando nos enfrentemos a algún jefe.

Conclusiones

Pese a ser algo pasajero y corto, Citizens of Space es un juego muy divertido y altamente recomendable para los amantes de los RPG por turnos. Grandes dosis de humor y un apartado técnico muy agradable para la vista se dan la mano en esta aventura.

Además su precio de salida al mercado también es de lo más apetecible y no encontramos ningún motivo para no jugarlo si eres fan del género.

Aunque si es cierto que nos hubiera gustado una segunda mano mejorando un poco la variedad de situaciones en combate, así como unas misiones secundarias más pulidas, para dotarlo de un apartado técnico más notable.

Donde comprarlo

Citizens of Space solo está disponible en formato digital, pudiéndonos hacer con él en PlayStation 4 a través de PS Store, en Xbox One a través de su Store y en PC con Steam.

¿Quieres comentar esta noticia? Puedes unirte a nuestro CANAL DE DISCORD