Medio año después de su estreno en PC (Steam), Bright Memory: Infinite ya está disponible en Xbox Series X|S, PlayStation 5, y Nintendo Switch.

Hablamos de un juego que en 2020, bajo el nombre de Bright Memory, impresionó a propios y extraños con una aventura corta, pero intensa en la que destacaba su apartado gráfico y la trepidante acción que proponía.

Con este nuevo estreno ¿Triunfará al igual que en su versión para PC? ¿Da la talla en consolas? Vamos a descubrirlo.

En un futuro no muy lejano

Nuestra historia tiene lugar en el año 2036, cuando un extraño fenómeno para el cual los científicos no encuentran explicación tiene lugar en los cielos de todo el mundo. Ante la preocupación de la opinión pública, la Organización de Investigación de Ciencia Supernatural (SRO en inglés) envía a sus agentes a diversas regiones para investigar este misterioso fenómeno.

Más temprano que tarde las pruebas les llevarán a concluir en que estos extraños sucesos se encuentran conectados a un arcaico misterio. Una historia entre dos mundos que, para bien o para mal, ha permanecido escondida, pero está a punto de ver la luz.

Bright Memory: Infinite

A balazos y espadazos para salvar el mundo

Si bien Bright Memory: Infinite tiene una historia interesante, generalmente esta pasará a segundo plano para dar prioridad a la jugabilidad y la acción. Desde el primer momento, la espectacularidad se muestra como uno de sus puntos fuertes y sólo tiene un objetivo: dejarnos disparar y sembrar el terror entre nuestros enemigos.

La jugabilidad no tiene grandes misterios. Eliminamos a todo lo que se ponga delante nuestro y para ello poco a poco vamos aumentando nuestro arsenal de armas de fuego como escopetas o rifles de francotirador, pero también tenemos la posibilidad de usar combate cuerpo a cuerpo con una espada y combinar esto con el uso de poderes para así realizar espectaculares combos.

Incluso hay ocasiones en las que podemos recurrir al sigilo para eliminar a los enemigos de forma rápida y sin grandes complicaciones.

La IA se ha visto mejorada con respecta a cómo era en el estreno de la versión para PC, siendo más desafiante, atacando en grupo, desde la seguridad de la distancia o intentando rodearnos.

Con respecto a esto, no siempre enfrentamos al mismo tipo de enemigo, pues hay varias zonas en las que de la nada, en realidad es por motivos de historia que no desvelaremos, veremos como estos pasan de ser tropas de asalto a soldados de otra era. Unos soldados bien equipados y a los que suele costar mucho más derrotar gracias a su resistencia a las estrategias y poderes comunes.

Bright Memory: Infinite

Finalmente, quiero destacar que las habilidades se puede mejorar poco a poco para ser más devastadoras y brutales. Este es un juego que no se corta a la hora de mostrar acción, así que no puedes evitar sentirte como el protagonista de una película. Una película que si bien no es corta, da una experiencia placentera y única a la que siempre apetece volver.

Impactante en todos los sentidos

A nivel visual, Bright Memory: Infinite se luce con unos gráficos realmente impresionantes y unos escenarios que son capaces de captar tu atención desde el primer momento. Es cierto que algunas animaciones son un poco torpes, pero el nivel general del juego es muy alto y se ve “de escándalo” en una PlayStation 5.

Todo esto sin dar problemas de rendimiento, presentar cierres inesperados o caídas de frames. Al menos en mi experiencia, todo ha ido de maravilla y he disfrutado como un niño de todo lo que el juego tiene para ofrecerme. Destaco el hecho de que todo el contenido extra del juego en su versión para PC se encuentre desbloqueado de base, así que no debemos pasar por caja para conseguirlo.

Finalmente, el apartado sonoro del juego es bastante bueno, aunque palidece en algunas escenas en su doblaje en inglés. Recomiendo jugar con voces en cualquiera de los otros idiomas para una experiencia un tanto más inmersiva. Las melodías por su parte dan la talla, aunque en ocasiones pueden ser un tanto repetitivas.

Lo bueno, si breve, dos veces bueno

Al igual que en su estreno en PC, Bright Memory: Infinite llega a PlayStation 5 con una propuesta corta, pero intensa y dispuesta a darte varias dosis de acción para hacerte sentir en tu propia película de acción.

Es un buen juego lo mires por donde lo mires, y en lugar de pretender ser algo que no es abraza con todas sus fuerzas ese espíritu de shooter de la vieja escuela en el que, si bien la historia tiene cierto peso, lo más importante es pegarle tiros o espadazos a todo lo que se mueva y de formas muy creativas.

¿Dónde comprarlo?

Como bien mencionábamos al inicio de este análisis, Bright Memory: Infinite ya está disponible en formato digital para Xbox Series X|S, PlayStation 5, y Nintendo Switch. Ten en cuenta que la versión analizada ha sido la de PlayStation 5, por lo que los gráficos y el rendimiento podrían diferir con respecto a Nintendo Switch.