En 2017, el fundador y presidente de Arkane Studios, Raphael Colantonio, dejó la compañía tras 18 años trabajando en ella. En su momento, comentó que deseaba “invertir algo de tiempo con mi hijo y reflexionar sobre lo que es importante para mi y mi futuro”.

Pues bien, después de un tiempo de descanso, ha vuelto a la actualidad para contarnos qué será lo siguiente en lo que trabaje. Y ha resultado ser un nuevo estudio fundado junto a otro compañero de su antigua compañía.

WolfEye Studios sale a la luz, y su nuevo juego hará lo mismo pronto

Así hemos conocido que Raphael Colantonio y Julien Roby han fundado WolfEye Studios, un nuevo estudio de desarrollo de videojuegos. Y lo mejor es que no tardaremos en conocer qué juego saldrá de sus cocinas, puesto que lo darán a conocer en The Game Awards 2019 del mes que viene.

Roby también trabajaba en Arkane, donde fue el productor ejecutivo de Dishonored así como productor senior en Mafia III. Según GamesIndustry, dejó la compañía y nuevas experiencias en lugares como 2K para hacerlo “ansioso por los tipos de juegos que realmente quería hacer”.

WolfEye Studios parece estar enfocado en responder a las acciones de los jugadores en un lugar donde el mundo de su alrededor reacciona.

Era a lo que queríamos regresar en lugar de estar constantemente distraídos por la complejidad de hacer juegos que técnicamente están más involucrados, y poco a poco tu enfoque en el desarrollo se aleja de la experiencia real hacia tecnicismos que al final no cambian mucho la experiencia.

Ambos responsables han expresado su preocupación por los juegos actuales que se centran en las mejoras gráficas y técnicas. Ellos quieren crear un juego que se vea bien, pero que les permita trabajar en hacer una experiencia para el jugador.

Colantonio puso como ejemplo un proyecto para el que se tomó alrededor de tres meses crear al personaje, pero cuando la tecnología y el presupuesto aumentaron, llevó seis meses crear un personaje mejor gráficamente. Menciona que este tipo de desarrollos llevan a una menos flexibilidad para hacer cambios.

WolfEye es, aparentemente, un equipo pequeño, flexible y remoto que actualmente planes de mantenerse como su propio distribuidor. Por ahora cuentan con menos de 20 empleados, aunque Colantonio ha asegurado que aunque el equipo sea pequeño no significa que vayan a hacer juegos pequeños, sino que pueden hacer grandes juegos mientras se centran en las áreas correctas.

Por ahora, no han dicho nada sobre su primer juego, aunque ya han adelantado que no hay que esperar un nuevo Dishonored. Por suerte, la espera va a ser muy corta, ya que The Game Awards 2019 se celebrarán el 12 de diciembre y veremos entonces su presentación.

Fuente.