Una de las compañías de videojuegos más importantes a nivel mundial y por supuesto europeo, Ubisoft, sigue creciendo en su particular red de estudios repartidos por distintos puntos de Europa.

El estudio responsable de franquicias como Assassin’s Creed, Watch Dogs o Splinter Cell ha abierto dos nuevas oficinas, una en Burdeos (Francia), otra en Berlín (Alemania), que suman unos 100 trabajadores más para ayudar en el desarrollo de títulos para la marca francesa.

Estos nuevos estudios ayudarán a crear juegos AAA para algunas de las mayores franquicias de Ubisoft y hacen que ya existan cinco estudios en Francia y tres en Alemania. En palabras de la directora de Ubisoft Worldwide Studios, Christine Burguess-Quémard:

Nos enorgullecemos de atraer y retener a los mejores talentos creativos de todo el mundo y de establecer videojuegos como una opción de carrera viable y colaborador económico en nuevos negocios.

La apertura de nuevos estudios en Francia y Alemania nos permite ofrecer más oportunidades a los graduados y veteranos de la industria en esas regiones, que a su vez ayudará a nuestros equipos altamente cualificados en el desarrollo de algunas de nuestras mayores franquicias.

En principio Ubisoft Burdeos se encargará de las franquicias desarrolladas en Francia como Just Dance, Steep o Tom Clancy’s Ghost Recon: Wildlands, mientras que el estudio de Ubisoft Berlín ayudará a Blue Byte Studios con “nuevos juegos triple A”. ¿El próximo Assassin’s Creed tal vez?

 

Fuente | GamesIndustry