Los fans de la serie Black Mirror llevaban mucho tiempo esperando ver algo nuevo de ella, y finalmente hace unos días recibieron un nuevo evento muy especial.

El 28 de diciembre se estrenaba en Netflix la película interactiva Black Mirror: Bandersnatch. ¿Y qué tiene de especial? Pues que, para empezar, no es un capítulo más de la serie sino que se trata de una película completa, y que el espectador puede interactuar con ella. Sí, como habéis leído.

La nueva forma de ver películas de Netflix: haciéndolas interactivas

Hace un mes, la plataforma de entretenimiento estrenaba la serie interactiva Minecraft: Modo Historia, siendo el último proyecto del estudio Telltale Games. Pero no era el único plan que tenía Netflix para este formato, y así ha llegado ahora Bandersnatch de Black Mirror.

Básicamente, consiste en una película con actores reales. Pero su toque diferente está en que, en determinados momentos, el espectador tendrá que decidir seguir un camino u otro, y sus decisiones cambiarán el curso de la historia, llevándoles a ver uno de los diferentes finales que hay.

Bandersnatch trata sobre un programador de videojuegos, Stefan Butler (interpretado por Fionn Whitehead), que trabaja para una compañía llamada Tuckersoft en la Inglaterra de 1984. Y aquí está lo curioso de la noticia: uno de los juegos de esta compañía, llamado Nohzdyve, es un juego real al que todos nosotros podemos jugar.

Seguramente, a día de hoy, ya haya muchos fans que han “visto” o completado esta historia quizá hasta en todas sus variantes. Y si es así, seguramente les guste conocer que pueden introducirse aún más en su mundo gracias a este curioso guiño que ha traspasado la pantalla.

Un juego aparentemente ficticio es ahora realidad: así se puede jugar a Nohzdyve

Como estrategia de marketing muy bien pensada, se ha hecho una página web real para la ficticia Tuckersoft que los fans han acabado encontrando. Esta página no solo detalla la “historia” del desarrollador, que cuenta con varios juegos que actúan como guiños a anteriores episodios de Black Mirror, sino que la página de Nohzdyve contiene un videojuego real, jugable con la ayuda de cualquier emulador de ZX Spectrum.

El objetivo de Nohzdyve es controlar a un personaje que cae de cabeza entre dos altos edificios, y recoger globos oculares flotantes mientras se evita una variedad de obstáculos mortales. Es sencillo, pero en el pasado (según la historia de Black Mirror), es lo suficientemente bueno como para conseguir una calificación de cinco estrellas.

Si aún no le has dado una oportunidad de Black Mirror: Bandersnatch, quizá te lo pienses dos veces. Es una aventura entretenida que mantiene toda la esencia de la serie, y además tú eliges tu camino. Si eres amante de las aventuras narrativas, no te lo pienses dos veces. Si no lo eres, te recomendamos que le des una oportunidad.

Fuente.

¿Quieres comentar esta noticia? Puedes unirte a nuestro CANAL DE DISCORD