Hemos realizado estas impresiones con un código digital para la beta (Fase 3) ofrecido por Koch Media para PlayStation 5. También disponible en PS4 y PC.

Hace ya más de dos años se anunciaba el desarrollo de Babylon’s Fall, la nueva propuesta que uniría a Square-Enix con PlatinumGames tras el éxito de NieR:Automata.

Quizás fue por este hecho que todos nos esperábamos una nueva aventura para un solo jugador con un gran peso argumental, aunque nada más lejos de la verdad, Babylon’s Fall es una propuesta cooperativa que se lanzará al mercado resultando un juego como servicio, y aunque mantiene gran parte de la esencia de anteriores obras del estudio, podemos asegurar que estamos ante algo totalmente nuevo.

En AllGamersIn ya hemos podido probar la última beta cerrada del juego, y tenemos unas largas impresiones acerca del él. Donde os adelantamos que Platinum quiere arrancar con algo innovador, pero que a la vez necesita un buen retoque antes de ponerse a la venta el próximo año.

El poder de las armas

La beta comenzará con la creación de nuestro personaje, y aunque en un principio nuestra única opción será la de usar la espada, pronto tendremos acceso a un abanico de armas mucho más amplio.

Espada, martillo, arco, vara e incluso escudo; son las opciones a las que hemos podido acceder durante el trascurso de la beta, y desde ya os avisamos que al igual que pasa con la saga Monster Hunter, es importante saber elegir, pues determinará nuestro rol en el trascurso de la partida.

Del mismo modo que podremos encadenar ataques básicos con pesados, contaremos con una segunda baza. Con los gatillos L2 y R2 (con muy buena respuesta a los gatillos adaptativos de PS5) podremos liberar el poder de nuestra arma, que atacará libremente al enemigo que nos encare mientras nosotros encadenamos golpes cuerpo a cuerpo.

Esto resulta bastante gratificante, pues aunque el sistema de combate necesita un gran pulido, los enemigos cuentan con bastante salud, y ayuda bastante poder hacer grandes combos mientras luchamos.

Cada arma combate de un modo distinto y está pensada para un determinado rol, como el uso del escudo para los tanques -aunque resulta demasiado obvio-, por lo que tendremos que ser consecuentes con nuestra elección una vez que formemos grupo.

Por suerte, este no es nuestro último recurso, también podemos llevar equipados objetos curativos, que tienen límite de uso, todo muy personalizable en el lobby. Así como otros que nos encontremos como bombas temporales, que servirán para relentizar al enemigo.

Hay algunas fases de salto para evitar trampas y caídas, pero tampoco está muy bien elaborado.

A medida que mejoramos nuestro personaje y subimos de nivel, aprenderemos habilidades más variadas y combos más completos, dejando bastante margen al gusto de cada uno.

Hablando en plata, el sistema de combate nos ha parecido divertido, similar a lo visto en Automata, pero necesita varios ajustes, y es que en el multijugador dependemos de la colaboración de otros jugadores para que resulte divertido -no podemos defendernos sin un tanque-.

Así que si somos amantes del single player, estaremos perdidos antes de comenzar, pues no es la opción más adecuada.

Los combates parecen interesantes por sus mecánicas, pero necesitan un pulido. Eso sí, cada arma, cuenta con un estilo diferente de lucha.

Misiones cooperativas y jugosas recompensas

Desde el comienzo estaremos en una gran sala, donde nos prepararemos para la próxima misión y donde además, podremos interaccionar con otros jugadores. Las misiones están muy pensadas para ser jugadas con ellos, y aunque pueden disfrutarse de un modo individual, no resulta ni tan divertido ni tan gratificante.

Una vez que formemos grupo y elijamos misión, seremos liberados en uno de los escenarios que elijamos, donde al igual que en la saga de Capcom, tendremos que buscar a nuestro objetivo y darle caza.

Jugar con gente es también importante para no vernos en esta situación.

Los escenarios que hemos podido disfrutar durante la beta, son bastante lineales, con poco margen para la exploración -algún que otro botín escondido-. A medida que avanzamos por el mismo aparecerán oleadas de enemigos a los que debemos derrotar para poder avanzar, contando con un grupo más poderoso al final de la misión.

Una vez que completemos la misma recibiremos nuestro botín en base a lo que hayamos recolectado por todo el nivel, aquí es donde decidiremos que vendemos y que nos ayudará a progresar con nuestro personaje.

Al terminar la misión recibiremos una recompensa en base a lo que hayamos conseguido.

Divertido solo para algunos

Aunque de saber jugar bien con amigos o el resto de la comunidad es bastante gratificante, el juego no parece dar para demasiado, al menos en su beta, y se echa bastante de menos lo visto en otros trabajos realizados por el estudio.

En los escenarios también hemos visto algunas fases de saltos -para esquivar trampas o lava- acompañados con el uso de un gancho, que aunque podría ser un buen aliciante, resulta bastante ortopédico y metido con calzador.

Lo mismo pasa con el motor gráfico del juego, que aunque parece impresionar por su estilo artístico, se queda a medio gas y llega a parecer un título de hace varias generaciones.

En la base podremos interaccionar con otros jugadores antes de ponernos manos a la obra.

Aunque su jugabilidad y gráficos no han salido bien parados, sí que destacada, como cabría esperar, la banda sonora, que dan un buen fondo al lore decadente y medieval del título y nos pone mejor en situación.

Por desgracia estábamos ante un beta jugable, por lo que no hemos podido meternos de lleno con el argumento, aunque la cosa parece que promete.

Podremos prepararnos bien antes de comenzar las misiones

Impresiones

Babylon’s Fall está cargado de buenas ideas, que se queda solo en eso, ideas. Jugablemente no es tan gratificante como cabría esperar de PlatinumGames, y si bien su multijugador presenta una buena propuesta, se queda a medio camino por la linealidad de sus escenarios.

Por otra parte, el juego necesita grandes ajustes en su sistema de combate y su apartado visual, que esperamos ver completos una vez que se ponga a la venta el próximo 2022.

Sin embargo, la banda sonora y el argumento parecen coexistir en un mundo medieval que estamos deseando descubrir, aunque para ello tendremos que esperar un poco más.

El apartado gráfico tiene mucho que contar, pero también necesita un pulido.