Parece que Bungie esta siguiendo el mejor sendero posible con Destiny 2, la secuela de su ambicioso proyecto inicial, el cual fue de los juegos como servicio más accidentados de todos los tiempos.

Esto pudo ser posible gracias a, entre muchas cosas, separarse de Activision, la cual hacia todo lo posible para generar ganancias con el juego, aunque eso significara romper el juego y entregártelo por trozos, haciéndolo pasar por expansiones.

Entregarte cada año una gran expansión y nutrir a las temporadas con lore interesante e incluso con nuevas inmediaciones con interacciones nuevas es lo mejor que puede hacer Bungie, así Destiny 2 se parece más a lo que debería ser, un MMORPG.

Disfruta gratis la campaña de Destiny 2 Los Renegados por tiempo limitado… O enfurécete por haber pagado hace cuatro años por el

Destiny 2 tiene muy buen apartado técnico y artístico, viéndose mejor que muchos juegos Triple A de los últimos años. Eso trae problemas de espacio, provocando que entregar nuevo contenido sea cada vez más complicado y que algunos usuarios con poco espacio no puedan permitirse jugarlo.

La solución es simple, quitar contenido viejo o lo que menos se juega, para asi dar espacio a nuevo contenido, más actualizado, que no sea solo un trozo de tierra que se vea bonito, como el Cosmódromo.

Ya lo hicieron con El Estratega y con La Maldición de Osiris, dos pequeñas expansiones que antes costaban dinero, pero que hace poco dejaron gratis junto con la campaña del juego base.

Asi que ya sabes, no compres la expansión de Destiny 2 Los Renegados ahora, ya que su campaña estará gratis desde el 7 de diciembre del 2021 hasta el 22 de febrero del 2022, fecha en la que se retirará la campaña junto con sus dos misiones excepcionales y toda la Costa Enredada.

La raid El Último Deseo, Ciudad Onírica y la mazmorra Trono Despedazado seguirán disponibles en un pack para comprar el 22 de febrero. El Criptarca de la Torre tendrá el papel de La Araña y los Campos de Batalla junto con el asalto Celador de la Nada estarán aún disponibles.