Hace casi 4 años se lanzaba al mercado uno de los juegos para los que había nacido la malograda Wii U, un juego que prácticamente justificaba la compra de la consola y que, tras 30 años de fantasías de los fans del fontanero italiano, se hacía realidad: Super Mario Maker.

Una revolución más allá de los videojuegos, que se convirtió en un fenómeno en YouTube, y que el pasado mes de junio volvió, antes de lo esperado, para ampliar aquella experiencia, pero esta vez en Switch, con mucho más parque de consolas y más posibilidades de superar aquél fenómeno de 2015.

El éxito de esta segunda parece tenerlo asegurado, con una legión de fans que no han dejado de crear, compartir niveles y jugarlos tras 4 años de vida de la primera entrega. ¿Pero qué ofrece este Super Mario Maker 2? ¿Es más de lo mismo? ¿Abre nuevas posibilidades?

La verdad es que puede haber división de opiniones, porque como veremos a lo largo de este análisis, hay jugosas novedades pero también muchas cosas que se han quedado en el tintero, o bien a expensas de futuras actualizaciones o contenidos descargables.

Super Mario Maker 2: Destapando la creatividad

Pero empecemos por el principio. Lo que plantea Super Mario Maker 2 es una herramienta sencillísima de edición de niveles de la saga 2D de Super Mario Bros, poder compartirlos con el resto de jugadores a nivel mundial y ofrecer la posibilidad de jugar a cualquiera de esos niveles compartidos, que en el momento de escribir este texto son más de 2 millones. Sin duda, estamos ante un juego infinito y el juego definitivo de la saga plataformera.

Si no eres muy creativo o no sabes por dónde empezar, no te preocupes: el juego incluye tutoriales de edición de niveles y, como novedad principal, un modo historia. Este modo historia viene a sustituir los 80 niveles inconexos que traía la primera entrega.

Ahora, un pequeño vídeo introductorio nos muestra cómo el castillo de Peach se ha borrado por error y Mario, junto con la tropa de constructores de Toad y Toadette, tendrá que conseguir monedas a lo largo de 120 niveles para costear las obras de reconstrucción.

Se agradece la inclusión de este modo para aquellos que prefieren jugar a crear. Aun así, la historia es simplona y no da para mucho; en unas 4-5 horas se puede completar al 100%.

Modo edición: Crear para que otros disfruten… ¡o sufran!

El modo principal, en el que pasaremos la mayor parte del tiempo, sobre todo si eres un creador nato como yo, es en el modo de edición. Al igual que en la primera entrega, crear niveles es sencillísimo, especialmente con los controles táctiles. Utilizar el mando y la Switch en modo dock es bastante engorroso para crear niveles, y da la sensación de que podría haber estado más depurado.

Las mayores novedades se encuentran en el modo de edición, donde se han incluido nuevos enemigos, tipos de plataformas, peligros, etc. El juego permite crear en 4 estilos: Super Mario Bros, Super Mario Bros 3, Super Mario World y New Super Mario Bros Wii.

Y como novedad principal, se ha incluido el nuevo estilo Super Mario 3D World. Si bien no se permite crear niveles 3D, Nintendo ha hecho un gran trabajo llevando el estilo de dicho juego a unas 2,5D.

Distintos estilos, misma esencia

Visualmente el estilo Super Mario 3D World es el más llamativo y las diferentes mecánicas y moveset de los personajes hacen que dicho estilo sea incompatible con los otros 4, de forma que al seleccionar éste, cualquier cambio se elimina de forma automática.

También cabe mencionar que además de los 6 tipos de fase de la entrega original (planicie, subterráneo, acuático, casa encantada, aeronave y castillo), se le unen 4 más (desierto, nieve, bosque y cielo).

Por último, ahora el juego permite crear subzonas verticales, personalizar el autoavance e incluso introducir condiciones de victoria para poder superar el nivel, como conseguir un determinado número de monedas, matar a cierto enemigo o completar el nivel sin saltar, entre otras.

Son más que suficientes novedades, que permiten crear niveles muy diferentes y el conjunto queda mucho más completo, pero se siguen echando en falta algunas opciones y existen limitaciones que no se entienden.

No es posible crear overworlds, ni modificar el autoavance en subzonas verticales, sólo se puede cambiar el nivel del agua/lava en los tipos de fase de bosque y castillo, no todos los elementos de edición son compatibles con todos los estilos, se han eliminado posibilidades como las de colocar objetos sobre caparazones, etc.

Es posible que veamos nuevos añadidos en futuras actualizaciones o contenidos descargables, pero da la sensación de que se han dejado muchas cosas fuera sin motivo aparente.

Comparte tus niveles en línea

Y ya pasando al modo online, para cuyo uso es imprescindible la suscripción de pago de Nintendo, también trae luces y sombras.

Seguiremos pudiendo publicar nuestros niveles (sólo 32, frente a los 100 que podíamos publicar en la primera entrega), jugar los de nuestros amigos o cualquier otro jugador, dejarles comentarios y darles un corazón, así como buscar cualquier nivel dentro de la comunidad online con varios filtros de búsqueda para jugar aquellos niveles que más nos gusten.

Por otro lado, el desafío de los 100 Marios se ha sustituido por el desafío infinito, en el que tenemos un número limitado de vidas para superar tantos niveles de la comunidad como podamos (en 4 niveles de dificultad).

Y por último, se ha añadido un nuevo modo cooperativo y competitivo, en el que nos enfrentamos junto a otros 3 aliados, o contra otros 3 rivales, para llegar a la meta.

Lamentablemente, como suele venir ocurriendo en los últimos años con un gran número de juegos de Nintendo, el lag hace prácticamente injugable estos modos en el momento en que escribimos estas líneas. Esperamos que en futuras actualizaciones corrijan este problema, así como la posibilidad de jugar con amigos, algo que no incluye el juego y que Nintendo ya se ha encargado de asegurar que es una funcionalidad que llegará en un futuro.

Conclusiones

En resumen, nos encontramos una vez ante lo que podría ser la entrega definitiva de la saga 2D plataformera de Super Mario, que se ve empañada por algunas decisiones que no se entienden: no poder jugar con amigos los modos cooperativo y competitivo, publicar únicamente 32 niveles, la ausencia de algunas posibilidades de creación que sí estaban en la primera entrega y algunas limitaciones con respecto a las novedades que incorpora el modo de edición.

No obstante, se trata del juego más completo de Super Mario Bros, un juego infinito, tremendamente divertido y una lección de cómo ofrecer al usuario una herramienta de edición potente y extremadamente sencilla.

Super Mario Maker 2 te encantará si te apasiona diseñar niveles de plataformas, pero también si sólo quieres jugar centenares de niveles de lo más originales. El juego se disfruta aun más si conoces alguna comunidad de jugadores/creadores de calidad. Y estamos seguros de que, dentro de unos meses, y teniendo en cuenta los movimientos de Nintendo en los últimos años, el juego se expanderá con nuevas posibilidades y mejoras.

Desde AllGamersIn te invitamos a probar los niveles de un servidor, Jowser, introduciendo el ID en la pantalla de búsqueda de creadores y niveles: V7M-6GJ-2KG. Márcanos como creador favorito y podrás jugar un par de niveles nuevos semanalmente, además de encontrarte con muchos creadores de calidad.

Dónde comprarlo

¿Quieres comentar esta noticia? Puedes unirte a nuestro CANAL DE DISCORD