Tras la caída de la República llegó el Imperio, y para contarnos un poco sobre el destino de los Jedi llega Star Wars Jedi: Fallen Order. Y sí, pese a que haya sido un tema bastante abordado en los libros y cómics (aunque la mayoría de ellos ya no forman parte del canon) pocos han sido los videojuegos que se han atrevido a ello.

Así que aquí está la gran promesa de este año para el mundo de los videojuegos, pero especialmente para los fans de Star Wars. ¿Merece la pena? vamos a descubrirlo en este análisis de la versión para PC (Origin).

Intentando sobrevivir

Aproximadamente cinco años han pasado desde el final de Las Guerras Clon, la caída de la antaño gloriosa República Galáctica y el nacimiento del Imperio. En este periodo de tiempo, la antiguamente aclamada y respetada Orden Jedi ha sufrido un gran golpe. Traicionados, perseguidos y casi diezmados, los pocos miembros que han escapado de la Orden 66 intentan seguir adelante.

Algunos Jedi tratan de reagruparse y buscan aliados para plantar cara al Imperio Galáctico, pero otros como Cal Kestis han preferido olvidarse del pasado y buscar una nueva vida.

Desgraciadamente o por fortuna, los caminos de la fuerza son misteriosos, y pronto la vida de Kestis cambiará para llevarle a una misión casi suicida mientras intenta completar su entrenamiento, encontrar aliados inesperados y recuperar su vínculo con la fuerza.

Encajando

La novedad más grande en Star Wars Jedi: Fallen Order es su sistema de combate, uno que si bien es similar a lo visto en The Force Unleashed y Jedi Academy, ha sido mejorado y pulido para otorgar una mayor variedad de opciones y ser más inmersivo tanto al atacar como al defender. También se incorporan elementos de títulos como Sekiro o incluso Tomb Raider, todo esto para hacer un trabajo igual o más bueno que el visto en el legendario Star Wars Episodio 3 para PlayStation 2 y Xbox.

Atacar o bloquear, ambas acciones son igual de importantes y ambas son penalizadas si se abusa de ellas, así que lo mejor siempre será buscar un equilibrio. Importante también es el hecho de dosificar la salud y saber cuando descansar, pues recuperar vida significa hacer que los enemigos vuelvan a aparecer (esto aplica al 99.9% de ellos).

Como todo Jedi que se precie, Cal Kestis cuenta con una amplia variedad de habilidades (todas ellas bastante coherentes dentro del universo de Star Wars) que se irán desbloqueando y mejorando según vayas progresando en la historia y recuperando tu conexión con la fuerza.

Pero ¿Qué sería de un Jedi sin aquella mítica arma para tiempos más civilizados? Star Wars Jedi: Fallen Order demuestra la importancia de esta poderosa y noble arma permitiéndote personalizarla a un nivel más profundo que el visto en la saga Jedi Academy. Desde el color del cristal kyber hasta su empuñadura, todo es personalizable e incluso es posible escoger entre un sable láser común o uno de doble hoja. Un caso en el que sí se nota la diferencia, pues uno está enfocado en combates individuales, mientras que el otro lo está en combates contra un gran número de enemigos.

Si de personalización hablamos, también es importante el hecho de que esta se encuentre estrictamente ligada a la exploración. Sí, pese a no poseer mapas que se podrían definir como “mundo abierto” Star Wars Jedi: Fallen Order recompensa el hecho de tomar la iniciativa y decidirte a explorar. Nuevos objetos cosméticos, mejoras y cantidades importantes de información son un premio jugoso si te gusta Star Wars y dedicas un poco de tu tiempo a conocer más los planetas.

Cabe destacar que Respawn Entertainment también se ha preocupado por llevar un juego con todos esos elementos al gran público, y es así como nada mas iniciar nos encontramos con diferentes tipos de dificultad enfocadas a diferentes clases de jugadores. Mostrándote el balance entre dificultad, reacción de los enemigos y posibilidades para explorar que tendrás a lo largo del juego.

Un canon digno

La historia de Star Wars Jedi: Fallen Order tiene lugar en el 14 ABY (antes de la batalla de Yavin), esto la sitúa en el periodo conocido como “La Purga” y actualmente es parte del canon. En otros tiempos esto habría supuesto un problema de continuidad, pero lo cierto es que el título de Respawn Entertainment no tiene demasiados fallos argumentales y encaja perfectamente en el canon actual.

La historia de Cal Kestis, pese ser sencilla es interesante y cuenta con multitud de referencias que todos aquellos fans que hayan seguido de cerca el nuevo universo expandido entenderán. Los secundarios por su parte, gozan de cierto carisma que les hace ser queridos, algo que se extiende incluso a personajes como la Segunda Hermana, una inquisidora que si bien ya era parte del canon, merece tener hasta un episodio propio a modo de expansión.

Aún con todo eso, y pese a que la historia es bastante sencilla de digerir, si no tienes demasiados conocimientos sobre Star Wars y quieres tener alguna base, lo recomendable es como mínimo ver Star Wars Episodio 3: La venganza de los Sith.

Star Wars Jedi: Fallen Order

Star Wars

Ser un titulo con la etiqueta de Star Wars es una gran carga, y múltiples juegos de dudosa calidad vistos anteriormente nos han enseñado que no sólo basta con el nombre para ser reconocido como un buen juego de esta saga. Así que ha sido una auténtica alegría ver como es que el estudio desarrollador se ha tomado su tiempo para crear esa atmósfera que rodea los primeros años del imperio.

Todos y cada uno de los planetas que visitarás cuentan con su propia fauna, accidentes geográficos o lugares emblemáticos. En todos ellos se puede notar que todo ha ido cambiando en los últimos cinco años y que seguramente nada vuelva a ser como era. Planetas tan vistos en cómics, películas o videojuegos como Kashyyyk consiguen sorprender para bien y enriquecen el lore de Star Wars.

Star Wars Jedi: Fallen Order

Ahora bien, pese a esto hay que admitir que Star Wars Jedi: Fallen Order no es para nada un portento gráfico o se convertirá en un exponente de esta generación. Y no estoy diciendo que se vea mal, pero sí que podría haberse visto mucho mejor. Buscando el punto positivo, me gusta pensar que gracias a ello el juego corre en una gama más amplia de equipos.

Al momento de escribir este análisis, el juego ya goza de un primer parche que corrige gran parte de sus problemas de rendimiento (en PC), así que no deberías tener demasiados problemas para disfrutar de él. Eso sí, hay algunos glitches que podrían ser un poco incómodos (sobretodo los relacionados al uso de cuerdas), pero de momento no me he encontrado con algo lo suficientemente grave como para sentirme frustrado (esto jugando de forma “normal” y sin forzar acciones extrañas).

Finalmente y respecto a la música, es cierto que raro es el videojuego de Star Wars que no destaque en este apartado (especialmente si se utiliza la música de John Williams) pero en el caso de Star Wars Jedi: Fallen Order comprobarás que los temas propios se llevan roban el show. Aunque también hay lugar para hacer homenajes y optar opciones arriesgadas como utilizar melodías ya existentes pero poco conocidas con algunos cambios y arreglos.

Y por si tenías dudas, SÍ, el juego llega con voces y textos en español. Ambas de gran calidad y contras las que poco o nada negativo se puede decir, y por supuesto a nivel de efectos de sonido el trabajo vuelve a ser magnífico, especialmente con los sonidos tan reconocibles del sable de luz o los disparos de los blásters, que siempre son un aliciente para nuestros oídos y un punto más a favor si somos fans de la saga galáctica.

Confía sólo en la fuerza

Star Wars Jedi: Fallen Order es un juego de gran calidad que cumple con creces lo que promete. Además de esto, contiene innumerables referencias a los fans más fieles de la saga pero no descuida a quienes dan sus primeros pasos en una galaxia muy lejana.

Esto también se ve reflejado en su dificultad accesible pero al mismo tiempo desafiante y con numerosas opciones para diversos tipos de jugadores. Su historia no supone ninguna revolución en lo que se ha visto en el mundo de los videojuegos, pero la forma en la que Cal va evolucionando y aprendemos con él si deja y dejará momentos memorables en la memoria de muchos.

Junto a The Mandalorian, Star Wars Jedi: Fallen Order es una de las grandes sorpresas y recomendaciones de este 2019 en lo que a Star Wars respecta. Respawn tenía una tarea titánica por delante, y para nosotros ha cumplido y con nota.

Star Wars Jedi: Fallen Order

¿Donde comprarlo?