En esta industria hay juegos para toda clase de personas. Tenemos desde aquellos enfocados en la experiencia multijugador más cinematográfica, hasta los que sólo buscan sacarte una sonrisa siendo sencillos pero entrañables.

Es en esta categoría donde podemos encontrar a Gang Beasts, un party game que sólo pretende que pases un buen rato con amigos o familia.

Aunque eso sí, no se hará responsable si se desata el caos en casa…

No pienses, disfruta

Gang Beasts lleva ya un tiempo en PC (Steam) y PlayStation 4, pero no ha sido sino hasta inicios de este mes que finalmente se ha puesto a la venta su edición en formato físico, una que guste o no hace el producto más asequible a su público objetivo. Los jugadores casuales que buscan diversión sencilla pero efectiva.

El juego no cuenta con una historia como tal, y nada más iniciarlo puedes saltar a la acción sin preocuparte por saber como jugar o entender algo, pues todo se puede ir aprendiendo sobre la marcha, e incluso hay tiempo para ir improvisando. Aunque eso sí, no se puede jugar en singleplayer, así que siempre vas a necesitar a alguien más para poder pasártelo bien, puedes escoger entre jugar en cooperativo local entre cuatro o en el modo online de hasta ocho personajes.

También existe un editor de personajes que, si bien no es el más completo del mercado, es extenso y cumple a la perfección, pues cada personaje o equipo se puede diferenciar y contar con un estilo propio. Pirata, luchador, bombero y más opciones ¡la decisión es tuya!

Gang Beasts ofrece cuatro modos de juegos en los que podrás personalizar la duración y los escenarios a jugar. Entre estos modos tenemos dos dedicados a combatir y empujar a otros jugadores a su muerte y otros dos dedicados al fútbol o a la cooperación contra oleadas de enemigos.

A nivel personal, y sin desmerecer a los otros dos, recomiendo probar los modos “Pelea” y “Olas”. El primero es una auténtica locura en la que todo puede pasar y las risas y puñaladas por la espalda están aseguradas, mientras que en el segundo habrá que unir fuerzas para empujar a numerosos enemigos a las vías del tren.

¿Qué pasa con las mecánicas? bueno, como ya he dejado caer antes, estas son sencillas y como he dicho puedes ir aprendiéndolas sobre la marcha (prueba de hecho es que mi hermana pequeña ha jugado conmigo para poder realizar este análisis). Sólo tendrás que valerte de las físicas y los escenarios para sembrar el caos mientras ser el último en pie y divertirte.

Golpeando a un enemigo MUY PARECIDO a cierto presidente.

Sencillo pero funcional

A nivel gráfico, Gang Beasts cuenta con un estilo sencillo que pese a parecer tosco goza de mucha personalidad y que funciona muy bien con la combinación de escenarios, personajes y personalización.

El rendimiento por su parte es bastante bueno y pese a que en un principio las físicas te hagan pensar que el juego está roto, lo cierto es que no lo está y puedes jugar durante horas sin grandes inconvenientes o caídas de frames.

Hay que destacar la banda sonora, que aunque a primera vista pueda parecer sencilla, es bastante buena y sabe transmitir esa aura de “vamos a relajarnos y desconectar”. Además de esto, el ritmo del que goza el tema principal está a la altura o supera a muchos de grandes producciones.

Vamos a liarla

Gang Beasts es un juego sencillo que puede dar mucho juego estas fiestas o en las reuniones con familia y amigos. No necesitas comerte la cabeza intentando comprender mecánicas o explicándoselas a otros, sólo hace falta coger los mandos y dejar que todo fluya.

Este análisis ha sido bastante corto sí, pero es debido a que estamos ante la clase de juego que gana mucho cuando se experimenta de primera mano.

Si eres padre o madre de familia y no te aclaras (o no te fias) con el formato digital, siempre puedes hacerte con una copia física del juego, el cual es publicado en España por Meridiem Games a un precio bastante reducido.