Las aventuras de supervivencia de mundo abierto es un género en auge que nos ha regalado grandes joyas en la actual generación de consolas.

Ahora nos llega Fade to Silence, un título que sin revolucionar al género, incorpora nuevas mecánicas que hacen más dura la supervivencia al igual que más “congelada”.

Si os gustan los desafíos y aún estáis indecisos con la nueva propuesta de THQ Nordic con Black Forest Games, pero aún estáis indecisos, acompañadnos en nuestro análisis. Pero eso sí, cerrad bien la puerta, en este mundo hace un frío que pela y no tenemos brasero.

Sobrevivir al invierno nunca será más duro

Los jugadores asumen el papel de Ash, un líder natural pero atormentado, explorando un desierto congelado post-apocalíptico, reuniendo los recursos necesarios para establecer un refugio de supervivencia.

Con la disminución de los suministros, las tareas simples como actualizar el equipo y recolectar materiales requieren una expedición inmediata. En la búsqueda de materiales de supervivencia, los jugadores deben navegar por un vasto territorio, en el que se encontrarán con monstruos de Eldritch y un enemigo aún mayor: el implacable invierno.

Así es, estamos ante un título de supervivencia donde deberemos hacer frente al frío, el hambre y la muerte a mano de nuestros enemigos. Pero hay más, pues nuestro protagonista sufre amnesia, y recuperar sus recuerdos nunca fue más doloroso.

Un apocalíptico y congelado mundo se abre ante nosotros

A los pocos minutos de jugar ya podremos explorar el vasto mundo que se abre ante nosotros, reuniendo todos los elementos de supervivencia con una dificultad que hará gala de los más expertos. No morir es el verdadero reto de este juego, pues ya os avisamos que hacerlo será bastante simple.

Por un lado tendremos que cazar y recolectar hierbas para no morir de hambre, así como alimentar a los supervivientes de nuestra base. Pero no será lo único, pues el frío será un enemigo aún peor, nuestra temperatura irá bajando constantemente y con ella nuestra vitalidad.

En una de las ventiscas podemos morir si no prestamos atención suficiente al indicador de temperatura

De hecho, si mientras exploramos llega una ventisca, disponemos de pocos segundos para encontrar refugio, lo que nos ha parecido extremadamente difícil, aunque no podemos negar que es un apartado muy buen cuidado. Elementos como llevar pieles o una antorcha hará que nuestra temperatura corporal descienda más lento, todo una ayuda.

Sin embargo hay un tercer factor a tener en cuenta en este título de supervivencia, nuestros enemigos. Que harán gala del elemento peor cuidado del juego, el sistema de combate, poco explotado y con algunos defectos, pero que sumará nuevas mecánicas a tener en cuenta en este título.

También habrá misiones secundarias que ayudará a ampliar nuestra base

Morir es solo el principio, pero puede ser también el final

El principal inconveniente que hemos experimentando al jugar a Fade to Silence es que el juego es poco intuitivo, y aunque contamos con breves tutoriales, lo cierto es que los elementos de supervivencia son tantos que morir durante las primeras horas de juego es todo un hecho.

Algunos se encontrarán en su salsa a enfrentarse ante un título difícil -ya os avisamos a los coleccionista de trofeos, en su dificultad más baja estos estarán deshabilitados-, pero hay que tener especial cuidado, pues si nos quedamos sin llamas de vida y morimos, tendremos que empezar la aventura desde cero, reiniciándose casi todos los elementos que tuviéramos.

Otro gran defecto que hemos encontrado al título, es que no tardará en hacerse repetitivo, y aunque reúne un sin fin de elementos jugables, algunos como ya hemos dicho están poco explotados, lo que suma repetitividad.

Además su mundo no es excesivamente grande, y aunque la aventura puede durar varias decenas de horas, no tardaremos en tenerlo todo demasiado visto.

Si os fijáis, nunca conseguimos recuperar toda nuestra vida, el frío nos hace mella

Para sobrevivir al invierno hace falta un buen campamento

Fade to Silence no es solo un título de supervivencia con combates mejorables, también reúne muchos elementos de estrategia, como la construcción de nuestra base y la búsqueda de supervivientes que trabajen en ella.

De este modo, y farmeando materiales, podremos construir fuertes barricadas u otros elementos que nos harán la vida más fácil en este cruel mundo.

Como hemos dicho, también tendrás que buscar nuevos aldeanos para tu campamento, que hará de mecenas a un sistema de tareas secundarias. Estos también necesitarán cuidados, así como explorar nuevas zonas y reclamarlas como nuestras para que cacen y con ello nos proporcionen víveres necesarios para la supervivencia.

Por otra parte, también podemos crear objetos a partir de materiales recolectados como pociones y distintos alimentos, así como piezas de nuestro equipo, todo un clasicazo en el género, aunque no tardaremos en darnos cuenta de que está poco explotado y no hay tantos objetos por crear.

Aunque está bien poder crear nuestros objetos, no hay tanto donde buscar

El apartado técnico es muy bello pero anticuado

En cambio con el apartado técnico de este título hemos encontrado sentimientos encontrados. Por una parte las animaciones y gráficos son de lo más anticuados, y no hacen justicia sana al resto de elementos.

Animaciones sin vida así como efectos de la pasada generación, nos lleva a pensar que estamos ante un título de Playstation 3, pero todo esto cambia cuando exploramos su mundo.

Los escenarios son muy recolectables, haciendo que jugabilidad y belleza coexistan bien

El congelado terreno que visitaremos es precioso, y por muy letales que resultan sus ventiscas, los efectos de la nieve son magníficos. Aunque hay muchos elementos con los que interaccionar -como los materiales de farmeo o de caza-, todo queda estupendamente en el mundo del juego, siendo este el apartado que más nos ha gustado.

Eso si, los gráficos del juego rinden perfectamente a 1080p y 60 fotogramas por segundo, todo un lujo para tratarse de un mundo tan grande, aunque por desgracia sus elementos pueden hacerse repetitivos rapidamente, al igual que el juego en sí.

Conclusiones

Fade to Silence encantará a todos los jugadores que busquen un reto así como a los que adoran las aventuras de supervivencia. Eso sí, no tardará en hacerse repetitivo para todo el mundo, y aunque la libertad que ofrece el juego es tremenda, hubiéramos preferido algo de ayuda por parte de la IA.

Tampoco hay que obviar que su sistema de combate es tremendamente simple, y aunque algunos combates son un reto, no dejan de ser repetitivos y carentes de mecánicas, todo un punto negativo para esta aventura, al igual que sus anticuados gráficos.

Ahora bien, si sabes pasar por alto  estos fallos y quieres lanzarse a una desafiante aventura de supervivencia, en Fade to Silence encontrarás decenas de horas de recolección de materiales, mejora de bases y tareas secundarias.

Donde comprarlo

El juego está disponible tanto en formato físico donde más a bajo os adjuntamos un enlace, como en formato digital. Estando además en su lanzamiento con una reducción de precio que hace esta aventura de supervivencia se encuentre a un precio de 44.99€.

¿Quieres comentar esta noticia? Puedes unirte a nuestro CANAL DE DISCORD