A veces y aunque todavía haya muchos que pongan esto en duda, las compañías independientes más humildes, compuestas por un pequeño y apasionado equipo, pueden sacar adelante un proyecto que haría palidecer a más de un triple A. Este es el caso de Anima: Gate of Memories, un título que empezó llamándome la atención hará alrededor de unos dos años cuando se anunció, y se vio el primer teaser sobre dicho juego. Esa atmósfera oscura y decadente, la posibilidad de controlar a una protagonista que se podía alternar con otro personaje, esos grandes jefes finales, y una música épica que acompañaba en todo momento al vídeo. ¿Cómo no iba a llamarme la atención algo así?

Por fin aproximadamente dos años después de este primer gameplay, tenemos ante nosotros Anima: Gate of Memories para PlayStation 4, Xbox One y PC. ¿Queréis saber más sobre el título? No dudéis pues en acompañarnos a lo largo de este texto en el cual iremos desgranando los entresijos que conforman este juego independiente de corte rolero, pero cuyo combate dinámico se asemeja más a un título puramente de acción.

Historia

La historia sigue la línea de los dos protagonistas: La portadora de calamidades, una chica sin nombre y un pasado perdido, y el demoníaco y poderoso ser Ergo Mundus, que por cuestiones del destino se ha visto confinado dentro de un libro que acompaña siempre a la portadora en sus aventuras. Tanto la portadora como Ergo, son miembros de una sociedad llamada Nathaniel, que se encarga de acabar con la oscuridad. A ambos se les encomendará la misión de recuperar un artefacto que ha sido robado por la Dama Roja, un importante libro conocido como Byblos.

Pero antes de darse cuenta, los dos protagonistas se verán inmersos en algo mucho más grande de lo que habrían pensado jamás. Conocerán y enfrentarán a varias de las más poderosas entidades que hayan existido jamás, mientras luchan por resolver los misterios que van surgiendo en torno a su aventura.

Jugabilidad

Como comentamos antes, este juego se enfoca en el género RPG de acción de principio a fin. El combate aún así recuerda más a un juego de acción al uso, pero hay además habilidades para mejorar. Los jugadores pueden cambiar entre la joven portadora y Ergo Mundus pulsando un solo botón, es interesante también la posibilidad de mezclar combos durante el cambio de personaje. El combate se siente muy fluido, y fuera de unos pocos problemas con la cámara, funciona perfectamente. Siempre resulta entretenido el poder acabar con todos los enemigos que podamos, jugando a variar entre ambos personajes y probando distintas combinaciones de ataques. Dicho esto, tampoco os aconsejamos confiaros demasiado, dado que el combate no se trata simplemente de machacar botones a lo loco, de hecho, eso os puede conducir a una muerte rápida y segura en muchas ocasiones.

Como en cualquier juego de este género, los personajes irán subiendo de nivel conforme vayamos liquidando a los enemigos que salgan a nuestro paso, y una vez que lleguemos al siguiente nivel se nos proporcionarán dos puntos de habilidad para invertir en las distintas ramas de un árbol de habilidades, que aunque bien es cierto que no es demasiado profundo en comparación con otros juegos similares, si que nos aporta unas mejoras significativas en lo que se refiere a los ataques, la defensa o el uso de la magia. No podremos crear una versión única de la portadora o Ergo, pero si que los reforzaremos y serán mucho más viables en combate.

Durante nuestra aventura encontraremos armas y artefactos que podremos equipar a cada uno de nuestros protagonistas, y si bien no hay una representación visual de las armas, si figuran los aumentos de las estadísticas en el daño que infligimos cuerpo a cuerpo y en la magia. Anima: Gate of Memories, nos propone además algunos puzles para resolver. Nada que requiera que nos estrujemos demasiado la cabeza, pero en la mayoría de casos tampoco serán sencillos de resolver. Seguramente tal y como le pasó a un servidor, tengáis que recurrir a los fragmentos de memoria que hayáis recogido con tal de conseguir algunas pistas que os faciliten la resolución del rompecabezas en cuestión.

En cuanto al tema de la exploración, todo está completamente abierto, lo que significa que podremos dar marcha atrás a cualquier parte del juego, algo que tendréis que hacer con cierta frecuencia. En estos momentos se echa en falta un sistema de viaje rápido, que agilice un poco el movimiento entre diferentes zonas cuando sea preciso, ya que el mundo es enorme, y puede tomarnos un buen tiempo el recorrerlo de un sitio a otro.

Gráficos, sonido y duración

El apartado visual es bastante decente, a la par con los juegos de mejor aspecto de última generación, y recordándonos inevitablemente al aspecto gráfico de otro juego con el que parece guardar bastantes similitudes como es Nier. Como ya comentamos antes, disponemos de un basto mundo con ambientes variados, sin embargo, no hay demasiado que podamos hacer en estos, excepto encontrar algunos objetos y luchar contra algunos enemigos. Hubiera sido de agradecer encontrarnos con un mejor diseño de los enemigos, aunque debemos romper una lanza a favor de los jefes finales, que si están bastante más trabajados.

La banda sonora está a un gran nivel, y cumple bastante bien en el conjunto del título. Creo por tanto que teniendo en cuenta el pequeño equipo de desarrollo que hay detrás de Anima: Gate of Memories, han hecho un trabajo notable en estos aspectos. La duración del juego ronda las 25-30 horas en cuanto a la historia principal se refiere, pero contamos además con un modo nuevo juego más, que dispondrá ante nosotros más finales diferentes.

Conclusión

Anima: Gate of Memories es un título de acción/RPG bastante sólido, recomendado especialmente para aquellos fans de Nier, que puede servirles para rememorar y a la par para paliar la espera hasta que llegue la próxima entrega del juego. La duración es mayor de lo que esperaba, y continuamente se adereza nuestro viaje con nuevos enemigos y puzles de todo tipo. Hay suficiente contenido de calidad, lo cual es cuanto menos impresionante teniendo en cuenta que el juego fue desarrollado por tres personas. Personalmente, me divertí mucho con este juego, y me sorprendió en casi todos los sentidos. Sin duda, recomendaría echarle un vistazo, dado que por apenas 20€ podréis encontrarlo en la Store de PS4. No podemos olvidarnos de mencionar que si queréis podéis igualmente decantaros por la versión física, que ha sido distribuida en nuestro país por los compañeros de Badland Games.

¿Quieres comentar esta noticia? Puedes unirte a nuestro CANAL DE DISCORD